Sigue a Bebesymas

Coche

Llega la hora de salir de viaje con nuestro bebé y de montarnos al coche para emprender el camino.

Como siempre aconsejamos, mejor planificar un poco para evitar los imprevistos posibles. Para ello, nuestro viaje en coche se nos presenta como un desafío a sobrellevar. En muchas ocasiones suele terminar en una caótica sucesión de desorden, apuros, aburrimiento y peleas (en igual o distinto orden de aparición).

Para que el viaje en coche transcurra lo más plácidamente posible, sugerimos desde aquí algunos pequeños consejos.

Planificar la ruta

Antes de salir de casa al destino elegido, busquemos información sobre el estado de las rutas principales. Estudiemos alternativas para ver si estamos optando por la mejor opción. Recordemos que muchos factores inciden en el tiempo y costo de un viaje en coche (peajes, gasolina, etc.) y que la ruta más corta no siempre es la mejor.

Organizar el itinerario siguendo los requerimientos de la familia. Ahora somos tres (o más) y el tiempo y distancia que puede soportar sentado en un coche un adulto no es el adecuado para el nuevo integrante de la familia.

Salgamos temprano, evitando las horas de mayor calor e intentando que los niños puedan hacer una siesta en el coche. En mi caso, solemos salir casi de madrugada cuando hacemos trayectos largos. Mis hijas pasan de la cama al coche casi sin darse cuenta y allí continuan con su sueño un buen rato (pijama y almohada incluidos). Por lo que cuando se despiertan, el viaje se les ha acortado por lo menos una hora.

Aprovechemos las áreas de descanso en la mayoría de las rutas para que todos estiren las piernas, corran, tomen aire, coman y beban algo y así será más fácil ganar su atención para el próximo tramo. Lo recomendable es hacer paradas cada 200 km de ruta recorrida.

Recordemos que el viaje no es el sólo una forma de llegar. Debe convertirse en una buena experiencia familiar y ser el comienzo y el fin de un tiempo de relax para todos. Disfrutemos del camino y, si existe la posibildad elijamos siempre una ruta paisajística que despertará el interés y admiración de grandes y chicos.

Hagamos un pequeño “estudio” sobre las poblaciones a nuestro paso. Tal vez podamos hacer coincidir una parada con una visita a un parque o un corto paseo para el casco histórico. No es cuestión de alargar demasiado el viaje, sino de hacerlo más ameno para todos.

Seguridad

Aunque suene repetitivo, no nos cansaremos de recordar que los niños deben viajar en el sistema de retención correspondiente a su edad y que deben ir con el cinturón de seguridad en todo momento.

Bebé a bordo

Entretenimiento

Cuando viajamos con niños un poco más grandes, los padres tememos que nos pregunten: “¿falta mucho para llegar?”, porque invariablemente sí, falta mucho.

Otro momento difícil del viaje en coche es cuando escuchamos: “me aburro” o comienzan las peleas en el asiento de atrás.

Al viajar con un bebé, no debemos ovidar que ellos también sienten aburrimiento, tedio o cansancio y que deberemos proveerle las mejores condiciones para que sobrelleven el viaje.

Tratar de mantener el horario de comidas y sueño, es complicado, pero no imposible. Dotarlos de un ambiente relajado, fresco y protegido del sol ayuda, sin dudas. La presencia de mamá o de papá en el asiento trasero al lado del bebé le dará seguridad y le entretendrá. Si, además, se siente cómodo ( pongamosle ropa holgada y fresca ) y acompañado, el viaje tiene muchas probabilidades de resultar un éxito.

Con los niños más grandes tenemos más opciones de entretenimiento : desde los juegos tradicionales, pasando por los electrónicos y hasta los que nos inventamos cuando estamos al borde de la desesperación.

Al viajar en coche con nuestro bebé, no debemos olvidar llevar su peluche o juguete favorito. Existen en el mercado muchos modelos de sistemas de ocio para los niños, similares a los que podemos tener en casa o llevar en el carrito del bebé. Espejitos, muñecos, sonajeros, mordillos y muchos mas objetos blanditos, seguros y de colores para despertar su atención.

Las películas en DVD son otra alternativa nada desdeñable. Viajar junto a las princesas de Disney o compartir un trayecto del camino con Winnie the Pooh será un motivo de diversión para el pequeño y de descanso para los papis. Las canciones y juegos de manos son un clásico que siempre resulta.

No olvidar

Una muda de ropa completa para el pequeñín. El vaivén de la ruta puede provocar un derrame de bebida o comida sobre el niño. En tal caso, paremos inmediatamente. Mas vale perder unos minutos detenidos en un lugar seguro para cambiarlo que tratar de proseguir en pésimas condiciones.

Bebida y comida en cantidad necesaria de acuerdo al trayecto. Una pequeña nevera nos ayudará a mantener frescos los alimentos, el agua, la leche, etc. Si vamos a preparar un comida para toda la familia, será mejor buscar un área de descanso o un paraje seguro para deternos y comer con tranquilidad. Los bocadillos preparados en la falda, mientras seguimos apurados en la carretera, sólo nos traerán peleas y manchas.

Una bolsa de plástico resistente, por si alguno de los pasajeros se marea más de la cuenta con el viaje.

Y no nos olvidemos de disfrutar del viaje. Que montarnos en el coche no debe ser un rally para llegar mas rápido. Salgamos con un horario previsto de llegada, pero no fijo. Adecuémonos a las condiciones de la carretera respetando las normas. Y así haremos del trayecto en coche, una parte integrante de la experiencia de viajar en familia.

Bebés y más | ¿El bebé llora en la sillita del coche? Algunos consejos prácticos.
Bebés y más | Algunos consejos para viajar en coche con niños
Bebés y más | Trucos para viajar con los niños en el coche
Bebés y más | Evita que se maree en el coche
Diario del Viajero | Consejos para un manejo eficiente y ahorrar gasolina
Diario del Viajero | Publicar la ruta del viaje con Mapness
Diario del Viajero | TomTomPlanner crea rutas para tus viajes

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios