Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Es posible viajar con más de dos niños pequeños?

¿Es posible viajar con más de dos niños pequeños?
Guardar
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Prácticamente ya no recuerdo cómo es viajar en pareja. Desde hace cuatro años la familia ha crecido, y aunque viajar con niños no siempre es fácil, no hemos renunciado a conocer nuevos destinos. Pero, después de nuestro reciente viaje a Oporto, me pregunto, ¿se puede viajar con más de dos niños pequeños?

Y no me refiero a unos trillizos que pasan la mayor parte del tiempo descansando en sus cochecitos o que se llevan sin esfuerzo en un portabebés. No.

Hablo de niños que ya no son bebés, pero cada uno de edad diferente, que están en esa etapa “crítica” en que no quieren moverse en el carrito sino ir andando, o más bien salir corriendo, porque ya son capaces de correr, que no tienen ningún miedo ni entienden de responsabilidad y tampoco pueden ayudar con el equipaje… Y junto a ellos tan solo dos adultos (habitualmente papá y mamá) para “controlar” la situación.

Una situación que puede llegar al límite en momentos tan conflictivos como el paso por el control del aeropuerto (probablemente la situación menos agradable y más incómoda del viaje). O como la visita a un museo “de no tocar”, o el paseo por unas calles desconocidas, subir a un barco, al autobús haciendo malabarismos…

Si en esas situaciones tenemos ojos (y manos o brazos) para un niño cada adulto, no me imagino con un niño más a mi cargo. Si ya es estresante en ciertos lugares estar atenta a todo, no creo que pudiera conseguirlo con un niño más corriendo y en peligro continuo según mi perspectiva.

Tampoco es que yo sea una paranoica de los cuidados, si me tuviera que clasificar entre mamás tranquilas o mamás preocupadas sin duda estaría entre las primeras. Existen muchas situaciones y lugares, incluso desconocidos, donde no encuentro peligro y puedes relajarte, que las niñas no estén cogidas de la mano o al brazo…

Pero bastó un susto este último viaje, cuando la pequeña, corriendo, se cayó y se partió el labio, para estar más nerviosa y levantar la guardia de nuevo al máximo.

Viajar con niños

¿Se puede disfrutar de un viaje con niños?

Y algunos de vosotros os preguntaréis, “¿pero se puede disfrutar de un viaje así?” Pues sí, se puede, porque existen muchos de esos momentos en que hay un espacio para corretear, un parque donde descansar, una comida a la mesa degustando las delicias locales y reponiendo fuerzas para seguir descubriendo…

Y al final, aunque parezca mentira y pienses que vas a caer rendido en la cama antes que ellos, al final se duermen, y descansamos todos pensando en lo bien que lo hemos pasado y en lo que nos espera al día siguiente.

Vamos, que un viaje con niños se compone de una mezcla de tensión-preocupación-tranquilidad que van subiendo y bajando a lo largo del día mezclados con muchos descubrimientos y diversión. Eso, con dos niños pequeños. ¿Podríamos con uno más?

Bueno, seguro que al final nos apañábamos, aunque ya a nivel logístico me parece un gran esfuerzo, el tema de los transportes también es delicado (seguramente nos pensaríamos más lo del avión y optaríamos por otros transportes más cercanos como el coche). Pero sobre todo la vigilancia de más niños en todo momento me da miedo.

Sin vivirlo, siento como si me faltaran ojos o manos. De hecho, cuando hemos viajado en compañía de más familiares todo ha sido mucho más fácil y relajado (por qué será que últimamente siempre proponemos a mis padres que vengan con nosotros…).

Cuatro adultos para dos niñas: nos sobran manos, todo arreglado… ¿o no? También podría contaros unos cuantos sustos en esa situación… Y es que no siempre cuantos más ojos hay, más vigilados están los niños. No hay que bajar la guardia nunca.

En fin, que para dos mayores yo pongo mi límite en dos niños para viajar. Ya vuelves bastante agotado… Pero también estoy segura de que con un niño más no renunciaría a viajar. Otra cosa es cómo me las arreglaría para no acabar de los nervios o para invitar a los abuelos a compartir el viaje con nosotros.

Fotos | Eva Paris y GoodNCrazy en Flickr-CC
En Bebés y más | Subir a la Torre Eiffel con un bebé, Visitar Versalles con un bebé, Viajar a Ámsterdam con un bebé, Cómo entretener a un niño en el avión, Ir a esquiar con los niños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos