Compartir
Publicidad

La comunicación entre la familia y el colegio, imprescindible

La comunicación entre la familia y el colegio, imprescindible
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Damos fin a nuestro Especial Vuelta al cole, y lo hacemos con unos consejos para procurar que las vivencias de los niños en la escuela sean más positivas, con la implicación directa de los padres en la comunicación con el colegio.

La escuela no es un reducto intocable o aislado, los padres debemos implicarnos en la labor educativa de los centros, y no solo a través de órganos como las asociaciones de padres y madres, sino también mediante la comunicación con aquellos que están más en contacto con nuestros hijos, los maestros y maestras.

Como ya os comenté al hablar de la entrada al cole “de mayores”, conviene hacer una primera visita al colegio para que nos indiquen cómo se ha adaptado nuestro hijo y si podemos hacer algo más desde casa por ayudarle. Aún estamos a tiempo de hacer esta primera entrevista.

Al margen de ella, se suelen convocar reuniones informativas con los padres cada trimestre, y conviene asistir para saber todo aquello que nos quieran comunicar desde la escuela: horarios, funcionamiento del grupo, materias, trabajos, actividades extraescolares…

También en estas reuniones podremos formular nuestras dudas y preguntar de qué manera podemos colaborar con la labor educativa escolar: los trabajos que podemos hacer con los pequeños, ampliar información, juegos didácticos relacionados con las materias…

No hemos de perder de vista que la educación empieza en la familia y se prolonga en la escuela, y una buena educación exige el conocimiento del medio en el que viven los niños, la realidad del colegio, así como la representación de los padres (y más adelante los alumnos) en la vida escolar.

Pizarra infantil

Participar en las actividades escolares

Junto a todo aquello que podamos hacer de manera “extraescolar” para contribuir a la formación de los pequeños, existen múltiples formas de participar en sus actividades escolares. La mayoría de los centros están abiertos a la participación de los padres en determinadas actividades.

Puede ser una vez al mes o al trimestre, una mañana o una tarde, podemos contribuir al desarrollo del curso acudiendo al colegio a contar cuentos, representar una obrita de teatro, tocar un instrumento, hacer manualidades, títeres, algún taller, contar de qué trabajamos los padres… A los niños les encanta ver a sus padres en clase, y disfrutan mucho de estas visitas.

Un consejo para que sea más divertido y para implicar a nuestros hijos en estas actividades es que no sean meros espectadores sino que nos ayuden a desarrollarlas en su clase, que se encarguen de alguna parte del cuento, que se disfracen, que repartan el material… Si es posible, darle protagonismo a otros niños también les hará sentirse especiales a los demás.

Lo mejor es, si no nos han propuesto estas actividades, comentarlo nosotros mismos a los maestros para ver de qué manera podemos colaborar con ellos, o si lo consideramos adecuado se puede plantear a la directiva o al Consejo escolar, aunque lo mejor es hablarlo directamente con los docentes de nuestros hijos.

Conviene que nuestra actividad tenga alguna relación con el currículum escolar, con lo que están aprendiendo. Por ejemplo, si estudian el mar, o el cuerpo humano, o los cuentos, o aprenden las letras… podemos hacer que nuestra “actuación” en el cole trate esos temas. No es complicado, cualquier tema podemos adaptarlo para hacerlo entretenido para los peques.

Tal vez para muchas familias lo más complicado sea encontrar tiempo para realizar estas actividades o las entrevistas con los profesores, pero con la motivación suficiente sabremos establecer otras prioridades o encontrar los recursos necesarios para ello (ayuda de familiares, comunicación telefónica…).

Lo hagamos como lo hagamos, la comunicación con el colegio siempre será positiva para caminar juntos en la compleja y valiosa labor de que nuestros hijos crezcan y se eduquen felices. Esta comunicación beneficia a todas las partes implicadas, también los maestros se enriquecen y pueden ejercer su labor pedagógica más adecuadamente si conoce mejor a los niños y a sus familias.

En definitiva, la comunicación entre la familia y el colegio es imprescindible para que la labor formativa del colegio sea completa y efectiva, y para que la labor educativa de los padres no se detenga en casa y cruce la frontera del colegio. Los niños sabrán que nos interesa todo lo que hacen en el colegio, y lo harán con más gusto.

Fotos | woodleywonderworks y lindaaslund en Flickr-CC
En Bebés y más | Consejos útiles para hacer la vuelta al cole más llevadera, Reacomodar las horas de sueño con la vuelta al cole, Consejos para la mejor adaptación a la escuela infantil, Lo que quieren saber de nuestros hijos en el cole

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos