Compartir
Publicidad

Un padre castiga a su hija a ir caminando bajo la lluvia al colegio por hacer bullying y lo publica en redes

Un padre castiga a su hija a ir caminando bajo la lluvia al colegio por hacer bullying y lo publica en redes
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Matt Cox es un padre de Ohio (Estados Unidos), que grabó desde su coche a su hija de diez años caminando al colegio bajo la lluvia durante ocho kilómetros. Lo llamó "lección de vida", como respuesta al acoso de la niña a un compañero de la ruta escolar, y lo colgó en su cuenta de Facebook.

El castigo ha llamado la atención de muchas personas y por supuesto, las reacciones, a favor y en contra, no se hicieron esperar. Y no es la primera vez que nos encontramos con castigos similares.

Una lección polémica

Su hija Kirsten fue suspendida del servicio de transporte escolar por segunda vez en lo que va de curso, por acosar dos veces a uno de sus compañeros. Así que cuando le comentó a su padre que tendría que llevarle él en coche, Matt respondió que no era su obligación y quiso darle, según sus palabras en las redes sociales "una lección de vida", y está contento con los resultados:

"¡Lección aprendida! Todavía tiene todas sus extremidades intactas, es feliz y saludable y parece tener una nueva perspectiva de la intimidación, así como una nueva apreciación de algunas de las cosas simples de la vida que solía dar por sentadas".

Matt iba en el coche, detrás de su hija. Mientras grababa el vídeo, iba explicando las razones que le llevaron a tomar esta decisión:

"El bullying es inaceptable, especialmente en mi casa. El viernes pasado mi hija me trajo la notificación del colegio explicando que la habían expulsado de la ruta escolar por acosar a un compañero. Es la segunda vez que pasa este curso".

Lo más curioso es la reacción de la niña a la suspensión y la respuesta de su padre:

"'Papi, vas a tener que llevarme al colegio la semana próxima'. Pero como ven, esta mañana ella está aprendiendo la lección de otra manera. Muchos niños hoy en día creen que lo que sus padres hacen por ellos en un derecho y no un privilegio, como llevarles por la mañana al colegio o incluso que vayan en autobús".

Así que Matt señala, mientras se ve a la niña delante caminando:

"Esta mañana, mi hermosa hija, va a caminar cinco millas (dos kilómetros) hasta el colegio con una temperatura de 36º F (2º C)".

Reconoce que muchos de los que vean el vídeo no van a estar de acuerdo con esta decisión y lo entiende. Pero:

"Creo que estoy haciendo lo correcto para enseñar a mi hija una lección y que deje de hacer bullying. Así que niños, si estáis viendo este vídeo, comprender que el acoso es inaceptable en cualquier lugar y no va a ser aceptado".

Reacciones a favor y en contra

Tal y como adelantaba el autor de la grabación, el vídeo ha generado muchas reacciones en Facebook, tanto positivas como negativas, y se ha creado un nuevo debate sobre cuál es la forma correcta de educar a los niños.

Ha sido reproducido más de 22 millones de veces, compartido otras 414.961 y ha recibido 84.000 comentarios. Aunque es imposible comentar cada uno de ellos, el sentir general se inclina hacia aplaudir al padre:

"Muchas gracias por enseñar esto a tu hija. Cómo desearía que otros padres lo hicieran"

"Esta es una lección que no olvidará pronto... Puede que le haga reconsiderar las consecuencias de sus actos la próxima vez".

Pero también, críticas al padre desde todas las partes del mundo y advierten de que:

"Los matones copian la intimidación de alguna parte. Los padres que intimidan a sus hijas son típicamente una causa para que ellas intimiden a otros".

"Cualquier padre que haga esto o piense que este es un castigo aceptable, debe ser arrestado por abuso infantil. Hay mejores maneras de enseñar a los niños a no intimidar. Ser un matón con un niño hace que sea un matón para los demás. Los niños no nacen malos, sus padres les enseñan a ser malos y sus padres les dan el ejemplo".

¿Es necesario hacerlo público?

Pero además, se ha sacado a relucir un tema asociado: ¿es necesario compartir la historia en las redes sociales? ¿Es necesario mostrar al mundo la humillación a la que ha sido sometida por su padre? Como en todo, hay opiniones contrapuestas:

"La lección, perfecta. Grabarlo y exponerla al mundo entero, espantoso".

"Publicarlo es también educar a otros. La niña no se ve".

La avalancha ha sido tal, que el padre publicó un nuevo post intentando, según escribe, responder a los comentarios más polémicos. Entre otras cosas explica:

¿Soy un matón?

"No. El que haga que mi hija sea responsable de sus propias acciones y la castigue no significa que yo sea un matón. Significa que soy un padre que trata de enseñar a su hija que la vida tiene consecuencias y que tenemos que responsabilizarnos de ellas. Soy un padre tratando de enseñar a su hija que no está bien ser malo con los demás porque las palabras y las acciones pueden tener efectos para toda la vida y a veces efectos que terminan con la vida de los demás. Por último, soy un padre tratando de enseñarle a su hija que no todo es un derecho, que hay muchos privilegios en la vida y que tenemos que estar agradecidos por ellos. Nada de eso me convierte en un matón".

¿He avergonzado públicamente a mi hija publicando el vídeo en Internet?

"No, en absoluto, no. No la degradé de ninguna manera diciendo cosas malas acerca de ella. Al publicarlo en Internet, demostré que voy a responsabilizar a mis hijos por sus acciones. Si alguien se siente avergonzado, deberían ser los padres que elijan no responsabilizar a sus hijos porque quieren ser sus amigos y se preocupan de que sus hijos no se enfaden con ellos o cómo son vistos por los demás. Es esta forma de pensar la que provoca que los niños sientan que sus acciones no tienen consecuencia alguna y que pueden decir y hacer lo que quieran, sin importar cómo afecte a los demás".

¿Aprendió de la experiencia?

"Sí, aprendió a apreciar las cosas simples de la vida que solía dar por sentado, como los viajes en autobús a la escuela, así como otras que tratamos en nuestras diferentes charlas. También aprendió mucho sobre cómo las palabras y las acciones pueden dañar a la gente al poder sentarse y compartir muchos de los comentarios de las experiencias pasadas de la gente con la intimidación y cómo les ha afectado".

¿Es un buen castigo contra el bullying?

Bullying

Desde mi punto de vista, que no tiene por qué ser el correcto ni mucho menos (es solo mi opinión personal) creo que este castigo no es el más adecuado. Tal y como aconsejan los expertos, antes de tomar una decisión habría que buscar la causa que provoca que el niño acose a sus compañeros, qué le está pasando.

Porque el bullying no es solo cosa de niños, sino también de la educación que reciben en casa y en el colegio, y está claro que nosotros como educadores no tenemos que mirar hacia el otro lado, y sí educarles en valores desde pequeños.

Pero eso no quiere decir que tengamos que darles lecciones magistrales como caminar bajo la lluvia y con frío durante ocho kilómetros. Detrás de un acosador que utiliza la intimidación y la violencia para someter, suele esconderse un niño con cero tolerancia a la frustración.

Pero, como he intentado dejar claro desde el principio, esta es mi opinión de madre. Cada uno que juzgue como crea conveniente.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Víctimas de bullying con cuatro años: el acoso escolar en edad preescolar, "Esto es lo que hace el bullying", la dolorosa publicación de una madre para concienciar del daño que puede causar el acoso escolar

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio