Tener un perro en casa incrementa el desarrollo social y emocional de los niños

Tener un perro en casa incrementa el desarrollo social y emocional de los niños
Sin comentarios

Son diversos los beneficios que aportan mascotas como perros y gatos a la vida de las familias. En el caso de bebés y niños, diversos estudios han encontrado que tenerlos como mascota puede ayudarles en temas de salud, como reducir la aparición de alergias.

Pero el efecto positivo de tener a estos compañeros de cuatro patas no solo impacta en la salud física en la infancia, pues de acuerdo con un nuevo estudio, tener un perro en casa incrementa el desarrollo social y emocional de los niños.

Realizado por un grupo de investigadores del Departamento de Psicología de la Universitat Rovira i Virgili (URV) y publicado en al revista Anthrozoös, el objetivo del estudio consistió en identificar las posibles diferencias en el desarrollo socioemocional de los niños que tienen un perro en casa, en comparación con los niños que no lo tienen.

Para poder analizar esto, dieron seguimiento a 120 niñas y niños de entre tres y cinco años, a quienes pidieron responder de forma oral algunos cuestionarios, en los que se evaluaban diversos aspectos relacionados con su socialización, como la interacción con adultos y con sus iguales, así como la forma en la que expresan sus sentimientos, el afecto, su imagen propia, la cooperación y el papel social.

No se tomaron en cuenta aquellos casos en los que los perros eran parte de alguna terapia o estaban en casa de algún familiar (como la casa de los abuelos, por ejemplo), puesto que se deseaba analizar cómo impactaba su contacto en la vida diaria.

Para ello se dividió a los niños en dos grupos: aquellos que tenían un perro en casa, como parte de su núcleo familiar, y aquellos que no tenían ningún contacto con perros.

Se concluyó que tener un perro en casa incrementa el desarrollo social y emocional de los niños, notando que las diferencias entre los niños que tiene perro y los que no, son "de gran magnitud" de acuerdo a los investigadores.

Desde luego, esto no implica que los niños que no tienen perros en casa no tengan un buen desarrollo social o emocional, sino simplemente es uno más de los beneficios que aporta tener mascotas en la infancia, que como se ha comprobado en otros estudios ayuda a los niños tanto en su socialización con otros, como en su propio desarrollo emocional.

De acuerdo con los investigadores, es la primera vez que se realiza un estudio psicológico de la relación de los niños con los perros que sigue una metodología científica que se puede sistematizar, y están interesados en dar seguimiento a los niños que participaron en el estudio para observar si las diferencias encontradas continúan a lo largo de la niñez, adolescencia y vida adulta.

Foto | Unsplash
Vía | La Vanguardia
En Bebés y más | Por qué es bueno para la salud de los niños tener perros y gatos en casa, Tener mascotas en casa durante el primer año de los niños ayudaría a prevenir la aparición de alergias

Temas
Inicio