Compartir
Publicidad
Virus del Zika en embarazadas: detectado el primer caso en España (y Europa)
Embarazo

Virus del Zika en embarazadas: detectado el primer caso en España (y Europa)

Publicidad
Publicidad

Hace pocos días la OMS declaró la emergencia sanitaria global por el virus del Zika, ya que esta enfermedad ha experimentado un alarmante aumento en los últimos meses y podría estar afectando a miles de recién nacidos. El zika ya había llegado a España y nos preguntábamos si estaban en riesgo las embarazadas y no hemos tenido que esperar mucho para obtener respuesta: se ha detectado el primer caso de virus del Zika en embarazadas, en España y en Europa.

Se trata de una mujer de 41 años, embarazada de alrededor de 13 o 14 semanas, que ha sido diagnosticada de virus Zika en Cataluña. La gestante había viajado recientemente a Colombia, y aunque no está ingresada sí está recibiendo control asistencial y, como es lógico, se someterá a más controles de lo habitual. No todas las mujeres embarazadas afectadas por el zika tienen bebés con microcefalia, pero el riesgo existe y por ello ha de controlarse el desarrollo del feto.

Las cifras son difíciles de conocer, sobre todo en Brasil, el país más afectado, donde hace unos meses se dieron cuenta de que lo que tendría que ser una excepción, el nacimiento de bebés con microcefalia, empezaba a verse más de lo normal. En pocos meses, los casos de este defecto congénito aumentaron casi un 400%, superando los 3500 bebés en todo el país.

Pero, ¿qué porcentaje de mujeres embarazadas que han sido infectadas por el zika tienen bebés con microcefalia? Como decimos, es difícil de determinar, porque ni todas las mujeres que tienen bebés con microcefalia fueron diagnosticadas de zika cuando se infectaron, ni se han contabilizado todos los casos de zika en embarazadas, ni se conocen las cifras exactas de microcefalia. Además, las consecuencias no son las mismas según el trimestre en el que se produzca la infección. Y, lo más importante, se sigue investigando la relación zika-microcefalia.

Pero, a pasear de todas estas incertidumbre (o precisamente por ellas) llama la atención que esta mujer es la primera embarazada afectada por el virus Zika en toda Europa y el caso más preocupante de la decena de casos detectados en España (aproximadamente: cada semana tendremos un recuento del número de casos en el país) puesto que el zika es, en general, una enfermedad de la que la mayoría de las personas se recupera, cuya tasa de hospitalización es baja y de mortalidad nula.

Sin embargo, sí hay un sector de la población sobre el que el riesgo de consecuencias graves se incrementa y ése son las embarazadas: existen fuertes sospechas de que el virus está provocando problemas de microcefalia en los bebés nacidos de mujeres que se infectaron por el virus durante el primer trimestre de su embarazo, aunque esto no está demostrado científicamente todavía. Esto es lo que señala la OMS al respecto:

En 2015, las autoridades sanitarias locales del Brasil observaron también un aumento en el número de recién nacidos con microcefalia coincidiendo con un brote de la enfermedad por el virus de Zika. Las autoridades y organismos sanitarios investigan la posible conexión entre la microcefalia y el virus de Zika, además de otras causas posibles. Sin embargo, para poder entender mejor el posible vínculo es necesario llevar a cabo más investigaciones.

También nos dice que en los últimos tiempos, junto a Brasil, países como Francia, Estados Unidos y El Salvador han suministrado información a la OMS sobre una posible asociación entre la microcefalia y algunos trastornos neurológicos y la enfermedad por el virus del Zika.

Además de microcefalia en los recién nacidos, el síndrome de Guillain-Barré sería otra de las enfermedades sobre las que existen fuertes sospechas de relación con el zika. Se trata de una afección neurológica poco frecuente que afecta al sistema nervioso central y que puede causar parálisis permanente. En Colombia se ha relacionado con la muerte de varias personas infectadas con el zika.

microcefalia

¿Deberían preocuparse por el virus de Zika las embarazadas?

La siguiente pregunta es esta ya que, como es lógico, en esos como estos las embarazadas van a tener una preocupación más añadida a las habituales, ya que en esta etapa estamos muy atentas a todo aquello que pudiera hacer daño al bebé. En este sentido, la OMS recuerda que las autoridades sanitarias están investigando el posible vínculo entre el virus del Zika en las embarazadas y la microcefalia en sus hijos y que

mientras no se tenga más información, las mujeres embarazadas o que tengan previsto quedarse embarazadas deberían extremar las precauciones para protegerse de las picaduras.

Finalmente, aconsejan que si estás embarazada y sospechas que puedes tener la enfermedad por el virus del Zika, hay que consultar al médico para que realice un seguimiento estrecho durante el embarazo.

Un problema añadido a esta preocupación es que puede alargarse en el tiempo, ya que la microcefalia es un defecto congénito que no se detecta fácilmente en las primeras semanas con las ecografía, de modo que en ocasiones hay que esperar hasta la semana 20 de embarazo para confirmarlo. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades señalan que para detectar la microcefalia durante el embarazo, la ecografía debe realizarse a finales del segundo trimestre o a principios del tercero.

Por su parte, países como Estados Unidos o España han recomendado a las mujeres embarazadas que no viajen a los países donde hay zika. El Ministerio de Sanidad español recomienda posponer el viaje a las zonas afectadas a las mujeres embarazadas o que estén planeando estarlo:

Se recomienda a las mujeres embarazadas o que están tratando de quedarse embarazadas y que planean viajar a las zonas afectadas por la transmisión del virus Zika que pospongan sus viajes si no son esenciales. En caso de que no sea posible retrasar el viaje, deben extremar las medidas de precaución necesarias para evitar las picaduras de mosquitos. Los repelentes de insectos que contengan DEET (Dietiltoluamida) hasta en concentraciones de un 50%, picaridin o IR3535 son seguros para las mujeres embarazadas.

Las zonas afectadas señaladas por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos son 14 países latinoamericanos: Brasil, Colombia, El Salvador, la Guayana Francesa, Martinica, Guatemala, Haití, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Surinam, Venezuela y Puerto Rico. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) incluye, además, a Ecuador, Guyana, y en la Antillas la isla de San Martín, Islas Vírgenes, Sa Bartolomé, Barbados, Guadalupe.

Microcefalia en recién nacidos

Si la relación entre la microcefalia y el virus del Zika se confirma, probablemente se tendrán que aplicar nuevas medidas de seguridad, ya que esta anomalía provoca que los recién nacidos tengan una cabeza con un tamaño inferior al normal. Esto se debe al desarrollo anómalo del cerebro del feto en el útero o durante la infancia.

Los lactantes y los niños con microcefalia tienen con frecuencia dificultades con el desarrollo del cerebro a medida que crecen y si este órgano no se desarrolla de forma normal, un niño podrá tener problemas neurológicos, retraso mental, defectos visuales... Dependiendo de la zona del cerebro atacada por el virus, los hijos tendrán dificultades de uno u otro tipo. No obstante, hay distintos grados de microcefalia, pudiendo ser leve y con efectos no tan graves.

Se sabe que la microcefalia puede deberse a diversos factores ambientales y genéticos como el síndrome de Down, la exposición a drogas, alcohol y otras toxinas en el útero, y la infección de rubéola durante el embarazo. Todo apunta a que habrá que sumar este virus del Zika, que tanto está dando que hablar estos días, a las causas de microcefalia, aunque ello no signifique que siempre suceda esta relación.

Y seguiremos oyendo hablar de ello. En España se ha detectado el primer caso de virus del Zika en una embarazada, que también es el primero de Europa, pero seguro que no será el último si continúa el aumento de incidencia del virus, cada vez un poco más amplio. No hay que alarmarse ya que casi siempre sus consecuencias son leves y los casos confirmados están vigilados, pero es normal que durante el embarazo sea una preocupación más.

Mas información | OMS
En Bebés y más | ¿Qué es el virus Zika y qué peligros supone para las embarazadas?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio