Dar el pecho al bebé mientras lo porteas: cinco consejos y posturas para una experiencia positiva

Dar el pecho al bebé mientras lo porteas: cinco consejos y posturas para una experiencia positiva
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Portear a nuestro bebé desde que nace y continuar haciéndolo hasta que porteador y niño decidan, es una de las experiencias más bonitas de la maternidad. Además, el porteo ergonómico y respetuoso tiene innumerables beneficios para el bebé, ya que le ayuda a calmarse al estar en contacto directo piel con piel, alivia los síntomas de reflujo y cólicos, o incluso previene la plagiocefalia y la displasia de cadera.

Si la madre da el pecho a su bebé, también es posible que lo amamante mientras portea, combinando ambas experiencias de una forma práctica, segura y beneficiosa para ambos.

Te explicamos cómo dar el pecho mientras porteas y qué debes tener en cuenta para que la experiencia sea positiva.

Beneficios de amamantar a nuestro bebé mientras lo porteamos

portear

Amamantar y portear es una combinación perfecta que aglutina los beneficios de ambas prácticas:

- El porteo fomenta el contacto piel con piel, lo que a su vez ayuda a establecer y prolongar la lactancia materna.

- Fortalece el vínculo entre madre e hijo y favorece el bienestar físico y emocional del bebé.

- Dar el pecho mientras porteamos en posición koala favorece la digestión del bebé, pues esta postura ayuda a expulsar los gases, mejora los síntomas de cólico del lactante y previene o minimiza las regurgitaciones.

- Esta misma postura también facilita el agarre al pecho cuando el bebé tiene frenillo o presenta dificultades para agarrar correctamente el pezón.

- Portear y amamantar a la vez resulta especialmente práctico en el caso de bebés que necesitan mamar con frecuencia, pues tienen siempre a su alcance el pecho de su madre.

- Dar el pecho mientras porteas te permitirá seguir paseando, atender a tus otros hijos o hacer otras cosas sin tener que detener tu actividad durante el tiempo que tu bebé esté mamando.

- Portear de forma ergonómica mientras das el pecho te ayudará a evitar tensiones musculares y dolores de espalda provocados por malas posturas.

En definitiva, dar el pecho porteando es una forma cómoda, práctica y discreta de amamantar a tu bebé en cualquier momento y situación, que además aporta otros importantes beneficios.

¿Qué debes tener en cuenta si quieres dar el pecho mientras porteas?

Lactancia instaurada

Porteo

En primer lugar, es fundamental que la lactancia esté instaurada y que no exista ningún aspecto que dificulte el momento de dar el pecho. Madre y bebé deben sentirse cómodos y seguros durante la toma, y se recomienda que preferiblemente el bebé sujete la cabeza por sí mismo.

Portear cómodamente y sin dificultad

Pero además de tener la lactancia dominada, también es necesario dominar la técnica del porteo (saber ajustar y aflojar correctamente el portabebé y sentirse segura en el manejo del bebé) y que tanto la madre como el bebé disfruten con la experiencia.

Portabebé ergonómico y postura adecuada

portear

Ni qué decir tiene que el portabebé elegido debe ser ergonómico, respetar la fisionomía del bebé y permitirle adoptar la postura natural que tenía en el vientre materno. Esta postura de ranita (piernas separadas, caderas abiertas y rodillas flexionadas) va a permitir la lactancia materna de una forma cómoda.

Los portabebés preferidos por las madres que dan el pecho mientras portean son el fular elástico, la bandolera y la mochila ergonómica, para cuando el bebé es un poco más mayor.

Ropa cómoda

Como último consejo recomendamos vestir con ropa cómoda que puedas desabrochar fácilmente metiendo tu mano por el lateral del portabebé, para así dejar descubierto el pecho en un sencillo y rápido movimiento.

Posturas que facilitan la lactancia mientras se portea

A la hora de amamantar mientras porteamos es necesario modificar ligeramente la postura de porteo, para que la cabecita de nuestro bebé quede justamente en frente del pezón y se facilite el agarre.

Así por ejemplo, si porteamos en fular o bandolera deberemos aflojar la tensión de la tela, y si estamos utilizando una mochila ergonómica haremos lo propio con los cierres y correas. Una vez que el bebé haya terminado de mamar, tendremos que ajustar y tensionar nuevamente el portabebé.

A continuación os compartimos un vídeo publicado por LactApp con consejos para amamantar mientras se portea en fular o mochila ergonómica:

También en el canal de Youtube Nordic Baby by Monetes nos ofrecen consejos muy prácticos para amamantar en posición en vertical, tanto en mochila y fular elástico, como en mei tai y bandolera de anillas.

Portear y amamantar a la vez es una cuestión de práctica, y como tal irás ganando soltura a medida que lo intentes. No obstante, si tienes cualquier duda o dificultad te aconsejamos preguntar a una asesora de lactancia y de porteo, que seguro te ofrecerá valiosos consejos para disfrutar de esta bonita experiencia.

Temas
Inicio