Compartir
Publicidad
Publicidad

Logopedia: mucho más que la "rr"

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Al hablar de logopedia lo primero que nos viene a la cabeza es "seguro que no sabe pronunciar la rr". E incluso podemos oír expresiones tan graciosas como "¿tienes algo en los pies?", "¿no querrás decir pedagogía?", "pues cuando era pequeño yo iba al golopeda" y muchas más. Nada más lejos de la realidad.

Como se puede ver en el vídeo que inicia el post, la logopedia es mucho más que la "rr", un sonido que a muchos niños (y no tan niños) les cuesta pronunciar. Y es esta falsa creencia la que, en muchas ocasiones, impide que multitud de trastornos que no tienen que ver con la comunicación verbal puedan verse favorecidos gracias a una correcta intervención logopédica.

Entonces, ¿qué es la logopedia?

La logopedia (del griego logos=palabra; paideia=educación) es:

"la disciplina que engloba el estudio, prevención, evaluación, diagnóstico y tratamiento de los trastornos de la comunicación humana, manifestados a través de patologías y alteraciones en la voz, el habla, el lenguaje (oral, escrito y gestual), la audición y las funciones orofaciales, tanto en población infantil como adulta".

Actualmente hay un amplio repertorio de alteraciones en las que la intervención de un logopeda puede ayudar a lograr un desarrollo óptimo en las áreas que se encuentren alteradas. Dentro de la etapa preescolar, los problemas más frecuentes que nos podemos encontrar y que son tratados por logopedas son:

  • Trastornos del lenguaje: retraso del lenguaje, disfasia, afasia infantil (congénita o adquirida)
  • Trastornos de la voz: disfonía
  • Trastornos del habla: dislalia, disartria, tartamudez o disfemia
  • Trastornos del lenguaje y la comunicación no específicos: mutismo, laconismo o expresión breve y concisa, lenguaje regresivo

No os preocupeis si estos nombres os parecen raros. En posts posteriores os hablaremos detalladamente de cada uno de ellos: definición, síntomas, tratamiento, recomendaciones...

Por otro lado, existen gran variedad de trastornos que, como hemos dicho, no sólo tienen que ver con el componente verbal de los niños, como pueden ser los trastornos en la alimentación (deglución atípica, disfagia infantil) descoordinación respiratoria o los trastornos de la comunicación no verbal (falta de intención comunicativa).

Así, la logopedia nos permite, además de estimular el desarrollo del lenguaje en la población infantil en general, mejorar la voz, el habla o la capacidad de persuasión de personas cuya principal herramienta de trabajo es la comunicación (comerciantes, profesores, actores, cantantes, políticos...). Y es que, al final, en la logopedia no todo se reduce a mover la lengua delante de un espejo para poder llegar a decir "perro".

Video | Soy logopeda En Bebés y más | Trastornos del habla en los niños, Rotacismo: problemas para pronunciar la "r"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos