Compartir
Publicidad

Dejadme sacar las cosas de los cajones

Dejadme sacar las cosas de los cajones
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque nos pueda desesperar a veces y dejando claro que debemos procurar que la actividad sea segura, felicito a los papás que dejan que sus hijos saquen cosas de los cajones. Hay que cuidar de que no se hagan daño y de que no tengan acceso a objetos o productos peligrosos, por supuesto. Las actividades que desarrollan los niños pequeños en un ambiente seguro pero con libertad son la forma natural en la que descubren su entorno y se educan a si mismos.

Los niños necesitan experimentar para entender e interiorizar conceptos clave en su comprensión del mundo y las leyes físicas. Y sacar las cosas de los cajones es, por tanto, una de las actividades educativas más divertidas y llenas de posibilidades. Veamos todo lo que pasa por su cabecita cuando se pone en acción.

Un cajón se abre y se cierra. Sorpresa. Un cajón parece una cosa pero dentro guarda muchas otras. Sorpresa. Un cajón se abre cuando tiramos de él y se cierra si empujamos, pudiendo cambiar su posición y aspecto con nuestras acciones conscientes. Es fascinante. Podemos cambiar el mundo, las cosas, su aspecto. La fuerza de nuestros brazos, movida por nuestra mente y decisión es enorme.

Además en los cajones hay cosas maravillosas y nuevas: ropa, papeles, cacharros de cocina, de todo. Las cosas dentro están organizadas de determinada manera y al sacarlas extendiéndolas parecen diferentes. Puedo ver sus diferencias y comenzar a entender sus similitudes, descubriendo activamente las categorías.

Hay cosas blandas y duras, frias y cálidas, blandas y duras. También hay cosas prohibidas pues parece que mis padres las consideran delicadas o peligrosas para mi. Hay mucho que aprender.

Abriendo cajones experimento la psicomotricidad fina y gruesa, las leyes físicas que rigen el mundo, las texturas, colores, formas y temperaturas. También puedo descubrir los cambios de los objetos y mi capacidad de hacerlos cambiar. Y además, provoca en los adultos conversación, emociones y explicaciones, marcándome límites lógicos.

Abrir y cerrar cajones, sacar y meter cosas de ellos es una experiencia educativa y lúdica sin igual. Dejadme sacar cosas de los cajones.

En Bebés y más | Los objetos cotidianos también son juguetes, Juegos de aprendizaje. El juego heurístico, Juegos de aprendizaje: la Caja de los Tesoros, Matemáticas para niños pequeños. Conceptos básicos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio