Bebés prematuros: escuchar la voz de mamá mientras les hacen pruebas médicas disminuye su dolor

Bebés prematuros: escuchar la voz de mamá mientras les hacen pruebas médicas disminuye su dolor
Sin comentarios

El contacto piel con piel con mamá es fundamental desde el primer momento de vida y cuanto antes tenga lugar más beneficios para la madre y su hijo. Diferentes estudios también han demostrado que este contacto directo ayuda a los prematuros a superar las dificultades y que la presencia de una madre o un padre tiene un efecto calmante real en el niño.

Pero el cerebro de un recién nacido, aunque viniera al mundo antes de tiempo, no deja de sorprendernos, y ha vuelto a hacerlo: investigadores de la Universidad de Ginebra (UNIGE), en colaboración con el Hospital Parini en Italia y la Universidad del Valle de Aosta, han observado que, cuando la madre habla o canta a su bebé prematuro mientras le realizan alguna intervención médica, disminuye su expresión de dolor. Y es que el amor materno es "casi" la mejor de las medicinas.

Los beneficios de tener cerca a mamá

Cuando un bebé nace antes de las 37 semanas de gestación, suele ser separado de sus padres y llevado a que a una incubadora en la unidad de cuidados intensivos para que continúe creciendo sano.

Este prematuro, durante unas semanas, puede ser sometido a varias intervenciones médicas, como son la intubación, extracción de sangre o una sonda de alimentación.

Si una madre le habla a su bebé prematuro durante una intervención médica, los signos de expresión de dolor del bebé disminuyen, según este estudio.

Estos procesos impactan en su desarrollo, ya que no siempre es posible aliviar este dolor con analgésicos farmacéuticos, debido a posibles efectos en su desarrollo neurológico. De ahí la importancia de los avances comprobados y publicados en Scientific Reports de la revista Nature, porque parecen corroborar que la voz de la madre podría ayudar al bebé a manejar el dolor durante estos procesos médicos.

Partiendo de que las modulaciones emocionales de la voz de papá y mamá calman al bebé prematuro, el equipo de Didier Grandjean, catedrático de la Sección de Psicología de la Facultad de Psicología y Ciencias de la Educación (FPSE) y del Centro Suizo de Ciencias Afectivas (CISA) de la UNIGE, se interesó por el contacto vocal temprano entre la madre y el prematuro y en cómo impacta la voz de la madre en el manejo del dolor derivado de las prácticas rutinarias necesarias para el seguimiento de los bebés prematuros.

La voz redujo los signos de expresión del dolor en el bebé

Prematuro 2

Los investigadores siguieron a 20 bebés prematuros en el Hospital Parini en Italia y pidieron a la madre que estuviera presente durante el análisis de sangre diario que se les realiza extrayendo gotas de sangre del talón.

Se centraron en la voz de la madre, según explica la doctora Manuela Filippa, primera autora del estudio, porque "en los primeros días de vida es más difícil que el padre esté presente, debido a las condiciones laborales que no siempre permiten días libres”.

El estudio contenía tres fases que se llevaron a cabo durante tres días, lo que permitió realizar comparaciones. La primera inyección se administró sin la madre, la segunda con la madre hablando al bebé y la tercera con la madre cantándole, en ambas ocasiones desde cinco minutos antes de pincharle. El orden se cambió de forma aleatoria.

La investigadora explica que como las unidades de cuidados intensivos también suelen ser ruidosas debido a la ventilación y otros equipos médicos, se midió la intensidad de la voz para cubrir el ruido ambiental.

Los niveles de oxitocina en el bebé, la hormona que interviene en el apego y que también está relacionada con el estrés, aumentó cuando la madre hablaba a su hijo.

El equipo de investigación observó si el dolor se reducía con la madre presente, usando el Perfil del Dolor del Bebé Prematuro (PIPP). Éste establece una parrilla de codificación de expresiones faciales y parámetros fisiológicos (latidos del corazón, oxigenación) que prueba el dolor del bebé entre 0 y 21. Según detalla la autora del estudio:

"El resultado es importante. En ausencia de la madre, el PIPP es de 4,5, y cuando la madre le habla al bebé, el PIPP baja a 3. Cuando la madre canta, el PIPP es de 3,8. Esta diferencia con respecto a la voz hablada puede explicarse por el hecho de que no se adapta muy bien a lo que la madre percibe en el bebé cuando canta".

Cantar o hablar a un prematuro aumenta los niveles de oxitocina

"Inmediatamente estudiamos lallamada hormona del apego, la oxitocina, que ya estaba asociada al estrés, los problemas de apego y el dolor en estudios anteriores".

Son palabras de la doctora Manuela Filippa, que detalla cómo la midieron.

"Utilizando muestras de saliva sin dolor antes de que la madre hablara y cantara y después de la puñalada en el talón, los niveles de oxitocina aumentaban de 0,8 picogramos por mililitro a 1,4 cuando la madre hablaba. Para la oxitocina, se trata de un aumento enorme".

Estos resultados indican que la presencia de la madre tiene un efecto positivo cuando el bebé prematuro recibe un tratamiento médico doloroso.

"Demostramos la importancia de conectar a padres e hijos, especialmente en las delicadas situaciones de los cuidados intensivos".

Y añade la doctora Didier Grandjan que comunicarse con el bebé también contribuye a reforzar el apego:

"Los padres pueden desempeñar aquí un papel protector y actuar y sentirse implicados en la ayuda a sus hijos en la medida de lo posible, algo que se da por descontado en el parto a término. Esto refuerza el vínculo de apego esencial".

Vía | Universidad de Ginebra

Fotos | iStock

En Bebés y Más | El contacto piel con piel es clave para el inicio temprano de la lactancia materna en bebés prematuros, Cuando tu bebé nace prematuro y nada es como esperabas

Temas
Inicio