"No beses a mi bebé": el grave peligro que puede causar dar besos a los recién nacidos

"No beses a mi bebé": el grave peligro que puede causar dar besos a los recién nacidos
2 comentarios

Los besuqueos a los bebés ajenos es algo que a la gente le encanta, una costumbre que, además de irrespetuosa, puede ser muy peligrosa para un bebé. La mayoría de las personas no son conscientes del grave peligro que puede causar dar besos a los recién nacidos.

Los besos son una muestra de cariño, pero en bebés recién nacidos, cuando su sistema inmunitario es todavía muy frágil, es mejor evitarlos. Si la persona está sana, prácticamente no hay riesgo, pero si tuviera alguna infección o una enfermedad, el riesgo para un bebé puede ser muy alto, poniendo incluso en peligro su vida.

Bebés que enfermaron por culpa de un beso

recien-nacido-besos

A punto de morir por culpa de un beso

Lucy Kendall, una madre de Yorkshire, Inglaterra, es una de las que se suma al llamamiento de que nadie bese a los bebés después de que su hijo recién nacido contrajera un herpes neonatal por culpa de un beso.

Todo comenzó a los once días de vida del pequeño, cuando notaron que no quería tomar leche y su temperatura empezó a subir. Al día siguiente lo llevaron al hospital y tuvo que quedar ingresado con oxígeno y un tubo de alimentación durante 21 días.

Los médicos informaron a los padres que su bebé había contraído un virus que puede ser contagiado a un bebé si una persona con herpes besa o toca al pequeño cerca de su boca. El herpes es muy contagioso, incluso hasta después de estar curado, sin tener visible ninguna herida.

El bebé tuvo que recibir un tratamiento con antibióticos durante seis meses y seguir haciendo visitas al hospital.

El caso de Mariana, fallecida con 18 días de vida

Lamentablemente, hay casos de bebés que han tenido peor suerte. En Iowa (Estados Unidos), Mariana, una bebé de 18 días murió al contraer meningitis por culpa de un beso. Contrajo el virus del herpes simple que derivó en una meningitis y acabó con su corta vida.

Cuando nació la niña, como sucede cuando nace un bebé recibió visitas de familiares y amigos que iban a conocerla, la besaron y la tocaron.

Una semana después, empezó a dar señales de que algo iba mal: había dejado de comer y no podían despertarla a pesar de varios intentos. La llevaron inmediatamente al hospital donde les dijeron que la niña había contraído meningitis VHS-1, causada por el virus del herpes simple, el mismo virus que causa lesiones en la boca y que se expande muy rápidamente. “A las dos horas, la niña dejó de respirar y todos sus órganos comenzaron a fallar”, comentó la madre a Who-tv.

Se le realizaron pruebas a sus padres y no tenían el virus, por lo que los médicos creen que pudo haber sido contagiada por una tercera persona infectada con el virus al tocarla o besarla.

Virus del herpes simple

El virus del herpes simple (VHS) es muy contagioso y causa úlceras o ampollas palpables alrededor de la boca o en otras partes de la cara, aunque puede haber personas asintomáticas que no presentan heridas. La transmisión es a través del contacto directo con el herpes o por contacto con la saliva de una persona con la infección, por ejemplo, mediante un beso.

Hay dos tipos de VHS: El tipo 1, que suele causar úlceras faciales, pero también puede afectar a los genitales, y el tipo 2, que generalmente afecta la zona genital, aunque a veces también afecta a la boca. Sin embargo, cualquiera de los dos tipos del virus pueden causar úlceras en cualquier parte del cuerpo.

Los virus del herpes simple pueden también, rara vez, causar meningitis. La meningitis es una inflamación de las meninges (tejido delgado que rodea el cerebro y la médula espinal) que alcanza al sistema nervioso central (SNC). Los síntomas suelen aparecer rápidamente y comprometer órganos vitales en pocas horas.

Y no solo por el virus del herpes simple...

Estos son solo un par de ejemplos de recién nacidos contagiados por este peligroso virus. Afortunadamente, no es algo habitual, pero puede suceder.

Y no solo hablamos del virus del herpes, sino de cualquier virus o bacteria que los adultos o los niños pueden transmitirle a un bebé recién nacido con un sistema inmune aún inmaduro.

Los adultos puede ser portadores de virus y bacterias, que aunque no sean graves ni muestren síntomas en personas mayores, pueden resultar muy peligrosas para los bebés, sobre todo en los primeros meses de vida.

Sin ir más lejos, el Covid es un virus muy contagioso que aunque no afecta a los bebés con la virulencia que lo hace en personas mayores, puede tener consecuencias graves en pequeños inmunodeprimidos o con condiciones previas. Por tanto, con el coronavirus circulando, que nadie toque ni bese a tu bebé recién nacido. Porque incluso aunque una persona esté vacunada puede transmitirlo.

Fotos | user18526052 - www.freepik.es y iStockphoto

En Bebés y más | Esta es la razón por la que nadie debería besar en la boca a un bebé: su hija estuvo cerca de no contarlo, Mucho cuidado con el herpes: un bebé muere por culpa de un beso

Temas
Inicio