Síguenos

Cómo hacer el masaje perineal

Ayer hablamos de cómo el masaje perineal puede ayudar a las mujeres que lo practican reduciendo la incidencia de traumatismo perineal (se reducen sobretodo las episiotomías) y disminuyendo el dolor de la zona varias semanas después del parto.

Tengo la sensación de que no es una práctica que se recomiende muy a menudo en España, así que mi intención hoy es explicar cómo hacer el masaje perineal y así darlo a conocer como una técnica que puede hacerse en casa con pocos minutos al día y que puede ser beneficiosa a la hora de ir a dar a luz.

Cuál es el objetivo del masaje perineal

El objetivo del masaje perineal es el de “despertar” al perineo, estirándolo, ablandándolo y dándole más elasticidad para que en el momento del parto esté más preparado para abrirse. Además, el masaje sirve para conocer un poco las sensaciones que sucederán durante el parto y familiarizarse con ellas, ayudando así a relajar la zona en el momento cumbre del alumbramiento.

¿Quién hace el masaje?

El masaje puede hacérselo una misma o puede hacerlo también la pareja, que puede sentirse así partícipe de la preparación al parto. Todo depende de cómo estén más cómodos los dos, porque hay mujeres que prefieren hacerlo ellas mismas en la intimidad y hombres a los que le hará “cosilla” hacer presión sobre las paredes de la vagina.

¿Cómo prepararse para el masaje?

Antes de hacer nada es importante lavar bien las manos y cerciorarse de que las uñas están bien cortitas y limpias, pues lo último deseable es que se produzca una infección.

Si no estás acostumbrada a ver tu perineo puede ser interesante echarle un vistazo para familiarizarte con él, qué menos. Para ello lo ideal es tener un espejo que pueda dejarse en el suelo y con ambas manos mostrártelo a ti misma.

Debes estar cómoda, porque vas a estar unos minutos en esa posición. Se recomienda estar en cuclillas o semisentada con unos cojines y el espejo en frente y puede ir bien apoyar la espalda en la pared para aportar estabilidad. Hay mujeres que prefieren estar de pie y levantar una pierna apoyándola en alguna silla. Todo es buscar la posición más cómoda para cada una.

Se recomienda lubricar un poco los dedos con aceite de oliva o aceite de almendras, aunque la última tendencia es hacerlo con aceite de rosa de mosqueta, que es el más hidratante y que se cree que puede ayudar a hacer el perineo aún más elástico.

El masaje perineal

Cómo hacer el masaje perineal 2

En caso de que el masaje se lo haga una misma parece ser más fácil hacerlo con el pulgar. Si es la pareja, al venir de frente, sería con los dedos índice y corazón.

Para hacer el masaje hay que meter los dedos en la vagina unos 4 ó 5 cm. Entonces hay que empezar a hacer presión en las paredes, para lo cual se empieza a hacer presión en el perineo hacia abajo (como haciendo un poco de gancho orientando el dedo hacia el recto, emulando la cabeza que quiere salir hacia afuera). Para ganar tiempo y hacerlo de manera más eficiente puede ir bien hacerlo con los dos dedos pulgares.

La idea es hacer una presión constante hasta que se siente una leve sensación de quemadura o escozor, que es la misma sensación que se nota cuando la cabeza está empujando para salir. En este momento se recomienda tratar de relajarse lo máximo posible, sintiendo la respiración, para ir aprendiendo cómo será el momento álgido del expulsivo y llegar siendo capaz incluso de estar relajada.

Después hay que hacer lo mismo (presión constante) hacia un lateral de la vagina, de nuevo hasta que moleste un poco (o unos dos minutos) y luego hacia el otro lateral. También hay que hacerlo hacia el recto. Digamos que si miramos de frente la vagina de una mujer tumbada boca arriba, debemos hacer masaje en “U”, presionando por zonas un lateral, otro lateral, y la parte de abajo hacia el recto y también hacia afuera. La parte de arriba, donde está el meato urinario es mejor no tocarla, para evitar riesgos de infección.

Estos cuatro gestos (al lado, al otro lado, al recto y hacia afuera) pueden repetirse las veces que se quiera hasta llegar a los 5-10 minutos diarios que se recomiendan. Hay quien incluso comenta que puede ir bien masajear la zona externa con los dedos pulgares aún dentro, es decir, aprovechar todos los dedos restantes, que a la mujer le quedan tocando el perineo, para hacer un masaje circular en la zona externa. Sería la parte más relajante del masaje y probablemente la más placentera y puede ayudar a relajar (valga la redundancia de la palabra relajar, que ni sé la de veces que la he dicho ya) aún más la zona para luego volver a hacer presión de nuevo con los pulgares si se quiere.

¿Cada cuánto tiempo hay que hacer el masaje perineal?

Lo recomendable es empezar unas 4 ó 5 semanas antes de la fecha probable de parto, es decir, hacia la semana 35 (hay quien empieza antes) y hacer el masaje a diario durante unos 5 a 10 minutos. Lo ideal es que haya una constancia y se haga de manera rutinaria para que el perineo vaya cogiendo elasticidad (si se hace después de la ducha, cuando ha estado un rato en contacto con agua caliente, está más elástico) y para que vayas conociendo tus límites, hasta dónde llegas, cuándo te molesta y cuán capaz eres de relajarte en el momento en que duele un poco.

Cuanto más te conozcas y acostumbres a ello, cuanto más tranquila estés a pesar de la molestia, más preparada estarás para el momento del parto porque más capaz serás de vivir la molestia con normalidad y aceptarla tal y como viene. Cuanto más intranquila estés y más vivas el dolor, más se centrará el parto en ello, en lo mal que te encuentras, y más dolerá al final.

No es que el masaje perineal sea necesario para dar a luz correctamente, pero puede ayudar a prevenir heridas perineales (que no es poco) y puede ayudar a ir al parto con la zona más preparada y con más capacidad de conocimiento del proceso, al ser más consciente y sensible de los cambios que se produzcan.

Por cierto, otra manera de hacer masaje perineal es hacer el amor. Sí, lo sé, no es lo mismo porque no se lleva el perineo a ningún límite, pero es también beneficioso porque la zona se “mueve”, se dilata y se masajea. Si apetece, al lío.

Más información | Episiotomía.info
Fotos | cscott2006, Gaga M13 en Flickr
En Bebés y más | Qué deberían hacer los profesionales para evitar episiotomías y desgarros en el periné durante el parto, Nuevo aceite perineal para la embarazada de Suavinex, Realiza un masaje perineal para mejorar las condiciones del parto

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios