Compartir
Publicidad
Publicidad

Pubertad normal y alterada

Pubertad normal y alterada
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los motivos de consulta más frecuente en las consultas de pediatría y de endocrinología infantil es la sospecha de pubertad precoz. En la mayoría de los casos no se trata de una verdadera pubertad adelantada, sino de alguna variante de la normalidad. Es un tema que produce mucha preocupación en los padres. Vamos a intentar definir lo normal de lo patológico y a resolver dudas.

Lo primero es definir qué es pubertad. Se trata de la maduración del cuerpo humano para el desarrollo de los carácteres sexuales con el fin de alcanzar la ovulación o la espermatogénesis. No es algo que ocurra en un día, sino que tarda años es instaurarse, y lo hace poco a poco.

Vamos a diferenciarla según el sexo como se desarrolla la pubertad normal:

  • Niños: la edad de inicio para que se considere normal está entre los 9 y los 14 años. Comienza con aumento del tamaño de los testículos, seguido de aparición de vello en el pubis (pubarquia) y de cambios en el pene. Aproximadamente dos años después de la pubarquia, aparece vello axilar y se da el estirón.
  • Niñas: la edad normal es entre 8 y 13 años. Primero aparece el botón mamario y la telarquia, junto con un aumento de la estatura, seguido del vello pubiano y meses después el axilar. Dos años después vendrá la primera menstruación (menarquia). Es cierto que cada día se presenta a menor edad.

Existen variantes de la normalidad que pueden sobresaltar a los padres y que conviene especificar. A menudo las niñas recién nacidas pueden tener una pequeña menstruación por el paso de estrógenos maternos. Los recién nacidos de ambos sexos también pueden tener aumentadas las mamas por el mismo motivo, que irán disminuyendo en los próximos meses.

Puede aparecer telarquia a cualquier edad, que va aumentando y desapareciendo, pero mientras no se acompañe de otros signos puberales no tiene mayor importancia. Los chicos cuando dan el estirón también pueden presentar un aumento mamario que tarda 1 ó 2 años en desaparecer.

La pubertad precoz es el inicio de los signos comentados antes de tiempo. Puede ser por muchas causas, pero la mayoría se desconocen. En todos los casos, hay que consultar al endocrino para descartar alguna alteración. Hoy en día un factor muy frecuente en el adelanto del desarrollo en las niñas es la obesidad. La grasa en exceso se transforma en estrógenos que desencadenan todo el proceso. A mayor sobrepeso el hueso madura a mayor velocidad.

Si es muy adelantada y podría llegar a afectar a la talla final del niño, se puede realizar un tratamiento hormonal para frenarla.

La pubertad tardía no sólo es el no inicio de los signos puberales, sino también la no aparición de todos los signos. Por ejemplo, el que no aparezca la menstruación en una niña de 16 años.

Puede ser por un retraso constitucional del crecimiento, que se considera también una variante de la normalidad sin más y se suele acompañar de una talla más baja de lo normal y de un crecimiento más lento, pero al final se alcanza una buena talla y el desarrollo completo (suele haber casi siempre antecedentes familiares) o que exista alguna causa, por lo que estos casos también requieren estudio endocrinológico siempre.

Se puede tratar con estrógenos en el casos de las chicas y de testosterona en los chicos en los casos muy importantes.

Espero haber aclarado dudas y tranquilizado a muchos padres.

En Bebés y más | Aumentan los casos de pubertad precoz entre la población infantil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos