Publicidad

Neurólogos estadounidenses revelan un descubrimiento que podría mejorar la comprensión y tratamiento del autismo

Neurólogos estadounidenses revelan un descubrimiento que podría mejorar la comprensión y tratamiento del autismo
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Unos neurólogos estadounidenses han revelado un descubrimiento que según dicen, podría ayudar a detectar el autismo en etapas tempranas del crecimiento del niño. Desde luego, se necesitan investigaciones adicionales, pero ellos deducen un proceso que se inicia mucho antes del nacimiento: se trata de ciertas anomalías en el desarrollo de algunas estructuras cerebrales del feto.

El autismo generalmente es considerado como un trastorno del desarrollo del cerebro, sin embargo la ciencia aún no ha logrado identificar ninguna lesión responsable

Los científicos pertenecen al Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos (entidad que financia el estudio), y según la especialista en autismo Lisa Gilotty, el descubrimiento es muy prometedor, y permite avanzar en la comprensión y tratamiento del trastorno. La investigación sugiere lo que sucede en el cerebro, aunque aún no explica el mecanismo, sin embargo es ya un avance. La investigación ha sido publicada en The New England Journal of Medicine, y para llevarla a cabo los médicos analizaron muestras de tejido cerebral post - mortem en un pequeño grupo (11) de niños con autismo de entre los dos y los 15 años de edad; comparándolas con otras muestras de un grupo de control que no habían presentado el trastorno en vida.

Según he leído existe una serie de 25 genes que sirven como biomarcadores para ciertos tipos de células del cerebro que forman las seis capas de la corteza, y de acuerdo con los hallazgos, están ausentes en el 91 por ciento de los niños analizados, mientras que sólo había un 9% de los pertenecientes al grupo de control que no los presentaban.

Eric Courchesne es el director del Centro de Excelencia del autismo de la Universidad de California (San Diego) y coautor de la investigación. Ha explicado que además de la diferencia en los genes, se han observado señales de alteración de las células cerebrales han aparecido en forma de marcas (o parches) de cinco y siete milímetros de longitud, en varios lugares de las capas del lóbulo frontal y temporal del cerebro.

Y son estas regiones las responsables de funciones sociales, de las emociones, de la comunicación (incluido el lenguaje oral), funciones que se presentan como disfuncionales en personas con autismo

Si los responsables del estudio creen que los hallazgos pueden ayudar a la detección temprana y a ofrecer tratamientos mejorados, es porque la propia naturaleza irregular de los defectos, provoca que no se produzcan en la totalidad de la corteza. De forma que un cerebro en desarrollo podría tener oportunidad de arreglar sus propias conexiones para eludir los parches patológicos, y ‘reclutar’ células de regiones vecinas del cerebro, que asumirían funciones críticas en las funciones sociales y de comunicación.

Imagen | hepingting Vía | National Institute of Mental Health Más información | The New England Journal of Medicine En Peques y Más | PIKTOplus: una herramienta comunicativa que se presenta en el Día de concienciación sobre el Autismo como sistema de comunicación, 'Diego en la botella': un cuento dulce y mágico que explica la historia de un niño con autismo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios