Compartir
Publicidad

Así se desplazan los órganos de la madre en el embarazo para dejar lugar al bebé

Así se desplazan los órganos de la madre en el embarazo para dejar lugar al bebé
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El embarazo tiene un notable impacto en el cuerpo de la madre, tanto físico como psicológico. Hoy os quiero enseñar un gráfico interactivo realizado por el Museo de Ciencias e Industria de Chicago que aunque no es nuevo, es el que mejor nos enseña cómo se desplazan los órganos de la madre en el embarazo para dejar lugar el bebé.

A medida que el útero va aumentando de tamaño, los órganos internos se desplazan ligeramente de su posición. A su vez, se producen cambios posturales del esqueleto que se adapta al embarazo y se prepara para el parto.

La piel se estira hasta diez veces su tamaño para adaptarse al cambio de volumen de la barriga. De ahí la importancia de mantenerla bien hidratada desde el comienzo del embarazo para reducir la aparición de estrías.

El aumento de peso en el embarazo, es, de media, de unos 12 kilos, pero obviamente no todo el peso corresponde al bebé. Está provocado además de por el peso propio del bebé, por la placenta y el líquido amniótico, así como también por el aumento del tamaño del útero, de las mamas y del líquido extracelular.

Además de los cambios físicos más obvios como es el aumento de peso y el crecimiento de la tripa, hay otros menos visibles responsables en gran medida de las molestias más frecuentes en el embarazo como el edema, el dolor de espalda, los cambios en la piel y el estreñimiento.

Se producen modificaciones a nivel hormonal, pero también a nivel respiratorio, hormonal, digestivo, circulatorio, renal, óseo y nervioso.

Así se desplazan los órganos

El útero se va expandiendo y haciéndose su espacio dentro del vientre de la madre. Los órganos que le rodean se desplazan hacia arriba, e incluso desde el comienzo del embarazo empieza a haber cambios.

Durante las primeras semanas, la vejiga ya empieza a ser comprimida por el útero que comienza a crecer, lo que produce que la embarazada necesite orinar con mucha más frecuencia.

A partir de la semana 10 el intestino grueso y el intestino delgado se desplazan hacia arriba y se comprimen a medida que el útero aumenta de tamaño y el estómago se va elevando hasta quedar al mismo nivel que los intestinos. Es por eso que las digestiones se van haciendo cada vez más lentas y pesadas, produciendo acidez. Hacia el final del embarazo, el apéndice se eleva hasta casi la altura de las costillas.

El sistema digestivo se eleva comprimiendo también a los** pulmones**. De ahí la sensación de "falta de aire" y jadeo que se produce hacia el final del embarazo.

Una vez que nace el bebé, los órganos se reacomodan volviendo poco a poco a su tamaño y ubicación natural. También el útero se retrae en un proceso de involución uterina que suele causar los molestos entuertos postparto, contracciones a veces bastante dolorosas, que favorecen que el útero vuelva a su tamaño original.

El embarazo es un proceso perfecto y sumamente complejo en el cual se producen cambios asombrosos en el cuerpo de la mujer que dan lugar a una nueva vida.

Vía | Museo de Ciencia e Industria de Chicago
En Bebés y más | Cómo crece la barriga durante el embarazo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio