Publicidad

Triplicaron el número de recreos en una escuela y el impacto en los niños ha sido totalmente positivo

Triplicaron el número de recreos en una escuela y el impacto en los niños ha sido totalmente positivo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El juego libre es sumamente importante para el desarrollo de los niños. Con él, no sólo los niños se divierten, sino que además desarrollan sus capacidades de aprendizaje y es una forma de expresar sus emociones y estimular su imaginación.

En una escuela de Estados Unidos, han entendido la importancia de esos momentos de juego libre, por lo que han decidido aumentar al número de recesos no a dos ni tres, sino a cuatro veces al día, y los resultados en sus estudiantes han sido maravillosos.

La escuela en cuestión es Eagle Mountain Elementary en Fort Worth, Texas y su nueva organización de recreos está demostrando cómo el aumento de espacios para juego libre y en exteriores dentro del horario escolar puede beneficiar grandemente a los niños.

Desde hace cinco meses, la escuela ha estado dándole a sus estudiantes de preescolar y primer grado dos recreos de 15 minutos durante la mañana y otros dos iguales después de mediodía. En total, los niños tiene cuatro recreos al día, en los que salen a jugar y divertirse.

En un principio, la preocupación de sus profesores era que con el aumento de tiempos para descansar, no lograban cubrir todo el material que tenían programado para la semana y los niños se retrasaran en los contenidos. Pero tras cinco meses con este nuevo esquema de recreos, los resultados han probado que fue la mejor decisión.

Los profesores comentan que los cambios son notorios y todos positivos, pues ahora los niños están aprendiendo más pues al volver después de jugar fuera y de forma libre, logran concentrarse mejor durante clase, ponen más atención y están menos inquietos que antes.

Además, ahora los niños tienen mayor iniciativa para resolver problemas por sí solos, siguen mejor las instrucciones que se les dan durante la clase y el número de problemas por cuestiones de disciplina ha disminuido.

Lo de los cuatro recreos al día es parte de una iniciativa llamada Liink Project, que busca que todos los centros escolares implementen esos cuatro espacios de juego libre en sus alumnos más pequeños y poco a poco vayan haciéndolo con los grados más avanzados.

De acuerdo con Debbie Rhea, una de las impulsoras de este proyecto, esos 15 minutos cuatro veces al día funcionan como una especie de "reinicio" para los niños, pues les ayuda a desconectar un poco de sus trabajos en clase, sin pasar largas horas trabajando dentro de la escuela.

Incluso, algunos padres han comentado lo bien que les ha hecho a sus hijos tener cuatro recreos al día, pues el impacto en casa también es notorio. Ahora sus hijos son más creativos e independientes cuando están en casa y sus habilidades sociales han aumentado, debido a la convivencia diaria con otros compañeros que ofrecen esos cuatro periodo de descanso.

Personalmente esta iniciativa me ha encantado y además me parece una muy lógica, pues si para un adulto llega a resultar agobiante pasar horas y horas dentro de una oficina, imaginen ahora a un niño, con toda esa energía y motivación contenida. Esperemos más escuelas sigan su ejemplo y le den más importancia al juego libre y en exteriores, que es muy importante y necesario para los niños.

Foto | iStock
Vía | Scary Mommy

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir