Publicidad
Publicidad

RSS Embarazo de 7 meses

Hemos llegado al séptimo mes de embarazo. Un mes en el que entramos en el tercer trimestre y se abre un nuevo periodo en la espera del nuevo hijo.

Si el segundo trimestre ha sido el del descubrimiento de las sensaciones de la gestación ahora estas empiezan a pesar. Y aunque la felicidad y la impaciencia embarga a la mamá, también se ve afectada por el peso creciente y las molestas que aumentan.

Si el segundo trimestre ha estado presidido por la sensación de plenitud física y emocional, en este mes la impaciencia y el cansancio aumentan. Es una época especialmente sensible en la que madre e hijo descubren nuevas sensaciones.

Pueden presentarse dolores de espalda, ardores de estómago e hinchazón de piernas. La mamá tiene que descansar y adoptar algunas costumbres que mejorarán su estado general como iremos viendo.

Los cambios en el cuerpo de mamá

Es muy posible que la madre sufra de hinchazón de pies y tobillos. Para mejorar, además de tener una dieta equilibrada con la sal adecuada y una correcta hidratación, es importante que eleve los pies y que duerma manteniéndolos levantados.

Aunque ya deberíamos estar cuidando nuestra piel desde hace meses, ahora, con la mayor dilatación de vientre, es indispensable usar crema hidratante para tratar de evitar las estrías.

El útero ha crecido bastante y llega hasta el ombligo. Eso hace que la madre sienta molestias en el estómago, y a veces, una sensación de opresión en los pulmones.

El volumen de sangre ha crecido y el corazón va más rápido para poder bombearla. En este mes es importante que se realice correctamente el control de la presión de la sangre para detectar a tiempo posibles problemas de presión sanguínea o preeclampsia.

Además de ciertas dificultades respiratorias por la opresión sobre el diafragma también, por el pesó del bebé, pueden presentarse otros problemas como la incontinencia urinaria o el estrenimiento.

La mujer puede sentir contracciones de Braxton Hicks, que no son peligrosas, pero hay que estar atentas para detectar una posible amenaza de parto prematuro controlando su frecuencia.

Hay que añadir que, con el aumento de peso, que ahora es aproximadamente de siete kilos, el centro de gravedad cambia y también la capacidad de moverse con agilidad. Es preciso, por tanto, extremar las precauciones de accidentes o caidas.

Molestas urinarias, incontinencia, dificultades para conciliar el sueño y retención de líquidos son síntomas molestos pero sobrellevables si adecuamos nuestro ritmo de vida al estado en el que estamos.

Emocionalmente se puede encontrar ansiosa por la cercanía del parto, y sumado eso a las molestias y el cansancio por las dificultades de sueño hace preciso que el entorno la cuide con especial mimo.

El feto crece

El feto ya mide unos 27 centímetros y pesa más de 1200 gramos. Ya tendría posibilidades de sobrevivir en caso de parto prematuro, aunque sus pulmones no estás todavía preparados para respirar aire y la regulación de su temperatura corporal sería deficiente.

Los pulmones, eso sí, se están desarrollando rápidamente y expandiéndose. Empiezan a producir las substancias que les permitirán adaptarse al medio aéreo.

El bebé chupa, se succiona el dedo, traga liquido aminiótico (está aprendiendo a mamar) y también estornuda y tose.

Además da muchas patadas, incluso respondiendo a estímulos de sonido y movimiento.

Siente las caricias de la madre, ve la luz a través del vientre y, por supuesto, escucha las voces de quienes le rodean y especialmente la de mamá. Ya recuerda y siente el entorno, y reacciona intensamente a las tormentas emocionales o el cansancio de la madre.

En Bebés y más | Calendario de embarazo: de la semana 25 a la semana 28 , Calendario de embarazo: de la semana 29 a la semana 32

Blessingway: un ritual para honrar a la futura mamá

1 Comentario
Blessingway: un ritual para honrar a la futura mamá

Cada vez se están haciendo más conocidos los blessingway, un ritual para honrar a la futura mamá en el que sólo participan mujeres del entorno más cercano de la embarazada.

A diferencia del comercial baby shower, fiesta en la que se hacen regalos a la embarazada para el futuro bebé, el blessingway es un acontecimiento espiritual, una reunión en la que se brinda apoyo emocional acerca del embarazo y del parto que está por venir. Los ritos y las oraciones en el blessingway tienen que ver con la curación, la creación, la armonía y la paz.

La traducción de la palabra blessingway tiene que ver con su significado: blessing=bendición, way=camino. Tiene su origen en la cultura de los nativos Navajos de Amércica del Norte, quienes celebraban un ritual para ofrecer la bendición a pasajes de la vida, como el embarazo o el paso de las niñas hacia la pubertad.

Leer más »

Prevenir las estrías en el embarazo

16 Comentarios
Prevenir las estrías en el embarazo

Durante la gestación, el organismo de la mujer experimenta grandes cambios fisiológicos y hormonales que afectan a casi todas las partes de su cuerpo, también a su piel. A partir del segundo trimestre pueden aparecer cicatrices en la superficie de la piel, para evitarlo hay que intentar prevenir las estrías en el embarazo desde el primer momento.

Tenemos que tener en cuenta que la piel tiene una gran capacidad para distenderse, puede estirarse hasta diez veces durante el embarazo. Esto significa que la piel que normalmente cubre un centímento, en el embarazo puede llegar a cubrir hasta diez centímetros.

Conociendo este dato es fundamental tomar medidas para que la piel esté elástica, hidratada, y que al estirarse sus fibras no se rompan. Las estrías se producen cuando las fibras elásticas de la dermis se rompen dejando una cicatriz en forma de líneas sinuosas de color blanquecino o amoratadas.

Aparecen ante el aumento o la pérdida repentina de peso, por un aumento de la producción de estrógenos en la pubertad o en el embarazo, o por enfermedades que afecten la formación normal de colágeno. Hay que decir también que cada tipo de piel es diferente y que el factor hereditario es igualmente un condicionante de su aparición.

Leer más »
Publicidad

Parto prematuro: factores de riesgo

Comentar
Parto prematuro: factores de riesgo

Los partos prematuros, aquellos que se producen antes de la semana 37 de gestación, han aumentado notablemente en la última década. Aunque sólo representan un 10 por ciento de los nacimientos, la tasa de mortalidad es elevada, así como las complicaciones que puede suponer para el bebé nacer antes de tiempo.

Muchas parejas creen que el parto prematuro es sólo cuestión de suerte (o de mala suerte), que simplemente “toca”. Si bien es cierto que no siempre se puede evitar un parto prematuro, existen factores de riesgo que conociéndolos se pueden tomar las medidas necesarias para disminuir las probabilidades de sufrirlo.

En un post anterior hemos hablado de las señales de alarma del parto prematuro. Ahora nos ocuparemos de los factores de riesgo relacionados al parto prematuro, la mayoría improbables de evitar, pero también de qué puede hacer la futura mamá para evitar, o al menos minimizar, los riesgos de un nacimiento antes de término.

Leer más »

Parto prematuro: señales de alarma

7 Comentarios
Parto prematuro: señales de alarma

Cuando el nacimiento sucede antes de la semana 21 y 37 de gestación se lo considera parto prematuro. Nacer antes de tiempo puede tener consecuencias negativas para el bebé, dependiendo del grado de prematuridad, por eso es importante saber reconocer las señales de alarma de un parto prematuro.

Aproximadamente un diez por ciento de las mujeres experimentan signos de parto prematuro en algún momento del embarazo, sin embargo en muchos casos es posible detener los síntomas de parto y finalmente el nacimiento se produce a término.

Reconocer las señales de alarma es muy importante para la detección precoz de esta complicación cada vez más habitual. De esta forma, es más factible actuar a tiempo para que el bebé se siga desarrollando en el vientre materno hasta que esté preparado para nacer.

Leer más »

Preguntas frecuentes en el tercer trimestre de embarazo (III)

Comentar
Preguntas frecuentes en el tercer trimestre de embarazo (III)

Hace unos días os ofrecimos la segunda parte de esta serie de entradas en las que tratamos de responder las preguntas más frecuentes de las embarazadas dentro del tercer trimestre del embarazo.

En aquella entrada hablamos del síndrome del nido, de las molestias que ocasiona el tamaño de la barriga y de hemorroides entre otras cosas.

Hoy os ofrecemos la tercera y última entrada de las dedicadas al tercer trimestre del embarazo:

Leer más »

El método Bradley de preparación al parto

Comentar
El método Bradley de preparación al parto

Ayer os hablábamos del método Bradley para controlar el dolor en el parto, un método que propone a la pareja confiar en sus instintos y transformarse en participantes informados en el proceso del parto y que rechaza el alivio farmacológico del dolor.

Esta filosofía, que nos sonará porque se promulga con variantes desde muchos ámbitos, se ha convertido en un método "oficial", en una marca propia y registrada, las clases de preparación al parto mediante el método Bradley.

Recordemos que esta técnica, basada en la tranquilidad, en la buena nutrición y una actividad física determinada, incluye al padre como parte fundamental de las clases de preparación y también con un papel relevante durante el parto, pues sería entre otras cosas el encargado de proporcionarle el mayor bienestar y relajación a la mujer.

En cualquier caso, nosotros consideramos que el papel del padre en los cursos de preparación al parto es muy importante, sea cual sea la tendencia de estos cursillos o charlas prenatales.

Leer más »
Publicidad

Hidropesía fetal: una afección grave en el feto o el recién nacido

Comentar
Hidropesía fetal: una afección grave en el feto o el recién nacido

Una lectora nos ha contactado preguntando acerca de la hidropesía fetal o síndrome de Hydrops fetalis. Había perdido un embarazo de siete meses por esta causa y estaba muy angustiada, así que hemos investigado un poco acerca de esta afección grave que se da en el feto o en el bebé recién nacido. Esperamos que pueda ayudar a ella y a todos los padres que han pasado por lo mismo.

La hidropesía fetal es muy poco frecuente y ocurre cuando se acumulan cantidades anormales de líquido en dos o más áreas del cuerpo de un feto o recién nacido. Es un edema masivo del bebé por nacer o recién nacido potencialmente mortal. Suele provocar anemia severa, la cual puede provocar a su vez complicaciones como insuficiencia cardiaca fetal, inflamación corporal total, dificultad respiratoria o colapso circulatorio, en caso de que el bebé haya nacido.

Hay dos tipos de hidropesía fetal que se definen según la causa que las haya provocado: inmunitaria y no inmunitaria.

Leer más »

Cómo diferenciar las contracciones falsas de las contracciones de parto

Comentar
Cómo diferenciar las contracciones falsas de las contracciones de parto

Hace pocos días comentábamos que a lo largo del embarazo se producen diferentes tipos de contracciones, con diferentes características y funciones. Hoy profundizaremos un poco más en el tema y hablaremos de algo que preocupa mucho a las embarazadas: cómo diferenciar las contracciones falsas de las contracciones de parto.

Según cómo sean las contracciones se puede valorar si el parto ha comenzado o no. La frecuencia, intensidad y duración de las contracciones son parámetros que ayudan a determinar que el momento ha llegado.

Cada mujer es especial a la hora de dar a luz. Algunas mujeres casi ni sienten las contracciones de parto, mientras que otras pueden estar varios días con contracciones antes de que se desencadene el parto. Lo que sí es cierto es que para que haya parto tiene que haber dilatación del cuello uterino (excluyendo la cesárea) y esto se produce gracias a las contracciones.

Las contracciones falsas son también llamadas contracciones de Braxton Hicks en honor al médico inglés que las describió por primera vez a finales del siglo XIX. Son contracciones del músculo uterino que ocurren de forma esporádica, aunque a medida que el embarazo avanza se van haciendo cada vez más frecuentes. Su principal diferencia con las contracciones de parto es que no causan dolor, aunque pueden causar molestias, especialmente hacia el final de embarazo.

Leer más »

Hacer o no un vídeo del parto

6 Comentarios
Hacer o no un vídeo del parto

Se acerca el momento del nacimiento de tu bebé y puede que surja la idea de grabar para siempre un recuerdo de ese día. Muchas parejas se plantean si hacer o no un vídeo del parto.

Lo cierto es que es una decisión muy personal que hay que valorar a conciencia. Es una experiencia muy bonita, casi siempre, pero a la vez muy íntima, comparable tal vez a una escena de sexo. Puede resultar emocionante tener inmortalizada una vivencia tan intensa, pero hay varias cosas a tener en cuenta antes de tomar una determinación.

Lo primero que hay que saber es si permiten grabar el parto en el centro donde vayáis a dar a luz. En muchos no lo permiten y en algunos sólo permiten a la pareja estar detrás de la mujer y no delante por lo que las tomas serían solamente de ese ángulo. Por otro lado, no sé si muchos hombres se atreverían a estar “del otro lado”.

Por supuesto, la madre debe estar de acuerdo y tiene que ser algo que hayáis hablado antes del parto. A nadie le gustaría en pleno trabajo de parto llevarse la sorpresa de estar siendo grabado. Además, en ese momento es fundamental el apoyo de la pareja y estar ambos centrados en lo verdaderamente importante: el nacimiento de vuestro hijo.

Leer más »

El síndrome de las piernas inquietas puede reaparecer tras el parto

Comentar
El síndrome de las piernas inquietas puede reaparecer tras el parto

El síndrome de las piernas inquietas se caracteriza por una molestia en las piernas al dormir que provoca una necesidad de moverlas para obtener alivio. Es una molestia del último trimestre de embarazo bastante frecuente que puede reaparecer tras el parto.

Se siente consquilleo, tirantez, dolor, quemazón o frío, sensaciones desagradables que obligan a cambiar constantemente de postura afectando el descanso de la embarazada.

Para preocupación de las embarazadas que lo sufren o han sufrido, una investigación sobre este trastorno acaba de revelar que un cuarto de las mujeres que han desarrollado los síntomas en el embarazo, vuelven a tenerlos después de dar a luz.

Leer más »
Publicidad

Ver más artículos