Compartir
Publicidad
Publicidad

Nuevos hallazgos científicos podrían prevenir en un futuro un gran porcentaje de nacimientos prematuros

Nuevos hallazgos científicos podrían prevenir en un futuro un gran porcentaje de nacimientos prematuros
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada año nacen en el mundo 15 millones de bebés prematuros, y cerca de un millón de ellos no logra sobrevivir. Los científicos llevan décadas investigando las causas de este tipo nacimientos y, aunque en muchos casos derivan de una combinación entre factores genéticos y ambientales, en otros sigue siendo un misterio.

Pero un reciente estudio publicado en la revista New England Journal of Medicine ha dado un paso más en la investigación, desvelado que existen seis áreas genéticas que están asociadas con la duración del embarazo y el riesgo de parto prematuro, ofreciendo a los médicos y científicos nuevos datos para seguir trabajando en la prevención de este tipo de nacimientos.

¿Por qué se produce un parto prematuro?

Uno de cada diez nacimientos en el mundo tiene lugar antes de la semana 37 de gestación. Según los últimos datos, en España 28.000 bebés nacen de forma prematura siendo uno de los países europeos con mayor tasa de nacimientos pretérmino.

La comunidad científica conoce sobradamente los factores genéticos y ambientales que influyen en el parto prematuro, entre los que estarían:

Sin embargo, entre un 30% y un 40% de los casos, los factores que provocan el parto prematuro se asocian, exclusivamente, a factores genéticos de los que, hasta entonces, poco se sabía.

Pero un reciente estudio llevado a cabo por un equipo de investigadores del Hospital Infantil de Cincinnati (EE.UU), ha determinado algunas de las causas genéticas que podrían esconderse detrás de los partos pretérmino:

"Sabemos, desde hace mucho tiempo, que el nacimiento prematuro está provocado por una combinación de factores genéticos y ambientales. Investigaciones anteriores han sugerido que entre el 30% y el 40% por ciento del riesgo de parto prematuro está vinculado a factores genéticos. Este nuevo estudio es el primero que proporciona información sólida sobre algunos de estos factores genéticos" - informa el doctor Louis Muglia, coordinador de esta investigación.

La importancia del selenio en la dieta y del revestimiento de la pared uterina

El equipo de investigadores analizó información genética y datos de embarazo de más de 50.000 mujeres, buscando tanto similitudes como alteraciones genéticas en aquellas cuyos bebés habían nacido antes de la semana 37 de embarazo.

Una vez evaluada la relación existente entre los genes maternos y la evolución médica del embarazo, los investigadores identificaron seis regiones genéticas directamente asociadas a un mayor o menor riesgo de parto prematuro. Y algunas de las conclusiones obtenidas se desconocían hasta la fecha:

  • Las células de revestimiento uterino juegan un papel mucho más importante que el que se creía inicialmente en la duración del embarazo. Este hallazgo tan significativo podría permitir en un futuro la intervención médica desde el momento de la implantación, con el fin de evitar un parto prematuro.

  • Otra de las seis áreas genéticas descubiertas en el estudio hace referencia al selenio. La falta de este micronutriente en la dieta de la madre no se había considerado hasta la fecha responsable de los partos prematuros, pero tras esta investigación se ha visto que la falta de selenio puede afectar negativamente.

Sin embargo, por el momento los médicos no estudian suplementar con selenio a las mujeres embarazadas e instan a mantener una dieta saludable para mantener unos correctos niveles de este mineral, presente en las nueces, algunas verduras, hígado y carnes.

Prematuro

Un nuevo paso hacia la prevención

El estudio, que se ha estado desarrollando durante casi 15 años y ha contado con la colaboración de importantes entidades internacionales como La Universidad de Gotemburgo (Suecia), el Instituto Noruego de Salud Pública de Oslo o Universidad de Yale, entre otros, ha supuesto hallazgos determinantes sobre los que comenzar a trabajar y seguir investigando.

Cada año, nacen en el mundo 15 millones de bebés prematuros que, desgraciadamente deriva en el fallecimiento de un millón de ellos y de importantes secuelas físicas en otro porcentaje.

Según datos de la Sociedad Española de Neonatología, la cifra de nacimientos prematuros en España ha aumentado un 36% en los últimos 20 años, y anque los avances médicos y científicos brindan cuidados intensivos que salvan la vida de muchos de estos bebés, aún queda camino por recorrer.

Confiamos en que esta reciente investigación contenga pistas significativas que ayuden a entender el misterio del nacimiento prematuro y pueda ayudar a los médicos a evitarlo
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos