Sigue a Bebesymas

nina_balcon.JPG

El balcón o la terraza suele ser una estancia de la casa que llama mucho la atención a los niños, ven cosas nuevas, respiran aire renovado y hay mucho que investigar. Son muchos los padres que vetan a sus hijos la salida a esta espacio del hogar, el miedo de que se produzca un accidente es la causa, pero vayamos por puntos a ver qué tenemos que vigilar para que toda la familia podamos gozar de nuestro balcón o terraza, eso si, los pequeños siempre en compañía de algún adulto, por lo que el acceso debe contar con un sistema de bloqueo que impida que un niño pueda abrir la puerta.

Según la ley, la distancia entre los barrotes de una barandilla o reja no puede superar los 12 centímetros para que un niño no pueda colarse entre los huecos. También las barandillas deben contar con una altura mínima de seguridad, entre 100 y 110 centímetros como mínimo, dependiendo de la altura de la vivienda. Ten en cuenta que no deben contar con elementos de vidrio o cristal.

Ya dentro de nuestra responsabilidad, se encuentra el no disponer de ningún objeto cerca de la barandilla donde los niños se puedan subir, ni banquetas, ni maceteros, ni cualquier objeto decorativo por el que se pueda trepar.

Si tenemos plantas, hay que tener en cuenta que hay una etapa en la que los niños se llevan todo a la boca, y una de las cosas que les llama la atención es la tierra de las macetas. Entre los productos que se echan y los insectos que pueden haber, tenemos que poner especial atención para que el pequeño no corra riesgos.

También hay que procurar de no colocar en alto los maceteros, ni sobre alguna base de la que pueda caer y dañar al niño. Lo mismo hay que hacer con otros objetos decorativos, pero esto no debe provocar que el suelo no esté despejado, pues los tropiezos y las cosas al alcance de su mano, también pueden causarle daños.

No te confíes por tener una malla de protección o una mosquitera, pues no evita las caídas, si es un espacio grande, lo mejor es habilitar un área de recreo para el pequeño, cuanto más delimitado esté, mejor comprenderá cuál es el espacio que le tiene protegido.

Otros riesgos en terrazas y balcones pueden encontrarse si descuidamos esta estancia de la casa y aparecen los barrotes oxidados o un poco sueltos, las humedades, los suelos irregulares, objetos resquebrajados, etc. Cualquier pequeña cosa en mal estado, puede causar una lesión a quien no conoce los riesgos.

En el post Medidas de seguridad en balcones y terrazas para los niños encontrarás más detalles a tener en cuenta a la hora de que tu hijo disfrute con seguridad de tan agradable estancia de la casa.

Vía | Consumer

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario