Compartir
Publicidad
Publicidad

Síndrome del gemelo evanescente: quizás tuviste un gemelo en el útero materno

Síndrome del gemelo evanescente: quizás tuviste un gemelo en el útero materno
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La llegada de las ecografías, y en especial de las ecografías en 4D, ha permitido que se descubran cosas realmente curiosas con respecto al proceso de gestación.

Una de ellas es el llamado síndrome del gemelo evanescente, también llamado síndrome del gemelo desaparecido.

Se trata de la pérdida de uno o más fetos durante las primeras fases del embarazo que, de haber seguido su curso con normalidad y haberse gestado con el otro u otros bebés, habría sido un hermano gemelo. Se calcula que uno de cada ocho embarazos simples (de un solo bebé) es realmente un embarazo múltiple en el que un feto acaba desapareciendo en el útero.

Dicho de otro modo: quizás tuvimos un hermano gemelo gestándose a nuestro lado en el útero materno y quizás nuestro hijo o hija tenía un hermano gemelo a su lado en las primeras semanas de gestación.

Cómo se descubre

La primera ecografía suele realizarse hacia las 10-14 semanas de embarazo. Sin embargo, hay mujeres que se controlan antes porque acuden a un ginecólogo privado o porque requieren un control más exhaustivo del embarazo.

En muchas ecografías realizadas en las semanas 5-6 se observan dos o más embriones y se le dice a la madre que espera gemelos, trillizos, etc. Sin embargo, en posteriores ecografías, uno de los fetos ha desaparecido y, muchas madres que esperaban gemelos, pasan a estar embarazadas de sólo un bebé.

Por qué desaparece uno de los fetos

gemelos.jpg

Lo cierto es que se desconoce. Se ha descrito el síndrome del gemelo evanescente porque se ha observado que sucede, pero la causa es todavía incierta. Hay quien piensa que podría ser un mecanismo natural de defensa ante el que sería un embarazo de alto riesgo más que una complicación o problema.

¿Dónde va el gemelo que desaparece?

El fenómeno del gemelo desaparecido suele suceder en el primer trimestre del embarazo, cuando el embrión es todavía muy pequeño. En la mayoría de ocasiones el gemelo que deja de verse es absorbido por la madre, por la placenta o incluso por el otro hermano, dando la sensación de que ha desaparecido.

Muchas veces se produce un sangrado vaginal, como el de un aborto común, pero permaneciendo el otro hermano, el que sí progresa, dentro del útero.

Los zurdos podrían ser un gemelo en espejo

Una de las teorías que arroja el síndrome del gemelo evanescente es que los zurdos podrían ser el resultado de una gestación gemelar en la que el otro gemelo no ha acabado desarrollándose.

Pasados unos días de la fecundación del óvulo, uno de los dos hemisferios del cerebro se torna en predominante, determinando si seremos zurdos o diestros además de otras características.

La división del óvulo cuando se gestan gemelos suele realizarse antes de este fenómeno, sin embargo hay ocasiones en que el óvulo se replica una vez se ha determinado cuál será el hemisferio dominante y el gemelo resultante es un reflejo del primero.

A este fenómeno se le denomina gemelos en espejo. Si uno es diestro, el otro es zurdo, si uno tiene el corazón hacia la izquierda el otro podría incluso tenerlo a la derecha, etc.

Habiendo entonces gemelos en espejo gestándose, si el diestro dejara de evolucionar y desapareciera el bebé zurdo nacería como hijo único. De aquí la teoría de que los zurdos podrían ser realmente gemelos en espejo de un bebé que nunca se llegó a gestar.

Vídeo

He aquí un extracto del documental de National Geographic "En el vientre materno: gemelos, trillizos y cuatrillizos" que resume todo lo comentado. Un vídeo realmente interesante.

Foto | Flickr (BeautifulFreaks) Vídeo | YouTube En Bebés y más | En el vientre materno: gemelos, trillizos y cuatrillizos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos