Síguenos

vacuna

La vacuna triple vírica (sarampión-rubéola- parotiditis) está incluida en el calendario vacunal en dos dosis, la primera a los 15 meses y las segunda a los 4 años. Contiene, en valores muy pequeños, trazas de proteína de huevo. Son valores muy bajos para que causen una reacción en un niño alérgico al huevo, pero no es imposible.

En España, la vacuna se obtiene mediante cultivos en fibroblastos de embrión de pollo, por lo que contiene entre 0,5 y 1 nanogramo por 0,5 ml dosis de ovoalbúmina, trazas de proteínas del huevo. Sin embargo, la frecuencia de reacciones alérgicas después de administrarla a niños alérgicos es muy baja y sólo de menos de 2 a 10 casos de anafilaxia (reacción alérgica severa de todo el cuerpo) por cada millón de dosis administradas.

Por su baja incidencia, la alergia al huevo no se considera una contraindicación para aplicar la vacuna triple vírica, es decir, se la considera segura, pero sí es necesario seguir ciertas recomendaciones:

1) Todos los niños alérgicos al huevo pueden vacunarse en su centro de vacunación con la vacuna triple vírica habitual, debiendo permanecer en el centro 30 minutos tras la vacunación.

2) Los únicos niños que necesitan vacunarse en un hospital son los que han tenido reacciones cardiorrespiratorias graves tras la ingesta de huevo.

3) Solo los niños que hayan tenido una reacción anafiláctica con una dosis de triple vírica no deben de ser vacunados con una segunda dosis. Estos niños deben ser correctamente evaluados en busca de otras alergias.

Vía | Vacunas.org
Más información | Madrid.org
En Bebés y más | Alergia a los huevos

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario