Publicidad

Nacer en la semana 37 no es lo mismo que nacer en la 42, aunque ambos partos sean a término

Nacer en la semana 37 no es lo mismo que nacer en la 42, aunque ambos partos sean a término
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Se dice que un bebé es considerado a término cuando nace entre la semana 37 y la semana 42 de gestación, pero entre ambas hay un plazo de tiempo enorme para la gestación de un ser humano. Nada menos que cinco semanas, un tiempo fundamental para el desarrollo del bebé.

Evidentemente nacer en la semana 37 no es lo mismo que nacer en la 42. Por eso, el Colegio Estadounidense de Obstetricia y Ginecología ha decidido hace unos años introducir algunos cambios en las definiciones de lo que es un parto a término.

Según las nuevas definiciones que han dado:

  • Los bebés nacidos entre las semanas 37 y 39 se consideran "a término tempranos".

  • Los bebés nacidos entre las semanas 39 y 41 se consideran "a término normales".

  • Los bebés nacidos entre las semanas 41 y 42 se consideran "a término tardíos".

Cada día dentro del útero es esencial

Por su parte, los bebés nacidos antes de la semana 37 son considerados prematuros, mientras que los que nacen más allá de las 42 semanas se consideran postérmino.

Entre ambas fechas hay varias semanas en las que cada día es esencial para el desarrollo del bebé. Un estudio publicado en la revista Human Reproduction que ha analizado datos de 130 embarazadas concluye que la duración del parto, comparando partos normales, sin contar los partos prematuros, puede variar hasta en 37 días.

Aunque ambos sean considerados a término, las diferencias a nivel de desarrollo del bebé son muchas. Los bebés nacidos en la semana 37 presentan mayores riesgos que los nacidos en la semana 40, pues no se han beneficiado de días esenciales para la maduración de sus pulmones.

Además, en las últimas semanas de embarazo el bebé aumenta aproximadamente 200 gramos por semana, acumula grasa que le permitirá regular mejor la temperatura en el exterior y para mejorar el funcionamiento de los órganos, entre otras cosas.

Por su parte, nacer antes de la semana 39 está relacionado con mayores complicaciones respiratorias, auditivas o del aprendizaje, por nombrar algunas diferencias. Dos semanas, una e incluso días, pueden ser claves en el desarrollo del bebé.

No solo para la maduración de sus pulmones y el aumento de peso, permanecer en el útero materno hasta que el bebé decida cuando nacer también es esencial para el desarrollo del cerebro, por lo tanto recomiendan no adelantar el parto si no hay motivos claros para hacerlo.

Además, viene bien para aclarar que los partos inducidos y las cesáreas programadas antes de la semana 39 no son considerados partos a término normales, y por tanto se desaconsejan.

En Bebés y más | Las cinco fases del parto: qué sucederá en cada momento explicado paso a paso, Cada semana en el útero materno mejora el desarrollo cognitivo del futuro bebé, Embarazo semana a semana: de la concepción al nacimiento

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir