Compartir
Publicidad
Síndrome de ovarios poliquísticos (SOP): qué es, cuáles son sus síntomas y qué tratamientos existen para controlarlo
Salud de la madre

Síndrome de ovarios poliquísticos (SOP): qué es, cuáles son sus síntomas y qué tratamientos existen para controlarlo

Publicidad
Publicidad

Existen ciertas afecciones o trastornos que afectan a las mujeres en edad reproductiva, como algunas enfermedades o desequilibrios hormonales. Uno de ellos, es el Síndrome de ovarios poliquísticos (SOP). Te contamos de qué se trata, cuáles son sus síntomas y qué tratamientos existen para controlarlo.

Qué es el síndrome de ovarios poliquísticos

El síndrome de ovarios poliquísticos, también llamado "Síndrome de Stein-Leventhal" o "enfermedad ovárica polifolicular/poliquística", está asociado a un desequilibrio de las hormonas sexuales femeninas, lo cual puede provocar cambios en el ciclo menstrual, quistes en los ovarios, dificultad para quedar embarazada y en ocasiones otros problemas de salud.

Su nombre está formado por el componente griego "poli", que significa 'muchos' y "quiste", que significa 'saco cerrado', es decir: ovarios con varios quistes. Esto quiere decir que este trastorno se caracteriza por la presencia de varios pequeños quistes en uno o ambos ovarios, aunque por regla general no presentan ningún peligro ni necesitan ser extraídos, ya que los quistes son benignos, aunque muchos de los síntomas pueden causar angustia emocional.

Este síndrome afecta a alrededor del 15 por ciento de las mujeres en edad reproductiva y a la mayoría se les diagnostica entre los 20 y los 30 años. Las mujeres que lo padecen pueden tener dificultades para embarazarse, así como presentar problemas en el embarazo, como diabetes gestacional, preeclampsia o parto prematuro.

Síntomas de síndrome de ovario poliquístico

Mujer Dolor

No todas las mujeres con el SOP comparten los mismos síntomas, y algunas pueden presentar sólo alguno de ellos. Los principales síntomas del síndrome de ovarios poliquísticos son:

  • Ausencia del periodo menstrual después de haber tenido uno o más periodos menstruales normales durante la pubertad (amenorrea secundaria).
  • Periodos menstruales irregulares, que pueden ser intermitentes y también variables en la cantidad de flujo (muy ligeros o muy abundantes).

Otros síntomas del síndrome del ovario poliquístico también pueden ser:

  • Vello corporal extra que crece en el pecho, el abdomen y la cara, al igual que alrededor de los pezones.
  • Acné en cara, tórax o espalda.
  • Cambios en la piel tales como marcas y pliegues cutáneos gruesos u oscuros alrededor de las axilas, las ingles, el cuello y los pechos.

Si presentas alguno de estos síntomas, deberás acudir al ginecólogo para que te revise y pueda diagnosticarse e indicarte un tratamiento en caso de ser necesario.

Causas del síndrome de ovarios poliquísticos

La causa exacta del síndrome de ovarios poliquísticos se desconoce, pero los médicos saben que existen factores ambientales y genéticos que contribuyen al desarrollo de este trastorno. Debido a que los síntomas pueden ser hereditarios, se piensa que este síndrome se deba, al menos en parte, a un cambio o mutación en uno o más genes.

En algunas mujeres, el ovario no crea todas las hormonas que necesita para que cualquiera de sus óvulos madure. Los folículos (el saquito que contiene los óvulos) comienzan a crecer y a acumular fluído, pero no llegan a soltar el óvulo, por lo que alguno puede convertirse en pequeños quistes.

La falta de maduración folicular y la incapacidad para liberar un óvulo probablemente son ocasionadas por bajos niveles de la hormona foliculoestimulante. La ovulación no ha ocurrido, por lo que no se crea la hormona progesterona: sin ella, el ciclo menstrual de la mujer es irregular o está ausente. Además, los quistes crean las hormonas masculinas o andrógenos, lo cual también se suma a la dificultad en la ovulación.

Tratamiento para el síndrome de ovarios poliquísticos

Mujer Vientre

El síndrome de ovarios poliquísticos no tiene cura, pero la dieta, hacer ejercicio y las medicinas pueden ayudar a controlar los síntomas. El médico puede recomendar píldoras anticonceptivas para hacer que los ciclos menstruales sean más regulares y estos medicamentos también ayudarán a reducir el posible crecimiento anormal de vello y el acné.

Como el aumento de peso y obesidad es común en las mujeres que lo padecen, el médico recomendará bajar de peso, pues esto puede ayudar a tratar los cambios hormonales. Además, mantener un peso saludable también ayudará a mejorar las posibilidades de concebir, que como hemos comentado antes pueden dificultarse la padecer este síndrome.

En la mayoría de los casos las mujeres con ovarios poliquísticos sí pueden concebir, pero habrá ciertos casos en los que se presentarán dificultades a causa de este síndrome. En esas situaciones, se recurre a tratamientos para la infertilidad, como medicinas, cirugía o fertilización in vitro.

El síndrome de ovarios poliquísticos necesita ser diagnosticado y tratado de forma temprana para prevenir problemas como los antes mencionados, ya que esta afección supone riesgo de desarrollar problemas a largo plazo y también es muy importante si se quiere tener un bebé en el futuro.

Fotos | iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio