Compartir
Publicidad

La calidad de los hábitos de sueño de la madre influye en el tipo de crianza hacia sus hijos adolescentes

La calidad de los hábitos de sueño de la madre influye en el tipo de crianza hacia sus hijos adolescentes
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando nos convertimos en madres, una de las cosas que cambia en nuestro estilo de vida son los hábitos de sueño. Los primeros años aprendemos a sobrevivir con poco descanso y vamos poco a poco recuperando esas valiosas horas de sueño conforme nuestros hijos van creciendo.

Y esto es importante hacerlo, pues un estudio encontró que la calidad de los hábitos de sueño que tienen las madres de adolescentes, influye en el tipo de crianza que llevan. ​ Así como dormir bien aporta muchos beneficios para nuestro cuerpo, el dormir pocas horas afecta según la etapa de nuestra vida en la que nos encontremos. Un buena noche de sueño reparador y de descanso suficiente, hará que tengamos al día siguiente un mejor desempeño y actitud.

Naturalmente, la falta de descanso es algo que puede afectarnos en muchos aspectos, y este estudio reciente, encontró que en el caso de las mujeres que son madres de adolescentes, el no dormir lo suficiente podría hacer que cayeran en un estilo de crianza demasiado permisivo.

A través de un comunicado publicado por la Universidad de Illinois, donde fue realizado el estudio, investigadores exponen el vínculo entre el descanso maternal y la crianza o paternidad permisiva en la adolescencia tardía.

Para analizar la relación entre el descanso y este tipo de crianza, se compararon los datos de hábitos de sueño de 234 madres con encuestas realizadas a sus hijos adolescentes, cuya edad en promedio era de 15 años. En ellas, los jóvenes calificaron el tipo de crianza de sus madres, de acuerdo a cómo reaccionaban ante diferentes situaciones.

De acuerdo con el estudio, las madres que tienen hábitos de sueño inadecuados tienden a ser menos exigentes y actúan de forma inconsistente cuando de ejercer disciplina se trata. Esto ocurre debido a que pueden encontrarse más irritables, no están lo suficientemente atentas o están demasiado agotadas.

Por el contrario, aquellas madres que dormían lo necesario o que incluso lograban conciliar el sueño con mayor facilidad, eran menos propensas a caer en ese tipo de crianza permisiva, y lograban mantener una mejor disciplina hacia sus hijos.

Ahora, ni esto significa que si dormimos más seremos mejores madres, ni quiere decir que se aconseje tener un estilo de crianza autoritario (pues incluso un estudio se cuestiona que éste sea el más adecuado para los adolescentes). Simplemente es un estudio que nos muestra la importancia de un buen descanso y su relación con la forma de educar a nuestros hijos, pues así como influye una mala noche sin descanso suficiente en el resto de nuestras actividades, lo hace de igual manera cuando de crianza se trata.

Foto | iStock
Vía | WTOP
En Bebés y más | De padres tigre a padres de corral: qué dice la ciencia sobre los estilos de paternidad más populares,

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos