Sigue a Bebesymas

Vacuna bebe2.jpg

Hace unas semanas Lola nos comentó los posibles métodos que se pueden llevar a cabo para eliminar o apaciguar el dolor físico de los bebés ante diferentes técnicas sanitarias y quiero rescatar este tema por algo que me ha sucedido hoy mismo en una clase sobre vacunas que me han impartido.

Según la profe hay dos corrientes al respecto del dolor en los bebés y niños ante una vacunación. Unos autores están de acuerdo en evitar el dolor y otros comentan que las vacunas son así, que duelen y que lo tienen que vivir o incluso que no deben dolerles tanto como se cree.

Posibles técnicas para evitar el dolor ante una administración vacunal serían:

Tratamiento con anestésicos tópicos

La mezcla eutética de crema anestésica (EMLA) aplicada bajo un apósito oclusivo logra analgesia durante la inyección y durante 24 horas después.
Debe aplicarse más o menos una hora y media antes de la administración de la vacuna aplicando un poco de crema en la zona y tapándola con un apósito (gasas y esparadrapo) que se retirará antes de aplicar la inyección (o antes de entrar a la consulta). Existen parches ya preparados cuya pauta de administración es idéntica, es decir, colocar el parche una hora y media antes y retirarlo al ir a administrar la vacuna.

Ante las vacunas de virus vivos (triple vírica, gripe, varicela) cuya administración es subcutánea se sospecha que pueda producir un descenso de la inmunidad de la vacuna, sin embargo en los ensayos efectuados al respecto no se ha demostrado tal sospecha.

Tratamiento con analgésicos orales

La administración de paracetamol o de ibuprofeno antes de la vacunación también disminuye el dolor de las vacunas. Para que sea efectivo deben haber pasado unas 6 horas y continuar con la administración del mismo durante 24 horas.

Tratamientos no farmacológicos

La presión local sobre la zona a pinchar durante unos 10 segundos antes del pinchazo disminuye levemente el dolor. Una cucharada de azúcar antes de la administración también puede disminuir las molestias.

Pinchar a los niños estando en brazos de sus padres o incluso, si toman pecho, mientras son amamantados son buenos sistemas para que el niño esté más relajado y sienta menos dolor.

En niños de mayor edad son eficaces técnicas de respiración y distracción como “alejar el dolor soplando”, utilizar sopladores festivos (alias “matasuegras” - ¿por qué se llamarán así?), hacer burbujas de jabón, leer libros, cantar alguna canción o usar música.

Una vez explicadas las medidas para minimizar el dolor derivado de la administración de las vacunas os explico el diálogo con la profe en el siguiente post.

Más información | AAP, FacMed, AEP
En Bebés y más | Las vacunas, cómo evitar el dolor y mi diálogo con la “profe” (II), Métodos para aliviar el dolor en bebés, El tratamiento del dolor en los bebés prematuros, Una cucharada de azúcar antes de la vacuna para aliviar el dolor

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios