Sigue a

Zumos y refrescos

Tomar zumos envasados se convierte en un recurso bastante habitual para almuerzos o meriendas de los niños. Sin embargo, no debemos pensar que estamos proporcionando todos los beneficios de la fruta natural a los pequeños.

Estos zumos, como también los refrescos, concentran mayor cantidad de azúcar y son carentes de fibra, además de que pueden resultar ácidos (por la composición natural de sus ingrediente, como los zumos de cítricos, o por los añadidos aditivos acidificantes o acidulantes). Además, como ya hemos comentado, el exceso de azúcares en estas bebidas se asocia al sobrepeso infantil

Los azúcares de zumos y refrescos se degradan fácilmente y se convierten en compuestos que aumentan la acidez de la cavidad bucal. Esto se une a la propia acidez de estas bebidas, y todo junto, azúcar y ácidos, deterioran el esmalte, erosionándolo y favoreciendo la aparición de caries dental. Y cuidado, porque los refrescos sin azúcar que llevan edulcorantes sin calorías siguen conteniendo ácidos que deterioran los dientes.

Según Consumer, hay investigaciones que sugieren que el calcio añadido a los zumos o refrescos sirve para neutralizar la acidez y reducir su impacto nocivo sobre la placa dental. Sin embargo, recordamos que no tendrá efecto en el resto de perjuicios respecto a la fruta o zumos naturales.

Algunos hábitos reducen el riesgo de caries, como una buena higiene dental, tomar las bebidas durante las comidas, o usar una pajita para beber, ya que así el líquido entra menos en contacto con los dientes. También evitar tomarlas por la noche, ya que es cuando menos saliva se produce, y la saliva tiene un efecto neutralizador de los efectos negativos de los ácidos.

De cualquier modo, recordemos que en los excesos vienen las peores consecuencias, y que tarde o temprano nuestros hijos se van a encontrar con zumos y refrescos. Así que, con moderación y siguiendo los consejos anteriores, estas bebidas no tienen por qué convertirse en algo prohibido, lo cual además probablemente las llevaría a considerarse como mucho más apetecibles.

Más información | Consumer
En Bebés y más | Errores más frecuentes en la alimentación infantil
En Bebés y más | Zumos, sus consecuencias en la salud de tu bebé
En Bebés y más | ¿Podemos comparar el jamón a la Coca Cola?
En Bebés y más | Cómo afectan las bebidas con gas
En Bebés y más | Evitando que beban tantos refrescos

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario