Compartir
Publicidad
Publicidad

La dieta de la embarazada altera el ADN del bebé predisponiéndolo a la obesidad

La dieta de la embarazada altera el ADN del bebé predisponiéndolo a la obesidad
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada vez tenemos más información acerca de la influencia de la nutrición en el embarazo en la salud del bebé a lo largo de su vida. Un nuevo estudio acaba de revelar que la dieta de la embarazada puede alterar el ADN del bebé predisponiéndolo a un mayor riesgo de desarrollar problemas de obesidad varios años después.

El estudio internacional dirigido por la Universidad de Southampton es el primero que logra demostrar que la dieta de la madre durante el embarazo puede alterar el ADN del bebé a través de un proceso denominado cambio epigenético, que puede hacer que el niño desarrolle problemas de peso, independientemente del peso de la madre al quedar embarazada y del peso del niño al nacer.

En este mismo sentido, conocíamos un estudio previo basado en un experimento realizado con ratas, el cual señalaba que la preferencia de la madre por alimentos ricos en grasas produce cambios en el cerebro del bebé que estimulan el apetito elevando el riesgo de que padezca obesidad en los primeros años de vida.

Supone un gran avance en la investigación sobre las causas de la obesidad infantil, ya que es la única que apunta a un comportamiento de la madre que influye en el desarrollo fetal y no simplemente a la combinación genética y al estilo de vida a partir del nacimiento.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores midieron los cambios epigenéticos en cerca de 300 niños en el nacimiento y demostraron que estos predecían la obesidad que alcanzaría el niño a los seis o nueve años de edad. Los cambios epigenéticos son aquellos que alteran la función del ADN sin modificar su secuencia heredada de la madre y el padre, pueden también influenciar cómo una persona responde a factores del estilo de vida, como la dieta o el ejercicio.

Se pueden sacar dos conclusiones interesantes del estudio. Por un lado, pone en evidencia la enorme importancia que tiene una nutrición saludable en el embarazo, mientras que por otro, apunta a que la prevención de la obesidad infantil podría empezar incluso antes de que se produzca el nacimiento. Las medidas deberían dirigirse a mejorar la nutrición de la madre durante la gestación para reducir el riesgo de padecerla en el futuro.

Vía | Europa Press Foto | o5com en Flickr En Bebés y más | El excesivo aumento de peso en embarazo eleva el riesgo de obesidad en los hijos,

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos