Nueve consejos para encontrar el canguro perfecto para cuidar de tus hijos

Nueve consejos para encontrar el canguro perfecto para cuidar de tus hijos
Sin comentarios

Pueden ser muchas las situaciones en las que necesitemos contratar a un canguro para cuidar de nuestros hijos.

Por ejemplo, muchos padres escogen esta opción cuando se incorporan al trabajo tras el permiso de maternidad/paternidad. Otros recurren a cuidadores durante unas horas al día para llevar o traer a los niños del cole, u ocuparse de ellos durante los periodos vacacionales. Y para otros padres  -sin familia cerca en la que apoyarse- resulta la única opción posible cuando deben hacer alguna gestión o planes esporádicos en pareja.

Sea como sea, la búsqueda de un canguro o cuidador puede suponer un auténtico quebradero de cabeza, pues cualquier padre desea encontrar a la "persona perfecta" para que se ocupe de sus hijos.

Si necesitas encontrar canguro y no saber por dónde empezar, te ofrecemos algunos consejos que podrían ayudarte.

Dónde empezar a buscar

buscar canguro

A la hora de buscar un canguro de confianza, no hay nada mejor que empezar preguntando en nuestro entorno cercano. Seguro que algún familiar, vecino, amigo, compañero de trabajo o incluso madre/padre del cole puede darte alguna recomendación.

Otra buena idea si tienes suficiente confianza con el pediatra o enfermera de tus hijos, es preguntarles directamente. Estos profesionales no solo tienen trato con los niños, sino también con sus padres y cuidadores, por lo que quizá puedan ofrecerte pautas que orienten tu búsqueda.

Igualmente, no dejes de informarte en tu Ayuntamiento o en foros locales. Seguro que existen bolsas de empleo con profesionales que buscan este tipo de trabajo por la zona en la que resides.

También existen webs específicas como Baby Sits, Sitly o Top Nanny -por poner solo algunos ejemplos- donde podrás poner un anuncio o buscar canguro según tus preferencias.

Determinar las funciones que deberá realizar el canguro

A la hora de comenzar a buscar también es importante tener muy claras las funciones que tendrá que realizar el canguro.

Y es que no es lo mismo necesitar a un profesional durante toda la jornada, que requerir de su trabajo solo unas horas al día. Tampoco es igual que deba ocuparse de un bebé, que hacerlo de un niño más mayor, o atender a un solo peque, que a varios a la vez.

Según las funciones que vaya a realizar deberás buscar un tipo de profesional u otro, con más o menos experiencia, y con unos requisitos determinados.

Por ejemplo: si quieres que el canguro ayude a los niños a hacer sus deberes, deberá contar con ciertos conocimientos y quizá también con idiomas; en el caso de que vaya a ocuparse de un bebé, tendrá que tener amplia experiencia en el manejo y cuidado de niños pequeños; si su función va a ser la de entretener y jugar con los niños, deberás buscar a una persona paciente, creativa y divertida...

Define bien tus prioridades antes de comenzar las entrevistas

cuidadores

Suele ser un error común comenzar a buscar canguro sin tener totalmente definidas nuestras prioridades. De hecho, hay familias que inicialmente buscan a alguien exclusivamente para cuidar de los niños, pero a lo largo del proceso de selección van añadiendo otras tareas adicionales como hacer los deberes, cocinar, realizar pequeñas tareas domésticas...

Por eso, antes de empezar con tus entrevistas, define claramente las funciones que deberá realizar tu canguro y se coherente con tus peticiones.

Haz entrevistas presenciales

buscar canguro

Tras una primera entrevista telefónica, deberás citar a tu canguro para una entrevista personal. Filtra solo aquellos candidatos que realmente te interesen y cumplan con los requisitos marcados.

Durante la entrevista fíjate en detalles como su forma de hablar o comportarse (recuerda que será una persona de referencia para tus hijos, por lo que es importante que su educación y valores vayan acordes a los tuyos), su puntualidad, naturalidad, empatía...

Pregunta, pregunta y pregunta

buscar canguro

Prepara una lista de preguntas y anota todas las respuestas que la persona entrevista vaya dándote. ¡No te quedes con dudas! Es la seguridad y cuidado de tus hijos lo que está en juego.

Estos son algunos de los temas que no debes olvidar plantear en tu entrevista:

  • Cualidades y habilidades (por ejemplo, si es una persona organizada, puntual, divertida, creativa, paciente, cariñosa, resolutiva...)
  • Cursos o conocimientos específicos (primeros auxilios, manipulación de alimentos, hábitos de nutrición saludable, conocimientos en alergias alimentarias o cualquier otra condición específica que tenga tu peque, carnet de conducir, idiomas...)
  • Experiencia previa: tipo de tareas que desarrollaba, edades de los niños a los que cuidaba...

También es recomendable plantear a la personas ciertas cuestiones prácticas para conocer cuál sería su actuación en caso de presentarse tales situaciones (por ejemplo, cómo gestionaría una pelea entre los hermanos, qué haría ante el quebrantamiento de un límite por parte del niño, cómo se desenvolvería ante una situación de emergencia...)

Pide a tus hijos su opinión

Si es posible, es recomendable que tus hijos estén presentes durante la entrevista, pues así podrás comprobar cómo se relaciona con ellos, si es una persona cariñosa, agradable e incluso puedes preguntarles después a tus hijos qué les ha parecido.

Su opinión también es muy importante, pues al fin y al cabo será la persona con la que compartan su tiempo, espacio y actividades.

Acuerda las condiciones de contrato

Además de dejar bien claro en la entrevista las funciones del canguro y lo que esperas de él/ella, es importante establecer las condiciones del contrato para evitar malentendidos posteriores (sueldo, condiciones de pago, tipo de contrato, horas al día que debe trabajar, días libres, vacaciones...)

Pide referencias

canguro

Por último, no olvides pedir referencias y hacer las comprobaciones oportunas. Cuando hables con las familias para quienes el canguro ha trabajo previamente, pregunta abiertamente su opinión, funciones que realizaba o puntos fuertes y débiles.

Reflexiona tu decisión

elegir canguro

Decidir quién será la persona que se ocupe de tus hijos requiere de un análisis minucioso. No te dejes llevar por primeras impresiones y analiza detenidamente toda la información recabada.

Igualmente, es muy importante que sientas que entre vosotros ha habido feeling o entendimiento, y es que podríamos estar ante un curriculum impecable, pero tener una extraña sensación de falta de conexión con la otra persona.

Ni qué decir tiene, que aunque el artículo esté escrito en singular, siempre que sea posible la búsqueda de canguro no debería recaer en una sola persona, sino que debe ser una decisión tomada por ambos progenitores o con la ayuda e implicación de quien tú decidas.


Fotos | Portada, foto 1 y 2 (iStock); Foto 3 (Foto de Edmond Dantès en Pexels); Foto 4 (Foto de Judit Peter en Pexels); Foto 5 (Foto de Andrea Piacquadio en Pexels)

En Bebés y Más | Conciliar trabajo y familia en verano puede suponer un desembolso de mil euros al mes en España, Alternativa a la escuela infantil y su convencionalismo: las madres de día y la atención personalizada, ¿Dejarías a tus hijos al cuidado de una "iMom"? Robots para cuidar a nuestros hijos ¿ficción o sólo cuestión de tiempo?

Temas
Inicio