Compartir
Publicidad
Publicidad

Comer al aire libre, en familia y con seguridad

Comer al aire libre, en familia y con seguridad
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llega el buen tiempo y con él las ganas de salir de excursión, celebrando especialmente los fines de semana comidas campestres o playeras, barbacoas, pícnics... Es una actividad excelente en familia, pero, ¿qué hay que tener en cuenta respecto a la seguridad a la hora de comer al aire libre?

Porque si siempre hay que tener cuidado con los alimentos, a la hora de prepararlos, almacenarlos y conservarlos, cuando hace calor hay que estar más atentos todavía. Pero siguiendo estos consejos, lograremos que la comida al aire libre en familia sea todo un éxito y pronto los más pequeños ya quieran repetir.

Y es que las bacterias también salen de pícnic, y las altas temperaturas favorecen el crecimiento de las bacterias en los alimentos. Por ello, hay que seguir los consejos de seguridad alimentaria en todo momento y sobre todo prestar atención a la cadena de frío en los alimentos refrigerados.

Comer seguro en el campo, montaña, playa...

  • Es importantísimo conservar la cadena de frío. Guarda justo antes de salir en la nevera portátil los alimentos que necesiten frío.
  • Si llevas alimentos cocinados, debes mantenerlos en el frigorífico hasta última hora.
  • Los acumuladores de frío herméticos son mejores que los cubitos de hielo.
  • Si vas a usar cubitos de hielo, asegúrate que el agua derretida no entre en contacto directo con los alimentos.
  • Al llegar al destino, coloca la nevera a la sombra.
  • Mantén los alimentos en la nevera hasta inmediatamente antes del cocinado o de su consumo.
  • Evita abrir innecesariamente la nevera portátil, perderemos frío cada vez que lo hagamos.
  • Si preparáis tortilla, cuájala bien y consérvala en la nevera hasta el momento de salir y pasarla a la nevera portátil.
  • Lava las frutas y verduras antes de consumirlas, mejor en casa si no disponemos de una fuente de agua potable segura en nuestro destino.
  • Conviene utilizar recipientes adecuados para guardar cada alimento.
  • Si llevas alimentos crudos, sepáralos de los alimentos ya cocinados o los listos para el consumo, y evita que si desprenden líquidos puedan contaminar otros productos.
  • Lavaos las manos antes de tocar los alimentos y de comer.
  • Si no hay fuentes de agua potable, asegúrate de llevar una botella para poder lavarte antes de manipular alimentos.
  • Evita la contaminación cruzada. Al preparar o manipular los alimentos, es imprescindible separar los crudos de los ya cocinados o los listos para el consumo, así como usar platos, cuchillos, etc. distintos.
  • No lleves a la excursión alimentos que contengan huevo crudo (como mayonesas, salsas...), ya que son muy sensibles a los cambios de temperatura.
Cocinar barbacoa con niños

Consejos para la barbacoa

La barbacoa o comida a la brasa es adecuada para los niños siempre que sigamos estos consejos. Muchos de los anteriores puntos se aplican igualmente a las barbacoas y hemos de diferenciar si hacemos barbacoa en casa o lejos, donde no tenemos nevera o acceso a agua potable sencillo.

  • Mantén una higiene adecuada de los alimentos y de la propia parrilla donde los colocas.
  • Lávate las manos con jabón y agua limpia antes de manipular los alimentos y sécatelas preferiblemente con paños de un solo uso.
  • Mantén limpias las pinzas que cogen los alimentos.
  • Para hacer fuego, utiliza maderas preferiblemente no resinosas, de primer uso, sin restos de barnices ni pinturas.
  • Mantén los alimentos crudos en la nevera el mayor tiempo posible. Si no estáis en casa, utiliza nevera portátil.
  • Saca la carne o el pescado crudo de la nevera portátil cuando las brasas ya estén preparadas.
  • No churrasques los alimentos: tienen que estar bien hechos, pero no quemados. Al carbonizar el alimento se crea una capa negra perjudicial, con sustancias tóxicas nocivas para el organismo.
  • Los alimentos tienen que estar adecuadamente cocinados en su interior, presentando un color uniforme en toda su superficie. Si es necesario, podemos efectuar pequeños cortes en la pieza para comprobar el cocinado.
  • Infórmate de los lugares y épocas autorizados para realizar barbacoas, ya que están prohibidas en muchos casos.

Vosotros, ¿ya habéis hecho alguna comida al aire libre en familia esta primavera? No os olvidéis la protección solar adecuada y aprovechar esas excursiones, también con muchos juegos divertidos. Y por supuesto, ¡hay que dejar el sitio en el que tan bien lo hemos pasado conforme estaba cuando llegamos!

Foto | iStock
Vía | AESAN
En Bebés y más | Barbacoa o comida a la brasa, ¿es adecuada para los niños?, Cinco claves para la inocuidad de los alimentos, Normas básicas de higiene para garantizar que los alimentos que preparamos son seguros

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos