Con la triple epidemia de gripe, Covid y bronquiolitis, que nadie toque ni bese a tu bebé

Con la triple epidemia de gripe, Covid y bronquiolitis, que nadie toque ni bese a tu bebé
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Los besos a los bebés pueden parecer un gesto inocente de cariño, pero pocas personas saben que tocar o besar a un bebé podría ser muy peligroso al contagiarle alguna infección.

Una infección respiratoria, que en un adulto o un niño mayor puede tener síntomas leves como catarro, moqueo y estornudos, podría significar un ingreso hospitalario en un bebé de pocos meses si lo contagia.

Este inverno en el que la triple infección de gripe, Covid y bronquiolitis está causando tantos ingresos en los hospitales, es importante tomar especial precauciones con los más pequeños.

Preocupación por la triple epidemia de gripe, Covid y bronquiolitis

Esta temporada de invierno 2022-2023 viene cargadita de virus respiratorios que tras la pandemia llegan con más fuerza que nunca. Se cree que tras las últimas dos temporadas en las que el Covid-19 desplazó a otros virus como la gripe y el virus respiratorio sincitial (VRS) que apenas circulaban, ahora estos virus vuelven con fuerza y recuperan su patrón habitual, entre los meses de noviembre y marzo (de hecho, la gripe hasta se ha adelantado).

Según el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), "actualmente la región está experimentando una circulación cada vez mayor de influenza y VRS. Junto con el COVID-19, se espera que estos virus tengan un alto impacto en nuestros servicios de salud y poblaciones este invierno".

El Covid no afecta especialmente a los bebés pequeños, pero sí que se han conocido casos graves en pequeños inmunodeprimidos o con condiciones previas, además de las secuelas que pueda tener a largo plazo. Por su parte la gripe, de complicarse, podría causar un cuadro de dificultad respiratoria o neumonía en niños pequeños, así como la bronquiolitis, que es la  enfermedad que causa más ingreso en los bebés menores de dos años.

Por tanto, ante el menor síntoma como secreción nasal, sibilancias o pitidos al respirar, respiraciones más rápidas de lo habitual o hundimiento del abdomen al respirar, debemos consultar con el pediatra.

Evitar contagios en bebés

Para proteger a los bebés de cualquier infección que podría complicarse en un niño o niña de pocos meses, deben tomarse medidas de prevención, como por ejemplo:

  • Lavarse las manos antes de tocar al bebé.
  • No ir a visitar a un bebé si se tiene síntomas de catarro, resfriado, gripe o Covid.
  • No besar a un bebé recién nacido.
  • Si un adulto o un niño mayor (incluido hermanos) presenta cualquier síntoma de infección respiratoria, debe mantenerse alejado del bebé.
  • Taparse con el codo al toser o estornudar.
  • Usar mascarilla en espacios cerrados en presencia de bebés si hay síntomas de infección respiratoria.
  • Usar pañuelos desechables.
  • Ventilar correctamente los espacios.
  • No compartir utensilios como cubiertos o chupetes entre los niños.
  • No llevar a los bebés y niños enfermos al colegio o guardería, ya que pueden contagiar a otros niños.

Además, se pide a los padres que aquellos niños que tengan un alto riesgo de desarrollar bronquiolitis grave por VRS "limiten el tiempo que el niño pasa en guarderías u otros entornos potencialmente contagiosos durante los periodos de alta actividad del virus".

Vacunas para la prevención. La vacunación contra la gripe es un forma eficaz de prevención para evitar complicaciones en niños pequeños. La AEP recomienda vacunar contra la gripe a todos los niños mayores de seis meses. Esta temporada la vacuna solo es gratis en algunas comunidades autónomas (Galicia, Andalucía y Murcia) pero a partir del próximo invierno, Sanidad financiará la vacuna en todas las comunidades.

Y no sólo por virus respiratorios. El aviso de no tocar ni besar a un bebé recién nacido también aplica para cualquier escenario, haya o no virus respiratorios circulando, ya que otros virus habituales como el del herpes simple, el mismo virus que causa lesiones en la boca, es muy contagioso y puede enfermar muy gravemente a un bebé, causándole incluso la muerte.

Temas
Inicio