Compartir
Publicidad

Pobreza infantil en España: siete medidas por las que puede empezar Pedro Sánchez para acabar con ella

Pobreza infantil en España: siete medidas por las que puede empezar Pedro Sánchez para acabar con ella
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que quiere potenciar las políticas sociales durante su mandato, de ahí que una de sus primeras medidas ha sido anunciar que tiene previsto crear un Alto Comisionado de Lucha contra la Pobreza Infantil que supervisará personalmente, según ha adelantado el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos.

Se atiende así a organizaciones como Unicef o Save the Children en su exigencia de medidas concretas para proteger a los niños, que han sido los claros perdedores de la (desaparecida?) crisis económica vistas las cifras de pobreza infantil que se manejan en nuestro país actualmente. Además de aplaudir que los niños se coloquen entre las prioridades de la agenda política, proponemos siete medidas por las que el nuevo presidente puede empezar a luchar contra la pobreza infantil.

1. Aumentar el gasto en protección social

Según denuncia Save the Children, España cuenta con un sistema de protección social a la infancia débil, a diferencia de la mayoría de los países de la UE.

Nuestro país tan sólo invierte el 1,3% de su PIB en protección social a la familia y a la infancia; lejos de la media europea del 2,4% y muy lejos de la inversión de países como por ejemplo Francia, que dedica un 2,5% de su PIB o Dinamarca, el 3,5%.

Si en países en los que no tienen pobreza infantil los gobiernos se gastan mucho más dinero en los niños, ¿cómo vamos a poder nosotros solucionar el problema si, a pesar de que uno de cada tres está en riesgo de pobreza y exclusión, invertimos menos fondos?.

2. Crear un Pacto de Estado por la Infancia

Es una reclamación histórica de Unicef y Plataforma de infancia, organizaciones que ya han pedido a Pedro Sánchez que cumpla las promesas que hizo cuando estaba en la oposición.

Se trata de crear un Pacto de Estado por la Infancia que incluya una serie de medidas destinadas a la lucha contra la pobreza infantil y por la inclusión social de la infancia, incluyendo el establecer una ayuda universal por hijo a cargo, revisar y mejorar todas las ayudas existentes y apostar por unos servicios públicos inclusivos y accesibles.

3. Cuidar de las minorías

Los datos más recientes revelan que el 30,5% de los niños viven en pobreza relativa, mientras que bajo el umbral de la pobreza lo hace un 22%, cifras que aumentan escandalosamente si hablamos de colectivos como el de los gitanos, que representan al 2% de la población española.

Según cifras de la Fundación Secretariado Gitano, la pobreza infantil incide de manera especial en esta minoría, ya que 90% de la población gitana está por debajo del umbral de pobreza. La solución que plantea esta ONG nos lleva a la petición siguiente: La educación como palanca de cambio para romper el círculo de transmisión de la pobreza.

4. Trabajar por una educación de calidad, equitativa e inclusiva

En todos los países europeos, el riesgo de pobreza y exclusión social entre los niños está fuertemente ligado a su nivel educativo y el de sus padres. El informe "Iluminando el futuro", de Save the Children, pone el foco en la importancia de la educación como elemento para una sociedad más equitativa y justa:

"Una educación equitativa parte de que todas las personas, independientemente de las diferencias socioculturales y socioeconómicas, deben tener igual acceso a la adquisición de conocimientos y destrezas. La equidad educativa debe servir como instrumento para compensar las diferencias y permitir que todas las personas puedan disfrutar de su derecho a la educación en igualdad de oportunidades".

5. Comedores escolares en verano para niños en riesgo de exclusión

En las familias castigadas por el desempleo la calidad nutricional de los alimentos que entran en casa ha descendido hasta el punto de que el 25% de los niños menores de 16 años sufre malnutrición.

Diversas organizaciones como Fedaia han denunciado el aumento de la demanda de las familias que no pueden dar de comer adecuadamente a sus hijos. La Cruz Roja ha pedido que se refuercen las becas comedor en verano y Cáritas apoya esta petición por ser "la única garantía para muchas familias para alimentar de forma equilibrada a sus hijos". Ahora que se acaba el curso escolar miles de niños pierden la única comida saludable que estaban recibiendo al día. Se hace necesario, por tanto, ampliar las becas de comedor a la temporada de verano o suplir esta carencia de alguna y otra manera.

6. Aumentar la prestación por hijo a cargo

La gran mayoría de países de la UE tienen una prestación por hijo a cargo y su carácter es universal. Sin embargo, en España la prestación por hijo asciende a 24,25 euros al mes y no es universal (solo para las rentas más bajas). Según datos de Save the children, si se incrementa esta prestación hasta los 100 euros al mes, es decir 1.200 euros al año, así como incrementar los umbrales de familias que perciben esta prestación, supondría sacar a más de 630.000 niños y niñas de la pobreza relativa y otros tantos de la pobreza severa.

7. Empleo de calidad

En los últimos tres años hemos comprobado cómo pueden subir el PIB y bajar las cifras de desempleo mientras que los índices de pobreza infantil se han quedado como estaban. El motivo es la falta de empleo de calidad que hace que en España tener trabajo no signifique dejar de ser pobre.

Según asegura la OCDE en un estudio de 2016 "la pobreza también ha aumentado, debido principalmente a la falta de empleo de calidad que proporcione suficientes horas de trabajo remunerado y unos ingresos adecuados". Trabajo estable con salarios adecuados y horarios que permitan el atender a los niños, es una de las demandas más acuciantes de los padres.

Poner el tema de la infancia encima de la mesa más que una opción es una necesidad. Nos sumamos a la petición de tantas organizaciones para que el nuevo gobierno lleve a cabo medidas efectivas para acabar con esta lacra en España, por ejemplo con estas siete medidas para empezar a luchar contra la pobreza infantil.

En Bebés y más Invertir en infancia es invertir en educación, ¿no lo ven los políticos o no les interesa?, Para que ningún niño quede a la sombra: Infancia en datos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio