Cómo y cuándo introducir el gluten en la dieta del bebé: una pediatra nos lo explica

Cómo y cuándo introducir el gluten en la dieta del bebé: una pediatra nos lo explica
Sin comentarios

El gluten es una proteína que se encuentra en la semilla de cereales como el trigo, la cebada y el centeno, responsable de la elasticidad de las harinas y, por ende, de que los panes y bizcochos sean esponjosos. El aparato digestivo de algunas personas no tolera el gluten; es lo que se conoce como celiaquía o enfermedad celiaca.

Aún no se conoce cómo prevenir esta enfermedad, pero se ha dado mucha importancia al momento de introducir el gluten en la alimentación complementaria.

¿Cuándo pueden los bebés comenzar a tomar gluten?

La recomendación actual es que los bebés tomen lactancia materna de manera exclusiva durante los primeros seis meses, y a partir de entonces introducir además otros alimentos.

En el caso de los bebés que toman fórmula, las recomendaciones son similares, pues es en torno a los seis meses de edad cuando están preparados y necesitan tomar alimentos diferentes de la leche. En cualquier caso, no se debe introducir la alimentación complementaria antes de los cuatro meses.

En el caso del gluten, diferentes estudios han analizado el riesgo de padecer enfermedad celiaca en función de la edad a la que se introducía. La recomendación actual de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN)  es introducir el gluten entre los cuatro y los 12 meses.

La evidencia científica actual indica que introducirlo en este rango de edad no tiene influencia sobre el riesgo de desarrollar posteriormente enfermedad celiaca. Las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría (AEP) son similares: introducir el gluten entre los cuatro y los 11 meses, idealmente alrededor del sexto mes, y en pequeñas cantidades al inicio.

¿Influye la lactancia materna?

Hace años se recomendaba introducir el gluten entre los 4 y los 6 meses y hacerlo mientras se mantenía la lactancia materna. Sin embargo, no se ha demostrado científicamente que esto disminuya el riesgo de padecer enfermedad celiaca.

La recomendación actual es mantener lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y posteriormente hasta los 2 años o más acompañada de otros alimentos; pero esto es por otros motivos y no por disminuir el riesgo de enfermedad celiaca.

¿Cómo introducir los cereales en la dieta del bebé?

gluten-cereales

¿Primero sin gluten y luego con gluten?

Hace años los pediatras recomendábamos introducir primero los cereales sin gluten y posteriormente aquellos que contenían gluten. Actualmente, esta recomendación está obsoleta; podemos introducir el gluten aunque no haya tomado antes cereales sin gluten.

¿Con qué cantidad comenzamos?

No hay unas cifras exactas de cuánto gluten dar, pero tanto la ESPGHAN como la AEP recomiendan que se introduzca poco a poco, evitando grandes cantidades de gluten los primeros meses de alimentación complementaria y hasta los 2 años, al menos. Hay estudios que han encontrado mayor riesgo de sufrir enfermedad celiaca si se consumen grandes cantidades de gluten en los primeros años de vida.

¿Son mejores unos cereales que otros?

En cuanto a los alimentos no hay muchos estudios ni clara evidencia de en qué forma y/o qué alimentos son mejores.

Los preparados industriales para papillas pueden contener altas cantidades de azúcares libres (no sólo añadidos sino por el proceso de dextrinación de los mismos), por lo que es recomendable mirar siempre las etiquetas. Conviene evitar dar los cereales en biberón. Puede prepararse una papilla con leche materna extraída si se extrae por otro motivo (por ejemplo, durante la jornada laboral de la madre), pero extraerse leche sólo para hacer una papilla es innecesario y poco recomendable.

Debemos recordar que la papilla de cereal en polvo no es la única manera de dar cereales. Pan, arroz, pasta, quinoa.. también son cereales y pueden darse tanto en trozo como triturados en diferentes preparaciones.  Así, podemos preparar las típicas gachas de avena, añadir arroz o pasta al puré, ofrecer el currusco del pan al bebé para que lo chupe, preparar unas tortitas o unos macarrones...

¿Cuándo introducimos el gluten si alguien en la familia es celiaco?

Tener un familiar de primer grado, como el padre o la madre,  con celiaquía aumenta las posibilidades de serlo. Sin embargo, el gluten en estos bebés debe introducirse de la misma manera que en el resto, estando atentos a posibles síntomas. Entre los 12 y los 18 meses se les realizará una analítica de sangre para descartar o diagnosticar la enfermedad.

En las familias en las que hay algún miembro celiaco el consumo de gluten es mucho menor, y esto puede hacer que la celiaquía en nuevos miembros sea poco sintomática.

¿Cuáles son los síntomas de celiaquía?

A diferencia de lo que sucede con las alergias a otros alimentos, la celiaquía tiene unas manifestaciones menos agudas y que a veces pueden pasar desapercibidas o tardar más en diagnosticarse.

Los niños con enfermedad celiaca puede tener síntomas digestivos: estreñimiento, diarrea, vómitos, dolor abdominal... pero pueden tener también otras manifestaciones como pobre ganancia o estancamiento de peso, anemia, cansancio, retraso de la pubertad, irritabilidad...

Resumiendo...

Como resumen, concluiremos que con la evidencia actual se recomienda introducir el gluten entre los 4 y los 11-12 meses y hacerlo poco a poco y en pequeñas cantidades. Debemos evitar que los niños ingieran grandes cantidades de gluten en los primeros años de vida.

Podemos dar diferentes cereales (no hay evidencia de que unos prevengan la enfermedad celiaca frente a otros) y en diferentes preparaciones. No es necesario comenzar primero por los cereales sin gluten.

Temas
Inicio