Compartir
Publicidad

¡A clase sin zapatos! Los niños que van descalzos aprenden más y mejor

¡A clase sin zapatos! Los niños que van descalzos aprenden más y mejor
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde que empiezan a dar sus primeros pasos, los padres nos empeñamos en que los niños vayan calzados, entre otros motivos porque creemos que de otra forma podrían resfriarse, aunque no sea así. Sin embargo, los niños que van descalzos, además de sentirse libres y más felices, desarrollan mejor su inteligencia.

Una nueva investigación de la Universidad de Bournemouth, realizada durante una década con decenas de miles de niños en más de 100 escuelas y en 25 países, revela que los beneficios de ir descalzos también repercuten en el entorno académico. Los niños que van a clase sin zapatos aprenden más y mejor.

Observaron que los escolares que asisten a sus clases sin zapatos son más propensos a obtener mejores calificaciones y se comportan mejor que los que los usan. También encontraron que los niños ‘Shoeless’ (sin zapatos) están más comprometidos en sus lecciones, que a su vez conduce a un mejor rendimiento académico, y tienen más probabilidades de llegar a la escuela más temprano y salir más tarde.

En países del norte de Europa es habitual que los niños dejen los zapatos fuera y entren descalzos a clase debido a la nieve, el hielo o aguanieve. Este modelo se trasladó a escuelas de Nueva Zelanda, Australia y Londres, donde también se observaron mejoras en su rendimiento escolar.

Al preguntarles, encontraron que el 95 por ciento de los niños no leen en su casa sentados en una silla en posición vertical, sino que tienden a buscar posiciones más cómodas. Estar sin zapatos les hace sentirse como en casa y más relajados mientras aprenden.

Stephen Heppell, investigador principal del estudio dijo:

"Los niños son mucho más dispuestos a sentarse en el suelo y relajarse si no tienen zapatos".

Aulas sin zapatos

Es cierto que las aulas en los países escandinavos son muy diferentes a las que vemos en España y en la mayoría de países. Allí se da prioridad a los espacios abiertos, con suelos blandos y zonas con mesas compartidas o cojines donde sentarse a leer.

¿Y en qué repercute esto? Por un lado, en que se podría ahorrar en pupitres, ya que los niños pueden sentarse en el suelo. Y por otro, en que al observar que los niños que van descalzos a clase llegan más temprano y salir más tarde, esto se traduce en una media hora adicional, como promedio, para seguir aprendiendo.

"La clave para el logro es el compromiso y si los niños quieren estar allí y disfrutan de estar ahí, universalmente lo hacen mejor. Cuando llegan tarde y salen temprano, se desacoplan y su rendimiento se resiente. Los niños con los zapatos son menos comprometidos que los que no los usan en clase".

En su página web, el profesor Heppel, autor principal del estudio, habla sobre los beneficios de aprender descalzos y da pautas sobre cómo implementar la política "shoeless" (sin zapatos) en los centros educativos. A mi me encanta la idea, ¿qué opináis?

Vía | Telegraph
En Bebés y más | Los niños mejor descalzos: tranquilos, no se van a resfriar por ello, Niños descalzos, más inteligentes (y sobre todo, más felices), Por qué los niños deben ir descalzos por casa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio