Compartir
Publicidad

Un estudio revela que los niños que comen en casa sufren menos indice de obesidad

Un estudio revela que los niños que comen en casa sufren menos indice de obesidad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Actualmente, muchos de nuestros hijos deben comer en el colegio por los horarios de trabajo que tenemos los padres. Un estudio elaborado por la Universidad de Granada confirma que los niños que comen en casa sufren menos obesidad.

La investigación llevada a cabo por dicha Universidad, revela que los hijos cuyos menús son preparados por sus madres están mejor alimentados y sufren menos obesidad, mientras que el estado nutricional de los niños empeora cuando una persona diferente a la madre les prepara el menú familiar.

Los investigadores quieren dar a conocer la importancia de las madres a la hora de cuidar la dieta de toda la familia, ya que es quien mejor conoce las necesidades alimenticias de la familia y la mejor preparada para la elaborar una alimentación sana y equilibrada.

Para llegar a dicha conclusión, los científicos han estudiado a 718 niños y adolescentes escolares de entre 9 y 17 años de edad, pertenecientes a trece centros educativos públicos y privados de la ciudad de Granada y de su provincia. Como punto de partida tomaron como datos esenciales la edad, sexo, peso, talla, índice de masa corporal (IMC), pliegues cutáneos, perímetros corporales y aspectos de su entorno familiar así como sus frecuencias de consumo y la práctica de alguna actividad física.

En dicho estudio también han observado que a medida que aumenta el número de horas que los niños ven la televisión, juegan con los videojuegos o están conectados a Internet, su índice de masa corporal se incrementan notablemente.

Estos investigadores han explicado que se debe volver a fomentar estilos de vida saludables en las familias y que es recomendable la práctica de ejercicio físico, bien sea como tal o a través de los juegos clásicos ya que es la única manera de tener un estado de salud óptimo.

Con ello no creemos que en los comedores escolares los niños coman mal pero si sabemos que no es lo mismo cocinar para los hijos que para 50 o 100 escolares, una madre sabe lo que el niño ha desayunado o ha merendado y que es lo que debe comer para que la comida sea completa y equilibrada y hará todo lo posible para que tome a lo largo del día frutas, verduras, etc. En un comedor escolar es muy difícil controlar lo que come cada niño.

Lo que nos muestra este estudio, es algo que ya sabíamos desde hace mucho tiempo y que algunos continuamos practicando siempre que podemos y es que como en casa de mamá no se come en ningún sitio.

En Peques y Más | Empeora la calidad dietética de los menús escolares
Imagen | Paul Hamilton

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos