Publicidad

Parto Lotus. ¿Nueva moda o parto definitivo?

Parto Lotus. ¿Nueva moda o parto definitivo?
4 comentarios
HOY SE HABLA DE

El parto Lotus es una forma de "parto natural" que consiste en que el bebé y su placenta permanecen unidos hasta que esta última se separa de forma natural al secarse. Recibe su nombre de la enfermera californiana Clair Lotus Day, que, en 1974, decidió que su hijo naciese de esta manera.

Es una forma de parto relativamente común en Estados Unidos, Canadá y Australia, aunque por estas latitudes no lo es tanto.

¿Pero, estamos ante nueva moda o es el parto Lotus el parto natural definitivo?

El proceso del parto Lotus es el siguiente: primero nace el bebé y a los pocos minutos le sigue su placenta. Ambos van a permanecer unidos durante aproximadamente una semana en la que la placenta se va a desprender del bebé.

¿Qué cuidados requiere?

Unas horas después de haber sido expulsada, se debe lavar con agua templada y dejar escurrir sobre una superficie agujereada, después de seca suavemente y se deja bien en una bolsa hecha para tal menester, como la que ilustra la entrada, o bien se cubre con un trapo. Hay quien le echa un poco de sal para "acelerar" el proceso de secado.

En lo referente al cordón del bebé no requiere ningún tratamiento específico diferente al de un parto habitual.

Que recomiendan la OMS y las asociaciones de pediatría

La OMS recomienda el corte tardío del cordón umbilical, es decir, se debe esperar a que este deje de bombear sangre ya que existen estudios que relacionan este último bombeo sanguíneo con una reducción del riesgo de hipoxia, anemia e hipoglucemia. No dice nada de mantener el cordón unido a la placenta de esta forma, aunque tampoco afirma nada en su contra.

Un parto con una fuerte carga espiritual y natural

Hay quien afirma que hay que tener las ideas muy claras al escoger esta opción de parto, pues si bien parece más complicado de lo que realmente es, tampoco es sencillo y requiere de una forma de actuar diferente, hay que tener en cuenta que ya no sólo estáis el bebé y tu, sino que ahora sois tú, el bebé y la placenta.

Afirman que es un parto con una fuerte carga espiritual, pues el bebé permanece unido a su árbol de la vida que le protegerá hasta que termine de secarse.

No voy a entrar en temas místicos, cada uno que lo vea como quiera pero para mi no está muy claro que sea una forma de parto muy natural y me voy a explicar: hace miles de años, cuando nuestra supervivencia dependía de pasar desapercibidos ante los depredadores o del número de nuestro grupo, estaba claro que quedarse el último significaba ser el plato principal del carnívoro de turno. Todo parto, entendiendo como tal la expulsión del bebé por el canal del parto (una cesárea no estaría incluida), es natural. Pues estar, eso si, más o menos instrumentalizado, pero es natural.

Muchos animales de aquella época, una vez daban a luz a sus crías se comían la placenta para así evitar que los depredadores pudieran oler que por ahí se había producido un parto y tenían a un suculento cordero lechal de plato principal.

Lo "natural" por aquel entonces era lo sencillo, útil y práctico, e ir con un bebé recién nacido unido a su placenta no lo veo yo muy práctico que digamos. Más bien, veo la imagen de la madre cortando el cordón nada más expulsar la bolsa para poder seguir al grupo y no terminar en el estómago de nadie.

¿Qué os parece a vosotras este parto Lotus? ¿Es una buena opción? ¿Lo haríais?

Foto | Nico Nelson en Flickr Vía | mibebeyyo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios