Publicidad
Publicidad

RSS angiomas

'Love Baby': el bebé que nació con una mancha en forma de corazón en la frente

Comentar
'Love Baby': el bebé que nació con una mancha en forma de corazón en la frente

Son muchos los bebés que nacen con manchas en la cara o en la nuca. En la nuca es muy habitual, tanto, que se dice como broma que es "la marca de la cigüeña" al coger al bebé para llevarlo volando a sus padres (el picotazo de la cigüeña); en la frente también puede salir, aunque con los meses suele ir desapareciendo, y se conoce como "el beso del ángel".

Pues bien, este bebé sorprendió a todos al nacer, porque llegó con una mancha mucho más especial: un corazón que llamó la atención de su familia y que hoy lo hace incluso en las redes, en una cuenta de Instagram que sus padres han abierto para compartir sus fotos y vídeos.

Leer más »

Los angiomas planos

6 Comentarios
Los angiomas planos

Los angiomas o hemangiomas planos son manchas planas, lisas, de color rosa o rojo pálido y que aparecen, sobre todo, en la nuca, párpados y frente. A diferencia de otros hemangiomas, no son tumores, sino que son capilares sanguíneos dilatados y congestionados.

El 99% de los angiomas planos localizados en la cara desaparecen en el primer año de vida. Los de la nuca persisten de por vida en el 5% de los casos, pero pasan desapercibidos porque suelen estar tapados por el pelo.

Este tipo de angioma también recibe el nombre de manchas salmón, pico de cigüeña, nevus telangiectásicos, nevus de Unna,beso del ángel… y, a diferencia de los angiomas abultados (tumores benignos), que pueden variar de tamaño, éstos son una mancha que no suele marcarse más.

Leer más »
Publicidad

Hallan una posible causa de los hemangiomas

Comentar
Hallan una posible causa de los hemangiomas

El hemangioma consiste en un crecimiento descontrolado de las células que forman los vasos sanguíneos. En realidad, se pueden considerar como tumores benignos. El 80% de los hemangiomas son cutáneos y consisten en manchas sobreelevadas color rojizas en la piel. Es bastente frecuente en niños. La mayoría son benignos y no tienen ninguna repercusión. Si aparecen en otras localizaciones como en el hígado, es cuando pueden surgir complicaciones.

A menudo se presentan en el mismo momento del nacimiento, y otra veces se forman en los primeros meses de vida. Tienen una primera fase de rápido crecimiento en la que su volumen y tamaño aumentan rápidamente, seguida de otra de reposo, en la que el hemangioma cambia muy poco, y de una fase de involución en la cual comienza a desaparecer. Requieren un control frecuente por parte del pediatra, del color y tamaño de la manchita. La mayoría van desapareciendo con el tiempo.

Leer más »
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos