Síguenos

Mamá trabajando en casa

Hemos asistido a la conferencia virtual que anunciamos recientemente y queremos compartir esta interesante experiencia con nuestras lectoras. “Mamá trabaja en casa” ha publicado, igualmente, el audio de la conferencia en su web, y estará disponible hasta el 2 de julio gratuitamente.

Mónica Salazar es madre desde el 2004 y trabaja en casa desde el 2006, educando a su hijo ella personalmente, lo que solo podría ser posible, siendo madre sola, realizando su negocio desde el hogar.

En la conferencia nos explica los recursos necesarios para trabajar desde casa, enfocado exactamente para madres que quieren poder quedarse con sus hijos todo el tiempo sin tener que buscar un empleo externo. Además de esta reseña, os animo a escucharla directamente, os recomiendo vivamente.

Si somos mamás y queremos ganar dinero trabajando desde casa, tenemos que tenerlo muy claro y organizarnos bien. Tanto estar concienciadas y valorarnos, disfrutar del tiempo que ganaremos para nuestra vida familias, tener una buena manera de trabajo, recursos materiales adecuados y encontrar la labor en la que encajaremos, es muy importante.

Los recursos necesarios para realizar este tipo de labor son parte importante del trabajo. Tener un buen ordenador, conexión adecuada y un espacio y tiempo, flexible pero organizado, para dedicar al trabajo. Los niños pronto entienden que su madre precisa un tiempo dedicado al trabajo y siempre querrán que estemos más tiempo con ellos, pero lo entienden y siempre podemos planificarnos para trabajar el rato que están jugando con otra persona o descansando.

Yo, por ejemplo, suelo hacerlo cuando mi hijo sale de paseo con papá un par de horas dos tardes a la semana y otras dos horas que va a jugar a casa de los abuelos. También, si me hace falta, dedico un rato cuando él se duerme por la noche. Y sobre todo trabajo los sábados, que los pasa en casa de su papá habitualmente. Escribo, traduzco, doy clases particulares, y con eso puedo permitirme estar con mi hijo en casa sin tener que trabajar fuera y dedicarme sobre todo a lo que más me interesa ahora mismo, estar con él, disfrutando de la mutua compañía y ocuparme de su educación. Cada una podemos hacerlo de la manera que mejor nos cuadre.

Las madres que deciden trabajar en casa para estar con sus hijos a veces necesitan redescubrir el placer por estar con ellos, cosa que por diferentes causas puede haberse hecho complicado. Dedicadas a trabajar fuera llegabamos tan cansadas que los niños nos agotaban. Antes de dar el paso de trabajar teniéndolos en casa, si nos pasa eso, sería bueno recuperar el placer de su compañía permanente. Si el niño va a ir al colegio, contaremos con un rato asegurado de concentración en el trabajo, la casa o nosotras mismas, pero el tiempo que él esté, vale la pena disfrutarlo intensamente. Además, la tranquilidad de saber que si está malito o tiene vacaciones vamos a estar disponibles es algo a tener en cuenta también.

Sobre todo, valorar mucho el principal papel de educadora y madre, que es el más importante que vamos a tener, va a darnos la tranquilidad mental para ser conscientes y capaces de organizar de manera muy buena el tiempo de trabajo en el negocio, para optimizarlo. Concentración y planificación son necesarias para no perder el tiempo en cosas que no nos reportarán beneficio o aprendizaje, pues si tenemos un tiempo justo no podemos perderlo.

Obviamente hay que sacrificar cosas, tiempo de salir, ir de viaje, ver la tele o quedar con amigas. Siempre hay que dejar cosas pero todo consiste en hacer nuestro propio esquema de valor. Habrá que renunciar quizá a tiempo de ocio o a más dinero, pero si lo que de verdad queremos es no tener que buscar trabajo fuera de casa nos compensará.

Ofrecer servicios por internet, como traductora, secretaria o diseñadora web, cobrando de manera rápida, es una forma de conseguir un trabajo desde casa. A veces este tipo de trabajo es agobiante pues las cosas te pueden llegar una noche para entregar por la mañana, pero sigue siendo una estupenda opción para las madres que tienen experiencia en estas labores. Es un campo en el que hay mucha demanda y si eres una buena asistente o secretaria, tendrás trabajo.

Otra opción, si esta por el motivo que sea, no nos cuadra, es la de trabajar vendiendo contenidos: escribiendo en blogs que tengan ingresos por publicidad, en uno de otra persona o en tu propia página. La publicidad es la fuente de ingresos y hay varias maneras de conseguirla, por inclusión de links, anuncios o promocionando algún producto.

También podemos tener un enlace para vender determinados productos de una tienda virtual, y cobrar una comisión de la venta de la forma que pactemos con la central de la venta, siendo esta la que se ocupa del envio, coordinando nosotros la venta sin tener que invertir en logística o distribución, ni tener el producto directamente en un almacén. Existen ventas por catálogo de muchos productos y podemos profundizar en ese campo para adaptarlo a nosotros.

Lo más interesante es vender un producto propio y novedoso. Ya hay muchas mamás haciendo pañales de tela o portabebés o productos naturales. Es complicado entrar en conseguir clientela si muchas personas ya están vendiendo eso. Pero desde luego, esta tercera forma que es vender directamente por internet algún producto, preferiblemente nuestro como libros, clases, cursos o productos artesanos, es muy interesante. Incluso si ofrecemos servicios y productos podemos promocionarlos con nuestra web, presentando del catálogo y tomando los pedidos.

La verdad es que en la conferencia de “Mamá trabaja en casa” podemos encontrar mucha más información detallada con recursos y páginas donde acudir para ampliar la información y ponernos en contacto con personas con experiencia en este tipo de negocio. Espero os resulte interesante.

Más información | Mamá trabaja en casa: audio
En Bebés y más | “Mamá trabaja en casa”, conferencia virtual gratuita

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios