Sigue a

Ordenador antes de dormir

El sonambulismo es un trastorno del sueño que ocurre cuando las personas caminan o realizan otra actividad estando aún dormidas. Puede ocurrir a cualquier edad, pero el sonambulismo sucede con mayor frecuencia en los niños de cinco a doce años, y parece ser hereditario.

En la actualidad se está detectando un aumento de este trastorno en los niños, y la presencia de elementos informáticos en las habitaciones infantiles podría ser una de las causas según el presidente de la Asociación Española del Sueño (Asenarco) y coordinador de la unidad de Pediatría de Hospital Quirón Valencia, el doctor Gonzalo Pin.

Las causas más habituales que se relacionan con el sonambulismo son las siguientes:

  • Antecedentes de este problema en la familia: la tendencia a padecer sonambulismo puede heredarse, ya que está demostrado que el 80% de los niños con sonambulismo tiene algún familiar con este problema.
  • Desarrollo inmaduro del cerebro: el sonambulismo puede reflejar etapas del desarrollo en el que nuestro cerebro aún es inmaduro y por eso el niño tiene dificultad para salir completamente del sueño muy profundo o despertarse, produciendo un despertar incompleto.
  • La fiebre y ciertos medicamentos pueden aumentar las fases de sueño profundo haciéndolas aún más profundas lo que puede ayudar a que puedan aparecer episodios de sonambulismo.
  • La falta de sueño o tener horarios de sueño irregulares puede provocar que las fases de sueño profundo sean aún más profundas y de nuevo pueden puede ayudar a que puedan aparecer episodios de sonambulismo.

Precisamente este último factor (en combinación con una base desencadenante) estaría relacionado con la presencia de ordenadores en la habitación, ya que propiciarían que el niño se acueste más tarde y padezca cansancio y “sueño crónico”, no por el mero hecho de que estén en la habitación, sino porque son utilizados por las noches.

Por suerte los episodios de sonambulismo suelen desaparecer con el tiempo, y lo que se puede hacer para tratarlos es mejorar el sueño.

En este sentido, los buenos hábitos están encaminados a evitar la falta de sueño, evitar tomar pastillas para dormir, no ingerir sustancias excitantes ni realizar actividades o juegos violentos (de ordenador, películas…) que dejen al niño nervioso. Al contrario, hay que buscar un ambiente relajante.

Yo creo que es cuestión de lógica. Si a los adultos nos afecta una película de miedo, violenta o un juego de acción antes de dormir, si recomiendan que hay que “desconectar” de la tecnología un tiempo antes de irnos a dormir para poder prepararnos para el descanso, lo mismo sucede con los niños.

Y, al margen de que el uso de los ordenadores pueda aumentar los casos de sonambulismo en los niños, hay muchas otras razones para no dejar que los niños estén frente a una pantalla mucho tiempo, tampoco antes de dormir.

Vía | Psiquiatría
Foto | deryckh en Flickr-CC
En Bebés y más | Parasomnias infantiles: sonambulismo en los niños, El 30% de niños menores de 5 años padecen trastornos del sueño, ¿Pegado todo el día a los videojuegos? Algunas opciones diferentes

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario