Sigue a Bebesymas

Siempre hay un buen motivo para festejar, y más si es la llegada de un bebé. Como ejemplo, los baby showers, fiestas para despedir el embarazo y homenajear al bebé por nacer.

La costumbre de “despedir la panza” es común en los Estados Unidos y se ha colado en algunos países de Latinoamérica llegando a Argentina, donde es lo último.

La idea es reunirse con amigas y familiares para agasajar a la embarazada antes de convertirse en mamá y celebrar la próxima llegada del bebé colmándolo de regalos para completar el ajuar.

¿De qué se habla en la fiesta? De bebés, claro. Se habla del nombre que tendrá, se enseñan las últimas ecografías y se comparten experiencias y anécdotas de embarazos y partos.

Por supuesto, las invitaciones tienen motivos de bebés, la decoración también, se realizan juegos y como en cualquier celebración que se precie hay una tarta (o torta), también alusiva.

Lo clásico es la “torta de pañales” una especie de piñata que también cumple la función de centro de mesa que esconde pañales y regalos para el bebé.

No te creas que es sólo un asunto de un par de amigas improvisadas (que también podría ser), sino que hay empresas que se dedican especialmente a organizar baby showers para que no falte de nada.

El evento es una reunión “de chicas” que se realiza generalmente por la tarde a la hora del té durante el último mes de embarazo.

Pueden parecer un poco frívolas, otra típica costumbre yanqui como excusa para recurrir al consumismo, aunque no se puede negar que hay un buen motivo para celebrar.

Si estás al final de tu embarazo y te entusiasma la idea, difunde la noticia del baby shower para que tus amigas, hermanas o primas te organicen un buen festejo antes de ser mamá.

Más información | Clarín
Foto | Invitaciones Baby Shower

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario