Publicidad

Inhabilitan a una pediatra que vinculaba las vacunas al autismo y aconsejaba a niños y embarazadas no vacunarse

Inhabilitan a una pediatra que vinculaba las vacunas al autismo y aconsejaba a niños y embarazadas no vacunarse
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Resulta increíble que a pesar de las investigaciones científicas a nivel mundial, y de la gran cantidad de estudios que reafirman una y otra vez la seguridad de las vacunas, aún haya gente que piense que provocan autismo. Pero la estupefacción es mayor si detrás de esta falsa afirmación se encuentra un pediatra.

Por eso, nos ha sorprendido tanto conocer el caso de una pediatra que supuestamente desaconsejaba la vacunación a los niños, embarazadas y personas con autismo, por vincular las vacunas a la aparición de trastornos del espectro autista (TEA). El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid la ha inhabilitado le ha abierto un expediente disciplinario.

Exponía sus opiniones en medios de comunicación

Fue la Confederación Autismo España quien dio la voz de alarma en agosto de 2018, al detectar que una pediatra en activo se estaba dedicando a promocionar tratamientos pseudocientíficos al tiempo que vinculaba el autismo con las vacunas.

Ante la gravedad de los hechos, Autismo España decidió realizar un amplio dossier informativo que trasladó al Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid, en donde se exponían los diferentes aspectos de los que habían tenido constancia:

  • La exposición en medios de comunicación de tesis completamente inadecuadas acerca de la vacunación y su efecto en el origen del TEA, y la realización explícita de recomendaciones acerca de la no vacunación de niños o niñas, personas con autismo y embarazadas.

  • La divulgación de tesis no avaladas y contrarias a la evidencia acerca del origen y las causas del TEA.

  • La difusión de tratamientos e intervenciones carentes de total evidencia y con importantes riesgos para la salud de las personas.

Tras recibir la información, el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid ha sancionado a la pediatra con 364 días de suspensión del ejercicio profesional, y le ha abierto un expediente disciplinario, al considerar los hechos como una falta grave.

Según el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid, la pediatra habría vulnerado los artículos del Código de Deontología Médica que a continuación exponemos:

  • 21.1: El médico tiene el deber de prestar a todos los pacientes una atención médica de calidad humana y científica.

  • 23.1: El médico debe disponer de libertad de prescripción, respetando la evidencia científica y las indicaciones autorizadas, que le permita actuar con independencia y garantía de calidad.

  • 25.2: El médico debe ofrecer consejos leales y competentes al paciente para que éste asuma sus responsabilidades en materia de salud, incluyendo la higiene y la promoción de actividades preventivas de valor probado. Le informará del riesgo que ciertos hábitos pueden significar para su salud.

  • 25.3: La promoción de actividades preventivas sólo es deontológicamente correcta cuando tienen un valor científico probado.

  • 26.1: El médico debe emplear preferentemente procedimientos y prescribir fármacos cuya eficacia se haya demostrado científicamente.

  • 65.3: La publicidad médica ha de ser objetiva, prudente y veraz, de modo que no levante falsas esperanzas o propague conceptos infundados. El médico podrá comunicar a la prensa y a otros medios de difusión no dirigidos a médicos, información sobre sus actividades profesionales

Las vacunas son seguras y no producen autismo

A lo largo de los años, la evidencia científica ha demostrado que las vacunas son seguras y salvan millones de vidas anualmente, por lo que es imprescindible difundir información veraz y contrastada sobre ellas.

En lo que respecta al autismo, mucho se ha hablado sobre la supuesta vinculación entre vacunas y TEA. La falsa teoría surgió en 1998, a raíz de un estudio realizado por el médico británico Andrew Wakefiedl y publicado en la revista The Lancet. Con el tiempo, se descubrió que la información había sido manipulada, por lo que Wakefield fue expulsado por el Colegio General Médico Británico y la revista eliminó su publicación.

A partir de aquel momento, han sido muchas las investigaciones que se han hecho con respecto a este tema. Y actualmente, la comunidad científica y médica internacional afirma, de manera unánime, que no existe ningún tipo de evidencia que relacione la vacunación con el autismo.

Un estudio posterior, realizado en el año 2015 a 95.000 niños con hermanos autistas, determinó que ni siquiera en estos casos donde existe un mayor riesgo debido al factor genético, se puede establecer una relación entre vacunación y autismo.

Pero a pesar de la evidencia científica, aún hay quien, incomprensiblemente, sostiene estas falsas creencias, sembrando dudas entre los padres y poniendo en grave riesgo la vida de sus hijos no vacunados y la de otros niños que, por motivos médicos justificados, no pueden vacunarse.

Hace tiempo que Amazon y las principales redes sociales decidieron unir sus esfuerzos para combatir la desinformación en torno a las vacunas, en un intento de frenar la terrible y peligrosa lacra que suponen los movimientos antivacunas.

Pero siempre queda camino por recorrer, así que es importante seguir acallando a quienes difundan bulos sobre la seguridad de las vacunas, contrastando sus palabras con información veraz y científica.

Vía | Confederación Autismo España

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir