feed

Embarazo de 8 meses

En el octavo mes de embarazo, el parto es la idea más recurrente. Hay que seguir prestando atención a los cambios corporales (como ya se mencionó en el último post de esta serie) pero empezarán a ser especialmente importantes las sensaciones emocionales y el estrés previo al desenlace del embarazo.

Vamos a centrar la reflexión de este periodo del embarazo en las actitudes y hábitos que pueden facilitar la vida de la embarazada y en la situación que vive el feto con un tamaño cada vez mayor en un espacio cada vez menor.

La situación de la mamá

A la dificultad creciente de realizar las actividades ordinarias se añade el nerviosismo porque todo salga bien, y como las posibilidades de moverse son menores, es más fácil caer en pensamientos repetitivos, dudas y temores.

Es frecuente escuchar a las madres en su segundo o tercer embarazo, que no han tenido tiempo de ponerse nerviosas porque los hijos mayores no las han dejado. Parece razonable entonces que sea positivo encontrar una ocupación que permita pasar el tiempo de la forma más rápida y placentera posible.

Los paseos breves y en varias ocasiones a lo largo del día pueden ofrecer la oportunidad de distracción combinada con el efecto facilitador de la circulación de retorno que tiene el caminar.

Los baños de contraste con dos palanganas, una de agua fría y otra de agua caliente también son una buena opción para mejorar el descenso de inflamación en los tobillos. Si hay posibilidad de caminar con el agua por debajo de las rodillas (por la orilla del mar o en piscinas infantiles), la presión del agua será beneficiosa para que la circulación venosa y linfática se reactiven. Hay que tener muy en cuenta que es peligroso utilizar diuréticos porque pueden alterar el equilibrio hídrico del cuerpo. Podéis encontrar algunas entradas de nuestro blog centradas en el edema o la retención de líquidos.

Otro factor importante es el que se refiere al descanso. En la página web KindsHealth hacen una revisión completa de los aspectos que pueden interferir con un sueño reparador y se pueden extraer unas ideas para intentar que sea lo más satisfactorio y funcional posible: orinar antes de acostarse ya que la necesidad de ir al baño aumenta durante el embarazo, adoptar una postura lateral durante el sueño para aliviar las presiones (como ya se apuntó en “Bebés y más”), utilizar una almohada entre las piernas para favorecer una postura más relajada en la cadera… Es importante plantearse todos estos cambios sin agobios: el sueño es una actividad natural y no podemos pretender controlar la postura durante tres o cuatro horas seguidas ya que es normal moverse, pero quizá nos ofrezca alguna ayuda para sacarle un poco más de rendimiento.

El feto crece pero el espacio no

El movimiento es vida, pero disminuyen las posibilidades de flotación del feto por el descenso de espacio en el útero. La actividad cotidiana de la madre ayudará a aliviar esta situación ya que indirectamente, cuando se mueva ella, moverá al bebé.

Sus comportamientos son ya muy sofisticados y comienza a estar preparado para el nacimiento, aunque se adelantara.

Consideraciones médicas

La proximidad del parto nos debe hacer pensar sobre cómo facilitar la asistencia al centro médico. Debemos negociar con los familiares o con la pareja como solucionar la salida en caso de alguna situación de emergencia o duda.

Es preciso encontrar un equilibrio entre pecar de hipocondríacos y saturar el servicio médico y llegar en el último momento impidiendo una atención serena y tranquila. Debemos concretar con el ginecólogo y la matrona que han llevado el embarazo cuáles son signos de emergencia en los que debamos acudir a revisión y cuáles son los normales de esta situación tan avanzada. En mi opinión, en caso de duda es mejor acudir al hospital y que nos manden para casa que quedarnos con la inquietud de no saber si hacemos lo correcto o no (como dice el refrán: “entre que vas y vienes, por el camino te entretienes”). Seguro que el personal del centro sanitario lo ve como un incordio pero tampoco es que se de a luz todos lo meses.

Este octavo mes es un periodo especialmente conveniente para cuidar a la madre y hacer su experiencia satisfactoria y rica con la intención de que esté preparada anímica y físicamente para el último esfuerzo: el parto.

Foto | Flickr (Dizznbon) En Bebés y más | Calendario de embarazo: de la semana 33 a la semana 36 , Problemas de sueño en el embarazo,

Manchar un poco de sangre al final del embarazo es motivo de preocupación par cualquier mujer, pero la mayoría de veces no existe un riesgo preocupante para el feto. No obstante, acude al ginecólogo para que valore si hay algún daño.

Hay algunas causas más probables de las pequeñas hemorragias vaginales al final del embarazo. Lo más habitual es que se trate del resultado de un trauma en el cérvix, que es cada vez más sensible a estas alturas de la gestación.

Después de un examen interno, como...

Leer más »

Muchas mujeres, si se encuentran bien de salud, trabajan hasta el día del parto, lo cual podría ser beneficioso en muchos sentidos, tanto físicos como emocionales, dependiendo del tipo de trabajo, claro. Pero un estudio británico realizado por la Universidad de Essex señala que las mujeres que continúan con su empleo al final del embarazo pueden tener bebés de menor peso que otras que dejaron de...

Leer más »

Cada vez se están haciendo más conocidos los blessingway, un ritual para honrar a la futura mamá en el que sólo participan mujeres del entorno más cercano de la embarazada.

A diferencia del comercial baby shower, fiesta en la que se hacen regalos a la embarazada para el futuro bebé, el blessingway es un acontecimiento espiritual , una reunión en la que se brinda apoyo emocional acerca del embarazo...

Leer más »

Durante la gestación, el organismo de la mujer experimenta grandes cambios fisiológicos y hormonales que afectan a casi todas las partes de su cuerpo, también a su piel. A partir del segundo trimestre pueden aparecer cicatrices en la superficie de la piel, para evitarlo hay que intentar prevenir las estrías en el embarazo desde el primer momento.

Tenemos que tener en cuenta que la piel tiene una...

Leer más »

Los partos prematuros, aquellos que se producen antes de la semana 37 de gestación, han aumentado notablemente en la última década. Aunque sólo representan un 10 por ciento de los nacimientos, la tasa de mortalidad es elevada, así como las complicaciones que puede suponer para el bebé nacer antes de tiempo.

Muchas parejas creen que el parto prematuro es sólo cuestión de suerte (o de mala...

Leer más »

Cuando el nacimiento sucede antes de la semana 21 y 37 de gestación se lo considera parto prematuro. Nacer antes de tiempo puede tener consecuencias negativas para el bebé, dependiendo del grado de prematuridad, por eso es importante saber reconocer las señales de alarma de un parto prematuro.

Aproximadamente un diez por ciento de las mujeres experimentan signos de parto prematuro en algún...

Leer más »

Hace unos días os ofrecimos la segunda parte de esta serie de entradas en las que tratamos de responder las preguntas más frecuentes de las embarazadas dentro del tercer trimestre del embarazo.

En aquella entrada hablamos del síndrome del nido, de las molestias que ocasiona el tamaño de la barriga y de hemorroides entre otras cosas.

Hoy os ofrecemos la tercera y última entrada de las dedicadas al...

Leer más »

Alrededor de los seis meses y hasta que cumplen los dos años aproximadamente, los bebés atraviesan una etapa en la que sienten miedo a los extraños.

Como los demás miedos infantiles es un estado natural que favorece la adaptación del niño al entorno y le ayuda a evolucionar, y por supuesto, es un comportamiento que debemos aceptar sin forzarlos a aceptar a las personas que rechaza.

Muchos padres...

Leer más »

Ayer os hablábamos del método Bradley para controlar el dolor en el parto, un método que propone a la pareja confiar en sus instintos y transformarse en participantes informados en el proceso del parto y que rechaza el alivio farmacológico del dolor.

Esta filosofía, que nos sonará porque se promulga con variantes desde muchos ámbitos, se ha convertido en un método “oficial” , en una marca propia y...

Leer más »

Una lectora nos ha contactado preguntando acerca de la hidropesía fetal o síndrome de Hydrops fetalis. Había perdido un embarazo de siete meses por esta causa y estaba muy angustiada, así que hemos investigado un poco acerca de esta afección grave que se da en el feto o en el bebé recién nacido. Esperamos que pueda ayudar a ella y a todos los padres que han pasado por lo mismo.

La hidropesía...

Leer más »

Sigue a Bebesymas