Compartir
Publicidad
Publicidad

La UE quiere que los medicamentos pediátricos sean estudiados con niños

La UE quiere que los medicamentos pediátricos sean estudiados con niños
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La mayoría de padres y madres desconocen que casi el 80% de los fármacos que le dan a sus hijos no han sido probados realmente con niños.

Dicho de otro modo, los bebés y niños de todo el mundo están tomando diariamente fármacos que no han sido probados con niños, con el riesgo que ello supone.

El procedimiento que se lleva a cabo en la actualidad es el de hacer ensayos de estos medicamentos con personas adultas para luego ajustar las dosis según el peso de los pequeños.

Como esta manera de proceder conlleva diversos riesgos, ya que no es lo mismo el cuerpo de un adulto, con su sistema inmunológico totalmente maduro y sus sistemas de filtrado (hígado y riñones) a pleno rendimiento, que el de un bebé o un niño, en constante maduración, la UE quiere que los medicamentos pediátricos sean probados en niños.

El titular da verdadero miedo, ya que cualquier madre y padre estará pensando ahora mismo que "de acuerdo, pero con mi hijo no". Quizás conociendo los procedimientos empleados se entienda un poco más la situación.

Minimizando los riesgos

Hacer estudios con niños no tiene nada que ver con hacerlos con adultos, tanto por los riesgos físicos que conllevan como por los aspectos éticos que envuelven dichos procedimientos.

Por esta razón, en los estudios con niños se evitan las llamadas fase I y II, que sí se realizan con adultos, que son las más peligrosas por ser las que ofrecen la información acerca de la seguridad de un medicamento y los ajustes de dosis.

Saltando estas dos fases, los niños entran en el estudio para la fase III, que es la fase en que se compara la eficacia de un nuevo fármaco con otro que ya existe.

Qué niños forman parte de los estudios

Los niños que participan en estos estudios son niños enfermos, ya que con ellos es más probable que los padres accedan a formar parte de algún estudio. Si la enfermedad es grave o incurable los padres suelen acceder más fácilmente, ya que siempre queda la ilusión (o la esperanza) de encontrar un nuevo fármaco que ayude de algún modo al niño.

Según los pediatras que forman parte de dichos estudios, suele ser más peligroso dar a los niños un jarabe que no se ha probado con niños, que uno que sí se ha hecho con fines pediátricos y más si se hace bajo la supervisión del hospital.

El proyecto GRIP

La Unión Europea ha creado el proyecto GRIP, que servirá para poner en contacto a todos los investigadores y crear una red que sirva para establecer las bases de las investigaciones, para supervisar los estudios que se estén realizando y para poder trabajar bajo un marco legal y ético adecuado (ya que el tema es muy delicado).

Vía | El País Foto | Flickr - Mister.Tee En Peques y más | Los ensayos de medicamentos en los niños En Bebés y más | Medicamentos específicos para niños, Los medicamentos para niños siguen estando poco estudiados, Promover la Seguridad de los Medicamentos Infantiles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos