Compartir
Publicidad
Publicidad

Amamantar en público

Amamantar en público
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Los bebés pequeños pueden necesitar alimentarse en cualquier momento, sin importarles si estás haciendo compras, comiendo en un restaurante o en una reunión de amigos.

El amamantamiento en público es un derecho y una realidad cotidiana que no se puede evitar, aunque haya gente algo ridícula a la que le disguste verte en esa situación.

Hay quienes pueden suponer que hay algo “sucio” en el hecho de que el bebé succione tus pechos. Aunque no me entra en la cabeza cómo alguien puede pensar algo así, me consta que hay gente que se siente incómoda y puede llegar a pedirte que amamantes a tu bebé en privado.

A veces no es fácil encontrar un sitio privado donde tú y tu bebé puedan sentirse cómodos, por lo que tendrás que improvisar un lugar lo más adecuado posible para alimentarlo.

Ten en cuenta que tú tienes que estar relajada y cómoda para que el acto de amamantar sea agradable y placentero para los dos. No hagas caso a miradas indiscretas, hay gente que tampoco puede evitar pensar disociar la connotación sexual del pecho de una de la función de alimentar que éste también tiene.

Procura llevar prendas cómodas y socorridas para que la ropa no se convierta en un obstáculo a la hora de amamantar.

Si estás en casa ajena en plena reunión familiar o de amigos, puede que prefieras irte a una habitación menos concurrida para estar más tranquila, pero si tienes confianza y un poco de discreción, también puedes hacerlo en público sin necesidad de hacer un striptease.

No te escondas ni te sientas avergonzada. Dar el pecho a tu hijo es lo más bonito y natural que puede haber y a quien pudiera sentirse molesto, pues que no mire

Más información | lalecheleague.org En Bebés y más | Amamantar a demanda En Bebés y más | Amamantar sólo trae beneficios

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos