Publicidad

Por qué no hace falta bañar al bebé al nacer‏

Por qué no hace falta bañar al bebé al nacer‏
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Durante muchos años el baño después del nacimiento fue una práctica habitual en las maternidades. La razón era, seguramente, retirar la vérnix caseosa y los restos de la estancia en el útero materno, como un empezar de cero. Sin embargo, se ha visto que no hay ninguna prisa en bañarlos y que, en cierto modo, podría ser hasta beneficioso no hacerlo, por temas de temperatura y bienestar.

Ya hace unos meses Eva nos habló de una campaña que pretendía mantener la vérnix de los niños durante unas horas tras nacer. Hoy vamos a ahondar un poco en el tema para explicar las otras razones por las que se decidió dejar de bañar a los bebés al nacer.

¿Cuál es el beneficio de bañar a los bebés?

El único beneficio de bañar a los bebés al nacer es el de dejarlos limpitos y presentables. Un bebé lleno de una sustancia grasa y pegajosa e incluso con manchas de sangre reseca y el pelo pegado es, a simple vista, un bebé ligeramente descuidado (no es que lo esté, es la sensación que produce) y a todos nos gusta cuando vemos a los niños con la piel blanquita, suave y sedosa, el pelo limpito y oliendo a bebé.

El problema es que éste parece ser el único beneficio y, a decir verdad, es bastante superficial en lo que a concepto se refiere, porque la imagen del bebé puede esperar un poco y en términos de salud no supone ninguna ventaja.

En contra tiene posibles inconvenientes, como puede suponer la pérdida de temperatura que se produce al mojarlo y la separación de la madre en un momento en que lo más recomendable es no separarlos, sino dejarlos en contacto piel con piel.

¿Cuál es el beneficio de no bañarlos?

Como acabo de comentar, el no bañarlo ayuda a evitar una pérdida de temperatura corporal y ayuda a que madre y bebé no pierdan el contacto piel con piel en ningún momento, ese que es tan beneficioso tanto para establecer la lactancia materna como para continuar con el vínculo que ambos crean el día en que el test de embarazo aparece positivo.

Por otro lado, aunque se desconoce el efecto o la función de la vérnix, se sabe que en caso de no bañar al bebé su piel la acaba reabsorbiendo. Esto hace sospechar que pudiera tener algún efecto beneficioso en la piel, quizás hidratando y ayudando a protegerla de infecciones y de la mencionada pérdida de temperatura.

Como además no existe ninguna contraindicación a no bañarlos, lo más recomendable es esperar para bañarlo.

¿Y si los padres quieren que se le bañe?

Puede suceder que unos padres soliciten el baño del bebé. En tal caso, lo ideal es explicar lo recomendable de esperar al momento en que se considere que el bebé está estable, térmicamente hablando, y una vez haya pasado el mínimo tiempo recomendado en contacto piel con piel (normalmente hasta que haga la primera toma).

Más información | Guía de práctica clínica sobre la atención al parto normal En Bebés y más | Buenas prácticas en la primera hora de vida, Un baño feliz, "A mi hijo lo baño yo, que para eso soy su madre"‏

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir