Asistir a clases de mindfulness durante el embarazo reduciría el riesgo de depresión materna hasta por ocho años

Asistir a clases de mindfulness durante el embarazo reduciría el riesgo de depresión materna hasta por ocho años
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Aunque nuestra salud siempre debe ser prioridad, el embarazo es una etapa en la que particularmente debemos prestar atención a nuestro bienestar. Los estudios más recientes sobre esta etapa, demuestran que además de cuidarnos físicamente debemos recordar cuidar nuestra salud mental.

Afortunadamente, son cada vez más las investigaciones y recursos que tenemos para hacerlo, ayudando a prevenir o reducir la probabilidad de presentar alguno de los trastornos que pueden aparecer durante el embarazo y postparto (o incluso muchos años después).

Como muestra tenemos un estudio reciente, en el que se encontró que asistir a clases de mindfulness durante el embarazo podría ayudar a reducir la probabilidad de que las madres presenten depresión hasta ocho años después.

Publicado en la revista Journal of Consulting and Clinical Psychology, esta nueva investigación analizó el impacto de clases de bienestar emocional durante el embarazo, dando seguimiento a las madres durante los ocho años posteriores.

En el estudio participaron 162 mujeres embarazadas, que fueron divididas en dos grupos: uno que asistió a clases de mindfulness por ocho semanas durante sus embarazos y postparto, y otro que recibió la atención de rutina.

Las mujeres del primer grupo fueron divididas en grupos pequeños (de ocho a diez personas cada uno) y recibieron clases de mindfulness por dos horas a la semana durante su embarazo, así como dos sesiones telefónicas y una presencial cuando ya habían nacido sus bebés. En estas clases, las mujeres practicaron ejercicios para reducir el estrés, enfocándose en la respiración, alimentación y movimiento consciente.

A ambos grupos se les dio seguimiento durante ocho años, recolectando información de forma anual utilizando cuestionarios sobre su salud mental y los posibles síntomas de depresión que pudieran presentar a lo largo de este tiempo.

De acuerdo con los resultados del estudio, los síntomas de depresión fueron significativamente más bajos en las mujeres del grupo de mindfulness en todas las evaluaciones realizadas a lo largo de los años. En el octavo año de seguimiento, 12% de las mujeres del primer grupo reportó tener síntomas moderados o severos de depresión, comparado con el 25% de las mujeres que no asistieron a clases de mindfulness.

Los investigadores señalan que estos resultados indicarían que los efectos de una intervención psicológica durante el embarazo pueden beneficiar a las madres durante un largo plazo, incluso mucho más allá del embarazo y periodo perinatal, en los que pueden aparecer por primera vez síntomas de depresión en las mujeres.

Otro estudio que habíamos compartido previamente, en el que participaron casi todas las madres de este estudio, encontró que practicar mindfulness durante el embarazo también ayudaba a mejorar la respuesta al estrés en los bebés, por lo que sin duda los beneficios de esta práctica son positivos para mamá y bebé.

Foto de portada | Yan Krukov en Pexels

Temas
Inicio