Publicidad

La inducción del parto no aumenta el riesgo de autismo en el bebé, según nuevo estudio

La inducción del parto no aumenta el riesgo de autismo en el bebé, según nuevo estudio
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

En 2013 se publicó un estudio que hizo saltar todas las alarmas. Dado el aumento de casos de autismo en niños, se quiso investigar si la forma de nacer podría estar relacionado con este trastorno y se llegó a la conclusión de que los niños nacidos por parto inducido podrían tener más riesgo de autismo. A pesar de que se dejó claro que faltaba más investigación para establecer una causa-efecto, se instaló el temor en muchas mujeres a la hora de aceptar o no un parto inducido.

Dada la inquietud que ha provocado, se ha seguido investigando y ahora, tres años después, se ha publicado un nuevo estudio en la revista JAMA Pediatrics que acalla las alarmas. Según esta investigación, realizada con más de un millón de bebés, la inducción al parto no aumenta el riesgo de autismo en el bebé.

Cuándo es necesaria la inducción del parto

Lo natural, y por ello lo más conveniente, es que el parto se desencadene espontáneamente, cuando el bebé decida nacerel bebé decida nacer. Mantenerse activa, pasear, bailar son actividades que favorecen el balanceo pélvico y contribuyen a ablandar el cuello del útero. Por su parte, estimular suavemente los pezones y mantener relaciones sexuales (siempre que no esté contraindicado) segrega la hormona oxitocina que estimula las contracciones uterinas.

Pero no siempre los métodos naturales funcionan y se debe recurrir a la inducción, o bien porque ha pasado la fecha de parto o porque hay riesgo para la madre o el bebé (diabetes gestacional, preeclampsia, etc).

Sin embargo, la inducción artificial del parto por medio de hormonas sintéticas como geles de prostaglandinas y/o oxitocina no está exenta de riesgos y conlleva mayores probabilidades de acabar en un parto instrumental o cesárea, por lo que debe limitarse a determinadas indicaciones médicas.

Resultados del nuevo estudio

Rn

La investigación consistió en un seguimiento de más de un millón de bebés nacidos en Suecia entre los años 1992 y 2005. Según los resultados:

  • Un 11% de los alumbramientos habían sido inducidos, por lo general por complicaciones asociadas al embarazo o por partos post-término (después de la semana 42), que representaron el 23% de los partos provocados.

  • Un 2% del total de bebés nacidos, ya fuera de forma natural o inducida, había sido diagnosticados posteriormente de autismo.

En primer lugar, cuando se valoró la situación de los niños no emparentados, la asociación entre los partos inducidos y el riesgo de autismo era similar a la del estudio del 2013. Sin embargo, cuando se analizó la situación de los hermanos con alumbramientos discordantes, esto es, en el que uno de los hijos de la misma madre había nacido por parto natural y el otro por parto inducido, las observaciones previas se fueron al traste.

Según explica Anna Sara Oberg, directora de la investigación:

En nuestro trabajo, en el que hemos empleado familiares cercanos como los hermanos y los primos carnales como grupo comparativo, no hemos encontrado ninguna asociación entre los partos inducidos y el riesgo de autismo. Además, muchos de los factores que podrían conllevar a la inducción del parto y al autismo son compartidos, ya sea total o parcialmente, por los hermanos, caso de las características de la madre o los factores genéticos o socioeconómicos.

Por tanto, la constatación de esta ausencia de asociación cuando se compara entre hermanos sugiere que las asociaciones previamente observadas podrían haberse debido a estos factores familiares, que no a la inducción.

Una observación muy importante esta última, ya que como puntualizan los autores "es importante tener en cuenta que nuestros resultados tienen que ver con el riesgo asociado a la inducción del parto per se, y no a los métodos o medicaciones específicas utilizadas en el proceso, incluida la oxitocina".

Fotos | iStockphoto
Vía | ABC
Más información | JAMA Pediatrics
En Bebés y niños | El autismo en bebés y niños: todo lo que hay que saber, Le recomiendan una inducción, se niega y la policía se la lleva de su casa para provocarle el parto en el hospital

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir