Compartir
Publicidad
Publicidad

No, Javier Cárdenas, está más que demostrado que las vacunas no causan autismo

No, Javier Cárdenas, está más que demostrado que las vacunas no causan autismo
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Javier Cárdenas, presentador y locutor de radio, afirmó el pasado miércoles en su programa radiofónico de Europa FM, “Levántate y Cárdenas”, que las vacunas eran las responsables de que cada vez aparecieran más casos de autismo.

Pediatras, farmacéuticos, entidades representativas del autismo en España y expertos en vacunas desmintieron inmediatamente sus palabras y el clamor en las redes sociales no se hizo esperar. Y es que resulta terrible y alarmante que un locutor con más de un millón de oyentes, siga propagando el bulo de que las vacunas causan autismo

Desafortunadas declaraciones que han indignado mucho

Javier-Cárdenas

Desde el micrófono de su programa de radio, Javier Cárdenas hizo las siguientes declaraciones (podeis escucharlas a partir del 3:04:45):

“El autismo se ha convertido en una epidemia (…) Algo se está haciendo mal, seguro,desde un punto de vista de vacunas (…). Muchos sostienen esta teoría apoyada en hechos importantes: que tienen metales pesados que los niños no saben absorber (…).

Pero los casos han aumentado en un 78% en los últimos 10 años y evidentemente no han aumentado de casualidad (…) ¿Hay que esperar mucho para actuar? (…). Los niños nacen, son como otros niños totalmente normales y cuando pasa el tiempo, sobre todo a raíz de las primeras vacunas, comienza ese calvario para tantas familias (…) Así que algo está ocurriendo y no entiendo como no se investiga realmente (…)”

Javier Cárdenas no es médico. Ni científico. Ni experto en vacunas infantiles. Es un locutor de radio que cada mañana se dirige a una audiencia de más de un millón de personas.

Y cuando eres un personaje público y tus declaraciones tienen repercusión, en tanto en cuanto son dichas a través de un medio de comunicación, hay que saber de lo que se habla.

Cárdenas no entiende cómo “no se investiga realmente” la relación entre vacunas y autismo, de lo que se deduce que está completamente desinformado, ya que este bulo fue desmentido hace mucho tiempo por la comunidad médica y científica.

Las vacunas no causan autismo

vacuna-infantil

La falsa teoría surgió en 1998, a raíz de un estudio realizado por el médico británico Andrew Wakefiedl y publicado en la revista The Lancet. Con el tiempo, se descubrió que la información había sido manipulada por lo que Wakefield fue expulsado por el Colegio General Médico Británico y la revista eliminó su publicación.

A partir de aquel momento, han sido muchas las investigaciones que se han hecho con respecto a este tema.

Y actualmente, la comunidad científica y médica internacional afirma, de manera unánime, que no existe ningún tipo de evidencia que relacione la vacunación con el autismo

Un estudio posterior, realizado en el año 2015 a 95.000 niños con hermanos autistas, determinó que ni siquiera en estos casos donde existe un mayor riesgo debido al factor genético, se puede establecer una relación entre vacunación y autismo.

Metales como el timerosal que contienen algunas vacunas y que actúan como conservante, se situaron en el punto de mira de los movimientos antivacunas. La OMS indica lo siguiente al respecto:

“La OMS, y en particular su Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas (GACVS), un grupo asesor de expertos independientes, han examinado detenidamente durante más de 10 años los datos científicos acerca del uso del tiomersal como conservante de las vacunas.

El GACVS ha llegado repetidamente a la misma conclusión, a saber, que no hay pruebas de que la cantidad de tiomersal utilizada en las vacunas suponga un riesgo para la salud. Otros grupos de expertos (el Instituto de Medicina y la Academia de Pediatría de los EE.UU, el Comité de Seguridad de los Medicamentos del Reino Unido y la Agencia Europea de Medicamentos) han llegado a conclusiones similares”

Aún así, como medida preventiva se decidió retirar el timerosal de algunas vacunas, y los estudios científicos que se hicieron posteriormente demostraron, una vez más, que no existe ningún tipo de relación entre los metales de las vacunas y el autismo.

El doctor, Federico Martinón Torres, Jefe de Pediatría Clínica del Hospital de Santiago y uno de los mayores expertos en vacunas e infecciones de nuestro país, es tajante en su declaración al diario El País:

“¡Ojalá las vacunas fuesen la causa del autismo! Porque entonces habríamos identificado el origen de un problema de gran relevancia y podríamos ponerle remedio. No puedo ofrecer una explicación alternativa al problema del autismo, pero sí tenemos la certeza de que no tiene ninguna relación con las vacunas”

Las principales asociaciones del espectro autista en España también quisieron manifestar su rechazo a las palabras de Cárdenas a través de comunicados que se han viralizado en Twitter y otras redes sociales:

¿Por qué los casos de autismo siguen aumentando?

Para los médicos y científicos la respuesta es clara: antes, los diagnósticos se confundían con problemas de discapacidad intelectual y no fue hasta 1980 cuando el autismo comenzó a estudiarse como un trastorno independiente.

La comunidad internacional continúa investigando sobre el autismo y sus causas pero si una cosa ha quedado clara es que no existe ningún tipo de relación entre la aparición de este trastono y la vacunación infantil.

La Asociación Española de Pediatría , la Asociación Española de Vacunología y la OMS, entre otros muchos organismos nacionales e internacionales, alertan de los peligros que tiene no vacunar a los niños.

Y es que, señor Cárdenas: las vacunas salvan vidas
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos