Sigue a Bebesymas

bebé

Hoy quiero hablarles de una enfermedad poco conocida pero nada grave que estos días está aquejando a mi bebé de 10 meses. Es bastante habitual en época de calor y suele darse en bebés de entre 3 meses y un año, en algunos casos hasta los 3 años, pero es menos frecuente.

Os lo cuento porque suele ser bastante desconcertante y los primeros días preocupa mucho. A mi hija mayor le sucedió con 8 meses, así que la segunda vez ya estaba preparada y apenas vi esta vez los puntitos en la cara, no lo dudé.

Paso a explicarles. Se la suele llamar sexta enfermedad por el hecho de que se localizó después que las otras cinco enfermedades exantemáticas más conocidas: el sarampión, la escarlatina, la rubéola, la varicela, y el megaloeritema. Científicamente es llamada exantema súbito o roséola infantil.

El bebé comienza presentando repentinamente fiebre muy alta, de más de 39 grados, pero su aspecto es normal, y la temperatura no altera su estado de ánimo general más allá de la típica molestia de la fiebre.

Por la edad, creí que la fiebre se debía a la salida de los dientes ya que tiene las encías inflamadísimas por tres dientes que están cortando a la vez. Pero como la fiebre era muy alta, a las 48 horas la llevé al pediatra quien me dijo que más de 38 grados de temperatura es imposible que sea sólo por los dientes. Le hizo un análisis de orina para descartar una posible infección urinaria y además, notó la garganta algo inflamada, pero nada como para 39 grados.

Lo atribuimos a que a lo mejor el termómetro chupete había “mentido” más temperatura que la real.

Al día siguiente, desapareció la fiebre, pero aparecieron unos puntitos rosados en su cuello y cara. Con la experiencia de la mayor, enseguida la diagnostiqué, “es la sexta”. Al ir al médico, lo confirmó.

Los síntomas son tal cual. Fiebre muy alta sin causa aparente y a las 48 o 72 horas aparece una erupción cutánea rosada que comienza por el tórax y se extiende a la cara y casi nada a las piernas y brazos. Dura un par de días, no escuece y al presionar la piel con el dedo las manchas desaparecen.

Es muy difícil identificar la fuente del contagio, pero generalmente es otro niño con la misma enfermedad, se cree cada vez más que es de origen vírico (o sea, un virus) y su incubación varía de entre 7 y 17 días. No es una enfermedad grave ni deja secuelas de ningún tipo.

Si tu bebé presenta estos síntomas, no hay tratamiento específico. Sólo administrarle antitérmicos combinado con otras medidas para bajar la fiebre si fuera necesario. Puede que se encuentre algo molesto, así que la mejor medicina son muchos mimos. Yo estoy en eso.

Más información | Prénatal | Zona Pediátrtica
En Bebés y más | A partir de los seis meses hay que vacunar contra el sarampión
En Bebés y más | Atención al sarampión
En Bebés y más | La varicela y su vacuna
En Bebés y más | Las convulsiones febriles

Deja un comentario

Ordenar por:

1 comentario