Síguenos

testembarazo

Ha llegado el momento. Sospechamos que estamos embarazadas y queremos confirmarlo. Sin errores. Entonces, es normal que nos preguntemos acerca de la fiabilidad de los tests de embarazo.

Los tests de embarazo actuales son de gran precisión si se emplean correctamente, sin embargo existen ciertas situaciones que pueden producir errores en el resultado del test de embarazo. ¿Cómo y cuándo se pueden producir falsos negativos o falsos positivos?

Como sabemos, el mecanismo de funcionamiento de los tests de embarazo es la detección en la orina de la hormona denominada gonadotropina coriónica (HCG), que comienzan a secretar las células de la placenta en el inicio del embarazo.

La HCG es un buen indicador para saber si ha comenzado la gestación porque aparece tanto en la orina como en la sangre y además aumenta rápidamente su concentración a medida que avanza el embarazo.

En la actualidad existen test de embarazo de alta sensibilidad, capaces de detectar bajas concentraciones de hormona gonadotropina coriónica en la orina.

Sin embargo, en determinadas situaciones se pueden producir errores en el resultado de la prueba de embarazo, especialmente dando falsos negativos, aunque también existen casos, menos frecuentes, de falsos positivos. Los errores más comunes en el test de embarazo son los siguientes.

Falsos positivos en los tests de embarazo

Cuando un test de embarazo presenta un resultado positivo tiene alrededor de un 97% de posibilidades de acierto si se ha realizado correctamente. Sin embargo, hay determinadas circunstancias que pueden dar falsos positivos.

  • Algunas enfermedades, como las enfermedades trofoblásticas y algunos cánceres (tumores secretores de las gonadotropinas), comportan un elevado aumento de la hormona gonadotropina coriónica, dando un resultado del test falsamente positivo.
  • También puede darse un resultado falsamente positivo en mujeres con trastornos hormonales.
  • Las mujeres que están recibiendo la hormona gonadotropina coriónica como parte de tratamientos para quedar embarazadas también podrían ver resultados alterados con falsos positivos.
  • En ocasiones por la elevada sensibilidad del test, se detecta la concepción en los primeros días de embarazo. Pero algunos embarazos terminan de forma natural en las cuatro primeras semanas, dando así lo que percibimos como un resultado falsamente positivo, aunque para hablar con más propiedad estaríamos ante un aborto espontáneo.
  • También es un falso positivo si se da el caso de embriones ectópicos (los que se producen fuera del útero o matriz), cuando las posibilidades de que llegue a buen término son muy bajas pero sí se elevan los niveles de HCG. Os recordamos los síntomas de embarazo ectópico, pues es importante su detección temprana para evitar complicaciones graves.
  • Falsos positivos por embarazos anembrionarios o anembriónicos (sin embrión), porque aunque elevan los niveles de la hormona, la gestación no es real. Recordamos que se produce cuando un óvulo que es fertilizado y que después de implantarse en la cavidad uterina, se desarrolla únicamente el saco gestacional pero sin desarrollarse el embrión en su interior.

Falsos negativos en los tests de embarazo

  • Si una muestra de orina está demasiado diluida puede no contener un nivel representativo de la hormona gonadotropina coriónica. Por esta razón, para no obtener un resultado falsamente negativo, se recomienda realizar la prueba con la primera orina de la mañana, que presenta mayor concentración de la hormona gonadotropina coriónica.
  • En las fases muy tempranas de la gestación, cuando la HCG todavía no es detectable puede darse un resultado falsamente negativo. Por ello se recomienda hacer la prueba después del retraso de la menstruación. Si el resultado es negativo pero la menstruación no aparece, no es definitivamente negativo, y se debe repetir el test a los cinco o seis días para confirmar el resultado correcto.
  • Si la utilización del test no es la correcta pueden darse también errores de resultado. Siempre se debe leer detenidamente el prospecto que contienen todos los test de embarazo y seguir las instrucciones. Mojar la parte del test correcta, exponerlo a la orina el tiempo necesario… son algunas de las cuestiones que no debemos descuidar. En caso de duda se debe consultar con el farmacéutico.

Como vemos, los tests de embarazo no son infalibles. Estos que acabamos de ver son los errores más comunes de los tests de embarazo. Lo ideal es esperar a realizar el test en el momento adecuado, usarlos correctamente y en caso de duda realizar un análisis de sangre o los exámenes médicos pertinentes.

Más información | Medicina XXI, Infosexual, Baby Sitio
Foto | Esparta en Flickr-CC
En Bebés y más | ¿Cómo saber si estás embarazada?, No abusar del test de embarazo, Los test de embarazo, ¿son de poco fiar o se usan mal?, Confirmación del embarazo: la intuición, los tests y pruebas de embarazo y cómo funcionan

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios