Compartir
Publicidad

La polémica LOMCE

La polémica LOMCE
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llega la nueva ley de reforma de la Educación, la LOMCE, rodeada de una enorme polémica. El ministro Wert se ha convertido en el receptor de durísimas críticas por esta reforma que, en opinión de muchos, más que mejorar la calidad del aprendizaje convierte la escuela en una fábrica mercantilizada.

Vamos a analizar los cambios que propone la Ley Wert, como se ha venido en llamar, y esperamos que nuestro análisis os ayude a entender lo que espera en los próximos años a vuestros hijos.

Los más pequeños y la reforma educativa

Empecemos por los niños más pequeños. No hay grandes cambios para ellos. Los cambios ya se han venido produciendo en los últimos años: aumento de ratios y menores presupuestos para profesores de apoyo.

Es decir, ya han sido perjudicados, pues lógicamente y digan lo que digan, el número de niños que un adulto puede contener y guiar es limitado. Mal por ese lado.

La necesidad de los niños pequeños es la de estar acompañados por un adulto que, más que impartir conocimientos, pueda estar presente para entender sus procesos emocionales y cognitivos de forma cercana. Cuantos más niños por adulto, peor es la calidad de la atención del profesor por muy concienciado que esté.

Y por otro, al no haber cambios que mejoren el sistema de enseñanza: menos fichas, más libertad, más coherencia entre objetivos y desarrollo madurativo individual, pues la Ley Wert no nos va a aportar nada positivo.

Reválidas

Respecto a Primaria las cosas ya se agravan. No hay cambios que hagan que en el aula se vaya a usar de verdad una pedagogía moderna, creativa y flexible. Los niños seguirán, en muchos casos, teniendo que aprenderse libros de texto y rellenar exámenes como oposiciones, todos iguales y todos a la vez. Pero lo que si es preocupante es la reválida.

Si ya se pasaban en algunos centros que buscaban "buenos resultados" medio curso de sexto preparando las pruebas que se les harían, ahora me temo que el curso completo será una carrera para que los niños sean capaces de superar un examen, en vez de ayudarles a desarrollar todo su potencial individual y evaluar de forma individualizada.

Más adelante, en Secundaria, las cosas se complican y se impone una mayor segregación que dificultará que los "malos" estudiantes puedan luego conseguir acceder a estudios superiores, como si el destino que vas a tener en la vida pudiera determinarse a los 14 años y en base a resultados de exámenes generalmente memorísticos.

Al final, otra reválida, para que externamente se evalúe si el niño ha aprovechado los años anteriores, desautorizando, además, el trabajo del profesor.

Desarrollo personal o exigencias del mercado

Yo me pregunto, ¿cuál debería ser el objetivo de la educación, el desarrollo personal integral o las exigencias del mercado?

Todo parece dirigido a crear personas capaces de aprender lo que se les marque desde arriba, con escasa iniciativa y, eso si, con una gran capacidad de reproducir contenidos y hacer exámenes. ¿Qué tendrá eso que ver con aprender o formar ciudadanos críticos y libres, capaces de elegir su propio destino?

Pues la realidad es que la LOMCE lo deja muy claro en su preámbulo. Su objetivo es educar para que se consigan las competencias y conocimientos que requiera el mercado laboral, por tanto, resulta que son empresas actuales a las que se supone que accederán nuestros hijos, como si se pudiera ahora marcar lo que el mercado va a requerir, incluso si aceptamos la idea de que es el mercado el que debe decidir los objetivos educativos.

Yo prefiero una educación que valore todos los aspectos humanos, ayude a que los niños crezcan capaces de emprender su propio medio de vida y a cuestionar lo que les rodea. Es cierto que la Educación en España me parece que sigue ya un modelo atrasado y condenado al fracaso, pero es que en vez de poner soluciones, me parece que van a empeorar más las cosas. Ese no creo que sea el camino para lograr individuos capaces de generar ideas y riqueza.

En cualquier caso, por supuesto, la enseñanza debe ayudarles a desarrollarse profesionalmente, sea en puestos dependientes de otros, sea creando sus propios negocios... pero ¿de verdad se va a conseguir eso limitando el aprendizaje crítico y el desarrollo artístico y humanista? No, no lo creo. No todos nacemos para trabajar como funcionarios, obreros especializados u oficinistas. No podemos pensar que el mundo dentro de 15 años va a necesitar los mismos perfiles que ahora. Lo idea, en mi opinión, es invertir en imaginación y confianza en uno mismo.

Por ultimo me quedaría hablar, respecto a la polémica LOMCE, de la religión y sobre si es adecuada la forma en la que se ha desarrollado de forma unilateral, sin contar con la comunidad educativa, y por un solo partido. Pero puesto que es un tema muy complejo, prefiero que lo abordemos próximamente. ¿Qué os parece a vosotros la LOMCE?

En Bebés y más | El nivel educativo en España sigue siendo inferior a la media de los países desarrollados, El sistema educativo de Finlandia en vídeo, Todo lo que los padres les pueden enseñar a sus hijos completando al colegio, Casi todo lo que aprenden los niños lo aprenden en casa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos